A pensar y trabajar por un mejor consumo de carne | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-27 18:30:13

A pensar y trabajar por un mejor consumo de carne

Hemos terminado una serie de artículos sobre las carnes y por los comentarios de algunos lectores, puede que su sentido no hubiere quedado completamente claro, por lo que siempre es mejor decir lo que se va a decir, decirlo y luego decir lo que se dijo.
A pensar y trabajar por un mejor consumo de carne

La estructura  del negocio de las carnes es incompleto y fraccionado; los esfuerzos de los empresarios se ven truncados y los consumidores y la economía del país se acostumbraron a una alimentación costosa, con claras consecuencias en la nutrición de gran parte de nuestra población, restándole además posibilidades en educación, salud y recreación.

Países con similar ingreso per cápita y condiciones geográficas, consumen el doble de los 42 kilos anuales que hoy adquieren los colombianos, y tenemos 36% de compatriotas con deficiencias nutricionales con sus correspondientes consecuencias en su salud y capacidad de aprendizaje. Conozco muchísimos empresarios capaces, luchando toda una vida por mejorar, realizar empresas que persistan y sin embargo, con resultados que no alcanzan la magnitud para lograr cambios sustanciales.

No me siento el poseedor de la verdad pero por la experiencia en el manejo de empresas del sector y en el campo gremial, considero como responsables de esta realidad el fraccionamiento y falta de integralidad en la concepción de la cadena alimentaria, con negocios en diferentes  etapas, gremios con gran capacidad de influenciar las decisiones del estado a favor de uno y otro, la falta de políticas de estado de largo plazo por más de un siglo, que ha traído como consecuencia una legislación enredada que parte de estructura de propiedad de la tierra hasta la normatividad del Invima para la comercialización, sin capacidad del estado de hacer cumplir a cabalidad la ley, permitiéndose la informalidad y la corrupción.

El sentido del Ajedrez agropecuario no es presentar actas de defunción ni descalificar esfuerzos. Es incitar al análisis  que pueda llevar a estrategias racionales que contribuyan a sacarnos del atraso.

La internacionalización de la economía colombiana está obligando a toda la clase empresarial del país y al estado a repensar el camino. Cómo me alegra que Confecamaras para su asamblea anual en Bucaramanga esta semana, tenga como fondo de estudio el tema de la estrategia y haya invitado al profesor Joel Kurtzman, experto en análisis sobre los impedimentos de los países por la falta de claridad en la concepción y aplicación de las normas y regulaciones del país, y traiga como conferencistas a  empresarios como Alejandro Salazar y José Alberto Vélez,  dándole la oportunidad a los empresarios de la región de participar en estos análisis.

Hay caminos para superar las dificultades y hay que hacerlo con inteligencia. Estoy seguro que con la unión de todos en el enfoque integral, Colombia podrá doblar el consumo de carnes no sólo por un mejor ingreso per cápita, sino por la capacidad de las empresas que están trabajando en ello, de dar un producto de mejor calidad a precios a los que pueda acceder toda la población.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad