Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
23ºC
Actualizado 05:14 pm

Palabras Inútiles | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-09-30 05:00:00

Palabras Inútiles

El miedo está en la raíz misma de la condición humana, y hace milenios que se usa como arma política, tan importante como haber incorporado el fuego a las civilizaciones.
Palabras Inútiles

Dice el escritor Maupassant  que el miedo es–citado por Jean Delumeau, en su extraordinario libro El miedo en Occidente- “una sensación atroz, una descomposición del alma, un espasmo horrible del pensamiento y del corazón cuyo solo recuerdo proporciona al alma estremecimientos de angustia”.

Como la mentira, ha desplegado todos sus poderes en las últimas décadas, de manera sistemática, global, industrializada, con todo el aparataje mediático a su servicio. El analista español José Ignacio Torreblanca ha dicho ayer en El País, que estamos en la “presidencia del miedo”, refiriéndose a Bush.

“Los congresistas temen más a Bush que a Al Qaeda”, señala. Y no es para menos, ahora que no hay comunismo internacional con poder nuclear (URSS) que pueda amenazar al capitalismo, o ser presentado como la “mayor amenaza”,  como Bin Laden o Al Qaeda, es decir el terrorismo internacional, el último fantasma del miedo desde que ocurrió el 11-S.

Lo que tenemos ahora –en realidad hace varias décadas- es capitalismo contra capitalismo. Hace 17 años que el francés Michel Albert publicó su famoso libro (con este título; Paidós), en términos  premonitorios, ante la caída de la URSS, pero no le alcanzó la imaginación para describir la terrible estrategia que se avecinaba: el capitalismo del desastre, y la respectiva reaparición del denostado Estado corporativista, sacado del corazón del totalitarismo, para hacerlo realidad.

Después del “lunes sangriento” Bush trazó escalofriante cuadro del desastre que se avecina para el “amado pueblo americano”, si el Congreso no suelta al Secretario del Tesoro, la bobada de 700 mil millones de dólares, con carta blanca. Auténtico Estado de Sitio financiero, pura dictadura financiera, que irá más allá, si es necesario. La Constitución es lo de menos, como ya lo ha demostrado en Afganistán, Iraq, Guantánamo. ¿Y quiénes serán los beneficiarios? Los magnates corporativistas, los propietarios del desastre.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad