Cómo confrontar a un 'viejo verde' | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Lunes 20 de Octubre de 2014
Publicidad
Publicidad
Galería
Viernes 14 de Enero de 2011 - 04:07 PM

Cómo confrontar a un 'viejo verde'

No se deje timar por una persona de estas, es importante que sepa pararse sobre la raya. Aprenda a exigir respeto.
(Foto: Tomada de Internet)
Viejo verde, cochino, aprovechado, morboso. Estas son algunos de los pocos ca-lificativos que usted usaría cundo de referirse a un viejo atrevido y mal inten-cionado se tratara. Pero más allá de la lista de ofensas, aprenda a encararlos.

Que una persona se quede admirando su belleza, vaya y venga, pero que tenga que soportar a una persona que le habla con morbo, que la desnuda con la mirada y que se le insinúa o acosa con palabras obscenas y propuestas atrevidas, ya es a otro nivel.

No hay nada como los elogios con tacto, eso, a cualquier mujer le halaga.

Pero existen personas que no sólo se toman atribuciones que no le corresponden sino que además se creen con la confianza suficiente o la grosería por delante para hablarles a las personas sobre sus atributos físicos y lanzar así como así insinuaciones que se salen de la esfera del respeto.

Ante eso no hay nada más que ser lo suficientemente inteligente para poner en su sitio a ese tipo de personas.

No permita que por miedo o temor alguien termine pasándose de la raya con usted. Tampoco crea que de decirle algo a esa persona, usted quedará como una niña inmadura que se asusta por todo.

Lo importante es llenarse de valentía para abordar a cualquier 'viejo verde', ya sea en su oficina, en su conjunto residencial o en su universidad.

 

Voz de experta

María Cristina Botero

Psicóloga organizacional

¿De qué forma podemos confrontar a un viejo verde? ¿Cuál es la mejor forma de hacerlo?

Una persona verde quiere amedrentar al otro, le gusta retar al otro, por eso suele hablar con sarcasmo, y por eso busca a personas débiles que se sientan víctimas de la situación para así aprovecharse.

Una persona que no es capaz de confrontar al otro es porque tiene baja autoestima, es una persona que se deja timar.

Si yo tengo conocimiento de lo que soy, sé poner límites a ese tipo de situaciones. Una persona con alta autoestima es capaz de decir al otro "a mí me respeta" o "eso no es conmigo" o "no me gusta el tono con el que estás hablándome" o "si te gusta comentar ese tipo de cosas, habla con otras personas". La idea es ser capaz de poner límites. Importante también asumir una actitud de no aludido y no creer que todas las cosas son para mí.

En cuestión de comentarios de tipo sexual que sean directos, debemos decir con total convicción y madurez, pero ante todo con respeto, "por favor respétame, yo tengo mi pareja". Las personas que no dicen nada en ese momento dejan abiertas las cosas y es ahí cuando empiezan los enredos al dejar promover ese tipo de comentarios.

Muchas personas creen que pueden manejar la situación y no ponen límites, lo cual hace que se generen conflictos malucos.

 

Cuando los 'verdes' se aprovechan de sus altos cargos

Existen personas de baja reputación y cero valores, que terminan aprovechándose de sus cargos, ya sea como docentes o como jefes superiores para volverse 'gallinazos'. Son capaces de aprovecharse de otra persona del sexo opuesto, cuando ésta se muestra débil. Ya sea ante una nota para culminar su semestre o ante la necesidad de continuar en el trabajo, después de los meses de prueba.

Otros, sencillamente, sin contar con grados de superioridad, se lanzan al asecho de sus presas y las desnudan con palabras y miradas morbosas.

¿Cómo abordar ese tipo de situaciones?

La psicóloga María Hernández Cabarique explicó que "es posible que si esa persona morbosa es del campo laboral, quien es atacada por sus comentarios se sienta vulnerada, pues tiene miedo de perder el trabajo. Sin embargo, debe llenarse de valor para acercarse a la persona y decirle "no me gusta que hagas ese tipo de comentarios", "te exijo respeto, pues no te he dado ningún tipo de confianza". Debemos tener claro que frente a chistes obscenos, burlas, como profesionales debemos poner el límite".

 

Pregunta y respuesta

María Hernández Cabarique

Psicóloga

¿Cómo puede llenarse de valor una persona que se siente acosada por otra , ya sea un compañero de trabajo, o un vecino, un amigo de su familia, para que ponga límite a comentarios morbosos y fastidiosos?

Respecto a las miradas, es posible que no podamos controlarlas, más en un hombre, pero cuando somos capaces de dejar las cosas claras, cuando no caemos en la coquetería, cuando tenemos una forma de vestir adecuada, no vamos a vernos expuestos a este tipo de situaciones en un alto grado.

En el caso de que la situación se dé con un vecino, este espacio es más propenso para que nuestra pareja se dé cuenta de la situación. Por eso debemos dejar de frecuentar algunos espacios donde sabemos que vamos a encontrarnos a esa persona que nos fastidia, pero sin caer en escondernos, pues de eso no se trata.

Debemos ser formales, decir las cosas que no nos gustan al otro, sin ofender, sin alterar al otro. Otra buena estrategia es ignorar a la persona, hasta tal punto que se aburra con el mismo discurso.

¿Qué no podemos olvidar en el momento en que tengamos a la persona de frente y queramos exponer nuestro punto de vista frente a la situación?

Siempre debemos decir las cosas con respeto y mirando a la cara. Debemos transmitir mucha seguridad en nuestras palabras, para que la otra persona no termine aprovechándose de la situación para realizar otra burla.

Debemos ser muy claros, decentes, demostrar esa madurez y convencimiento de lo que estamos diciendo para que a la persona no le quede duda de lo que queremos, que en este caso es el respeto.

¿Es importante después de ese tipo de episodios tomar distancia?

Claro que sí, el distanciamiento es importante, ya que muchas personas son así de morbosas o machistas, incluso por cultura y ven esos comentarios subidos de tono de forma folclórica. Debemos alejarnos de esos comentarios, chistes, morbo, malicia, demostrar que no tenemos ningún tipo de interés en lo que dicen, que nada de eso nos da risa y que al contrario nos aburre.

 

¿Le cuento a mi pareja o a alguien cercano? ¿Y si mi pareja es violenta?

Los expertos consultados dejaron clara la importancia de abordar el tema de manera personal, sin involucrar a terceros. Esto como primera medida.

"Lo importante es que la mujer sea capaz de poner los límites, pues los hombres tienden a ser más impulsivos, pero si hay la confianza suficiente y la pareja es racional y sabe cómo manejar ese tipo de situaciones, se debe confiar en el otro, teniendo claro que la solución nunca será irse a los golpes", dijo la psicóloga María Hernández Cabarique.

En el caso de que el 'viejo verde' viva en nuestro condominio y sea inevitable que la pareja se entere, "lo mejor es acudir a una comunicación asertiva en pareja, donde se expone la situación y se deja claro que no hemos dado ningún tipo de confianza a esa persona y que no estamos siendo partidarias de ese comportamiento". Así lo explicó Hernández Cabarique, quien enfatizó que el tema puede ser complicado por cuestión de celos, de orgullo, pero es importante que entre los dos logren evadir la situación y no presten importancia a esa persona que sólo quiere fastidiar.

 

¿Qué actitud debo asumir cuando quiero encarar a ese tipo de personas?

1. No debe terminar convertida en una "vendedora de verduras" de una plaza de mercado, pero sí puede utilizar un tono de voz contundente en el que demuestre toda la madurez del caso para decir "creo que no tenemos el más mínimo grado de confianza y que te estás equivocando conmigo".

 2. Al poner los puntos sobre las íes, mirar con total seriedad a la persona, a los ojos y sin exaltarse, usted debe volver a su puesto, guardar las distancias con esa persona y dejarle claro que usted no es lo que esa persona piensa.

3. Importante que no se preste para esos juegos, que no le celebre sus chistes con otras personas y que trate de ignorar a la persona. Así el mensaje estará claro.

4. Eso sí, trate de no estar sola en ningún espacio en el que esa persona pueda aprovecharse pero tampoco se vaya al extremo de demostrarle miedo.

5. En el caso de que se encuentre un viejo verde en su oficina, lo mejor es que usted responda por su trabajo con excelencia para que no haya ningún motivo adicional que le permita a la persona en mención, tomar ventaja.

 

Publicada por
Paola Bernal
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones