El fraude no paga | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
24ºC
Actualizado 03:04 pm

El fraude no paga | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-12 02:19:15

El fraude no paga

Luis era casi un indigente que vivía en las calles de Cartagena y Laura una sensual joven bogotana que le juró amor eterno y lo invitó a la capital del país para iniciar una nueva vida. Ese sería su fin y la consumación de un macabro fraude.
El fraude no paga

Una vez en Bogot√° la mujer le propuso marcharse juntos a Estados Unidos, pero le dijo que era necesario tener un ¬ďjugoso¬Ē seguro de vida. Lo visti√≥ con las mejores galas y le cre√≥ falsas empresas para obtener las p√≥lizas. A las pocas semanas Luis fue asesinado, y Laura, en el papel de afligida viuda, cobr√≥ millonarias sumas en Colombia y en el exterior.

El Instituto Nacional de Investigaci√≥n y Prevenci√≥n del Fraude, INIF, que se encarga de estudiar, informar, capacitar y prevenir a las empresas aseguradoras del pa√≠s, denunci√≥ el caso como el m√°s grave detectado por ese tipo de entidades el a√Īo pasado.

Pero no es el √ļnico. Los hay relacionados con el tema de vida, veh√≠culos e inmuebles, y se constituyen en una tendencia en crecimiento en el pa√≠s.

S√≥lo los desfalcos cometidos con autom√≥viles superaron los $108.000 millones el a√Īo pasado (2007); por p√≥lizas de vida no hay cifras exactas, pero las modalidades se han vuelto m√°s comunes: personas que fingen su muerte o, incluso, que asesinan para cobrar millonarias cifras.

¬ďFraude de seguro ocurre cuando la gente enga√Īa a la compa√Ī√≠a o agente para cobrar dinero al cual no tiene derecho. Es un flagelo contra el que las aseguradoras tenemos que unirnos para luchar¬Ē, dijeron investigadores de Fasecolda, entidad que agremia al sector de los seguros en el pa√≠s.

Mentiras piadosas

Seg√ļn Inif, existen varias clases de fraude: duros y blandos.
Los duros son aquellos que incluyen conductas que se castigan penalmente. ¬ďAlguien simula deliberadamente un accidente, lesi√≥n, robo u otra p√©rdida para cobrar dinero de forma ilegal de una compa√Ī√≠a de seguro¬Ē, explic√≥ el gerente del Instituto, Laude Fern√°ndez.

Las autoridades han detectado que en este tipo de delitos generalmente intervienen maleantes por cuenta propia, pero se está convirtiendo en una modalidad en la que también participa el crimen organizado.

En este tipo se sit√ļa el caso de Luis, cuyos asesinos ya se encuentran tras las rejas, al detectarse que era una banda la que trataba de poner ¬ďde moda¬Ē esta clase de crimen.

Tambi√©n se incluye en este tipo de fraude el cometido por quienes fingen sus propias muertes o las ajenas para hacerse con el bot√≠n pagado por las aseguradoras. ¬ďEl 6 de abril de 2005 fue capturado por el CTI de Santa Marta un ex fiscal de Plato (Magdalena), por falsificar el acta de levantamiento del cad√°ver de un hombre que fingi√≥ su muerte por atropellamiento. La supuesta v√≠ctima era un comerciante de 45 a√Īos, y su viuda reconoci√≥ el cuerpo. Pero durante la revisi√≥n de las fotograf√≠as del levantamiento se vio a un cuerpo que no correspond√≠a al de una persona arrollada y el rostro del cad√°ver que parec√≠a sudar¬Ē, explicaron los expertos de INIF.

El caso tom√≥ dimensiones a√ļn m√°s sorprendentes cuando durante la investigaci√≥n varios testigos aseguraron que hab√≠an visto al comerciante en Valledupar, su ciudad natal, celebrando con el dinero que consigui√≥ al hacerse pasar por muerto y reclamar a la compa√Ī√≠a aseguradora la indemnizaci√≥n de vida.

Tambi√©n est√°n los fraudes que se hacen con ¬ďmentiras piadosas¬Ē, que aunque el asegurado cree que no son perjudiciales, tambi√©n pueden convertirse en delito.
¬†Son los casos, por ejemplo, del due√Īo de un carro que aumenta la reclamaci√≥n de un choque de menor importancia, de manera que se cubra el monto deducible; o del que reporta un valor superior al del radio que le hurtaron del carro o del televisor sustra√≠do de la casa o apartamento. Tambi√©n est√°n los empresarios que declaran menores sueldos de sus trabajadores para disminuir los costos de salud, pensi√≥n o riesgos profesionales.

Automóviles, los más afectados

Aunque las aseguradoras han detectado un mayor crecimiento del fraude en otros ramos, el sector del transporte y vehículos sigue siendo el más afectados.
¬ďHemos detectado autorrobos, accidentes fingidos y el cobro de da√Īos que nunca han ocurrido. Tambi√©n est√°n cargas que desaparecen, asaltos en mitad de la v√≠a a camiones con mercanc√≠as, entre otros¬Ē, dijo Jorge Cabrera, gerente t√©cnico del INIF.

De acuerdo con investigaciones del Instituto, la modalidad m√°s com√ļn es el autorrobo, usada especialmente para tratar de recuperar el valor del autom√≥vil en momentos que disminuye considerablemente su precio.

¬ďUn teniente del Ej√©rcito en servicio activo report√≥ a su compa√Ī√≠a el robo de su veh√≠culo un 26 de febrero. Seg√ļn su versi√≥n, le prest√≥ el carro a un compa√Īero a quien se lo robaron en la carretera que de Bogot√° conduce a Carmen de Apical√°. El fraude se detect√≥ porque una sucursal de la misma compa√Ī√≠a, pero en Bucaramanga report√≥ la suscripci√≥n de una nueva p√≥liza para el carro que supuestamente hab√≠a sido robado. Durante la investigaci√≥n se estableci√≥ que una tercera persona ¬Ėc√≥mplice de los dos anteriores- puso en venta el veh√≠culo. La compa√Ī√≠a denunci√≥ penalmente a los implicados¬Ē, narraron los miembros de la Instituto.

El Soat es otro seguro que no est√° exento del fraude. Seg√ļn Fasecolda, se han detectado a personas que declaran informaci√≥n falsa sobre los veh√≠culos para que el costo sea menor.

Lo claro es que, seg√ļn las aseguradoras e INIF, la √ļnica forma de lograr que este tipo de delitos sea erradicado, o por lo menos disminuido, es uni√©ndose, creando bases de datos, comparando y compartiendo informaci√≥n.

¬ďSiempre habr√° quienes quieran defraudar a las aseguradoras; pero est√° en manos de nosotros luchar contra ello. No podemos guardarnos los casos o las dudas, hay que compartirlas con otras empresas y generar bases de datos¬Ē, agreg√≥ Jorge Cabrera.

lista
Esté alerta

Usted puede participar, sin saberlo, en un fraude a una aseguradora. Las compa√Ī√≠as hacen las siguientes recomendaciones para que no termine pagando por un delito:

? Nunca firme formularios de reclamación de seguro en blanco.
? Solicite facturas detalladas de reparaciones y servicios médicos. Revíselos con cuidado para verificar que no haya errores.
? Verifique que los ¬ďservicios gratis¬Ē no est√°n en realidad ocultos en su cuenta de seguro.
?Tenga cuidado al comprar seguros de vendedores ambulantes o telefónicos.
? Sospeche si el precio del seguro parece demasiado bajo comparado con el resto en el mercado.
? Guarde en secreto su n√ļmero de identificaci√≥n de seguro; los delincuentes pueden rob√°rselo e involucrarlo en sus estafas.
? Tenga cuidado si se le cruza un auto de repente y lo obliga a seguirlo peligrosamente cerca. Le podrían estar haciendo una trampa de choque fingido.
? Después de un choque, tenga cuidado de los desconocidos que le ofrecen dinero rápido o le recomiendan que vaya a una clínica, un médico o un abogado específicos. Pueden pertenecer a una banda de fraude.

OTROS CASOS DESTACADOS

Una persona conduc√≠a su lujoso autom√≥vil cuando se estrell√≥ contra un colectivo. El choque le ocasion√≥ da√Īos leves en la parte trasera. Sin embargo, el conductor aprovech√≥ la circunstancia para hacerle un arreglo general a su carro, que ten√≠a golpes diferentes. Tal vez esta es la explicaci√≥n por la cual en el informe de tr√°nsito aparecen reportados da√Īos en el bomper, la compuerta, los stop traseros y tambi√©n en la parte delantera del veh√≠culo, a pesar de que en esos punto no ocurri√≥ el impacto.

Durante el an√°lisis de los da√Īos delanteros del carro, que ten√≠a vigente su p√≥liza de seguro, el perito descubri√≥ que uno de los stop ten√≠a pintura verde y no amarilla, como la del colectivo comprometido en el accidente. Adem√°s, la forma del golpe indic√≥ que hab√≠a sido de lado y no frontal como en el accidente que se report√≥ para el cobro del seguro.

Un Nissan Sentra, modelo 1996, asegurado por $20.700.000 fue reportado como robado. Su propietario reclam√≥ a la compa√Ī√≠a se seguros argumentando que lo dej√≥ frente a su residencia y no lo encontr√≥ cuando sali√≥. Pero el propietario no sab√≠a que ese tipo de carro no est√° en las estad√≠sticas de alta frecuencia de hurtos, dato que alert√≥ a los investigadores. La verdad fue que el reclamante vendi√≥ el carro y 15 d√≠as despu√©s lo report√≥ como hurtado, con sustento en documentos falsos de denuncia y traspaso.

En ese caso la compa√Ī√≠a de seguros llam√≥ a la nueva propietaria del carro, que circulaba en Medell√≠n, quien les corrobor√≥ el fraude al comprobar que se lo hab√≠a comprado al asegurado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad