Una sociedad enferma | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Ene 17 2018
19ºC
Actualizado 05:19 am

Una sociedad enferma | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-14 16:30:27

Una sociedad enferma

Una sociedad enferma

Pero más allá del episodio y su entorno, prudente es tener en cuenta que las estadísticas de actos de violencia llevados a cabo contra colombianos menores de 14 años de edad, espanta. Partiendo de la premisa de que un gran número de tales ilícitos desafortunadamente no llega a conocimiento de las autoridades, el número de denuncias penales instauradas asusta pues bordea las 35 mil.

Y de tal número de casos, cerca del 80% de ellos son perpetrados por personas del entorno familiar de los menores víctimas, o por vecinos, o por personas de mucha confianza de su familia.

Ante eso, nos preguntamos ¿Qué pasa en Colombia? Esa sociedad que atinadamente repudia crímenes como el comentado, desafortunadamente debe mirar hacia adentro y hacerse un profundo y severo autoanálisis pues socialmente está enferma.

¿Será la solución la cadena perpetua? Ese es un interrogante que solo el tiempo podrá responder a satisfacción pero como comunidad estamos en mora de implementar una política profunda y amplia para determinar las razones y los pasos a seguir para buscarle solución a la enfermedad que comentamos.

El mundo de hoy está sitiado por la pornografía y el comercio sexual. A quienes les atrae tal mundo reclaman una mirada aún más laxa de todo lo que es sexo y piden más puertas abiertas.

Eso choca con el gran cúmulo de insatisfacciones que tienen amplios sectores de nuestra población como producto de las inequidades sociales, de la falta de oportunidades, de los pocos ingresos económicos y el eslabón más débil de la cadena son los menores de edad y aquellos niños que están más próximos y se convierten en los corderos del sacrificio son los del núcleo familiar.

Algo si hay claro: más allá de la posibilidad de implementar la cadena perpetua para este tipo de criminales, es necesario que a quienes se les condene por delitos contra el honor sexual y la vida de menores no se les otorgue lo que el Derecho Penal llama los subrogados penales, es decir, rebajas en las penas privativas de la libertad para que paguen la totalidad de la condena que les sea impuesta.

Y el Estado, más allá de las manifestaciones verbales de solidaridad de los altos dignatarios del gobierno, lo que debe hacer es implementar una política social y familiar que luche denodadamente para que el seno de los núcleos familiares no siga siendo el epicentro de los victimarios de los menores de edad.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad