Publicidad
Publicidad
Mié Dic 7 2016
25ºC
Actualizado 01:36 pm

La crisis social que comienza | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-30 05:00:00

La crisis social que comienza

El paro de los corteros de la caña  que comenzó el pasado 15 de septiembre es el más crítico movimiento de los últimos años y destapa grandes llagas sociales y laborales.
La crisis social que comienza

Por eso ha sido el paro que más propaganda negra en su contra ha tenido últimamente, buscando atomizarlo. Atrás quedó el intento de volcar en su contra a amplios sectores sociales al señalar que eran los causantes del aumento del precio de la gasolina. Siguió el intento de desprestigiarlo acusándolo de estar penetrado por las Farc (a lo que hizo eco el Presidente Uribe). Ambos fracaron.

¿Qué llevó a los corteros a acabar con 30 años de paz laboral? Las precarias condiciones en que laboran por esa figura llamada Cooperativas de Trabajo Asociado, que con gran impulso surgió en el año 2000, heredera de otro Frankenstein laboral: las empresas asociativas de trabajo.

Estas figuras, creadas en desarrollo del modelo neoliberal de la economía hicieron que se “secara” la figura de la contratación laboral directa y hoy el 90% de los 18 mil corteros para poder trabajar tienen que formar parte de alguna de las 23 cooperativas de Trabajo Asociado con las que contratan los 7 grandes ingenios azucareros.

Así los corteros dejaron de ser empleados de los ingenios y pasaron a ser a la vez patronos y trabajadores, por lo que su jornada laboral pasó de 8 horas diarias a 12, no tienen prestaciones sociales, ni vacaciones, ni  les cubren riesgos profesionales, deben pagar su aporte en salud en forma doble (como patronos y trabajadores), la caña que cortan se la compran los ingenios al peso global y cada uno con un ingreso promedio mensual entre $ 400 mil y $ 600 mil pesos deben, además, pagar educación de sus hijos, vivienda, alimentación, vestuario, etc. De allí el paro.

En tanto, los ingenios han disminuido la producción de azúcar y han aumentado la de etanol que tiene subsidio pagado con dinero de los contribuyentes y deja cerca de un 100% más de utilidades.

Si inteligentemente no actúa el Estado, probablemente viviremos una época de severos sismos sociales.

***
Hace pocos días la vida me permitió percatarme que tengo fabulosos amigos. Por los gestos de fraternidad y generosidad de ellos vale la pena vivir. Mil gracias a todos y a cada uno de aquellos que han sido, son y serán mis amigos.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad