La guerra política | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 10:22 pm

La guerra política | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-01 05:00:00

La guerra política

Es tan dura como la de las balas; dentro de las distintas formas de lucha que emplean los grupos al margen de la ley es exitosa por el apoyo interno y externo que recibe haci√©ndole gran da√Īo a las instituciones.
La guerra política

Va corroyendo los cimientos del Estado bajo la mirada indiferente de muchos. Con tendencia a parecer una nación autista, poco le servirá el berrinche cuando despierte a la realidad.

La espina dorsal de este gobierno es la Política de Seguridad Democrática y los soportes sobre los cuales se sustenta son: sus Fuerzas Armadas y el respaldo de un pueblo que la apalanca.

No hay duda que el deteriorar la imagen de un ejército que está en las encuestas en el primer lugar  ha sido el blanco permanente. Después de un proceso de reingeniería (como dicen los administradores), se dieron cambios sustanciales en todos sus frentes, no solo en aquel que le permitieron llevar a cabo las operaciones exitosas con las cuales debilitaron a los grupos al margen de la ley, sino en lo atinente al respeto de los Derechos Humanos  y el Derecho Internacional Humanitario. Este no es un Ejército asesino como algunos pretender mostrar.

Cuando la semana pasada salieron a la luz p√ļblica los hechos relacionados con los j√≥venes oriundos de Cundinamarca que aparecieron en fosas comunes en Oca√Īa y Cimitarra, y que al parecer fueron reclutados para actividades que por sus ofertas econ√≥micas corresponder√≠an a actividades al margen de la Ley, mostraban interrogantes que deb√≠an ser aclarados por las autoridades competentes. Sin embargo, sin f√≥rmula de juicio, ya hay voces condenando a la Instituci√≥n.

La flaqueza del Ministro al tratar el tema, no para asumir una responsabilidad pol√≠tica sino creando un hecho pol√≠tico, sembr√≥ de dudas a la opini√≥n p√ļblica, abri√≥ las puertas para que los lobos hicieran su ingreso; esto no es¬† nada bueno para la instituci√≥n, ni para el pa√≠s.

Caer en la trampa de algo orquestado para conseguir frutos en esta guerra pol√≠tica que afecte la mente de un pueblo qued√≥ expedito; ¬Ņo no es as√≠ que desde el frente externo aparece la tan mentada inauguraci√≥n del busto en honor de Tirofijo?, ¬Ņo ya olvidamos que en las semanas que precedieron se dio la pelea por los encapuchados en las Universidades? S√≠, aqu√≠ no hay balas para segar vidas pero si hay acciones para minar la voluntad de lucha de un Ej√©rcito al que le rindieron todos sus respetos y admiraci√≥n por la liberaci√≥n incruenta de unos secuestrados; estos son los mismos hombres, los mismos comandantes.

Si la verdad debe aflorar, conocer entonces de la alerta temprana que el Defensor del Pueblo hizo sobre los reclutamientos por las organizaciones al margen de la ley. ¬ŅCu√°l es la verdadera fecha de las desapariciones? ¬ŅPor qu√© pasan meses sin denunciarlas? Cuando esto se aclare y aparezcan los culpables deben recibir un castigo ejemplar, sea quien sea; sin confundir, pretendiendo mostrar que esto sea una pol√≠tica de Estado.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad