Mié Dic 7 2016
23ºC
Actualizado 10:19 am

¿Está preparado el país para asumir la cadena perpetua? | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-02 03:37:54

¿Está preparado el país para asumir la cadena perpetua?

Los legisladores, es decir, los congresistas, tendrían que pensar con ‘cabeza fría’ si en realidad al país le conviene tener en su legislación la cadena perpetua para quienes violen los derechos de los menores de edad o si por el contrario, lo prudente es endurecer el sistema de justicia.
¿Está preparado el país para asumir la cadena perpetua?

La polémica surge en medio de una resentimiento generalizado contra el padre del menor de 11 meses muerto a manos de su progenitor por evadir la responsabilidad de la manutención; y justo en el momento en que ya hacía curso en las calles, la recolección de firmas para apoyar un referendo a favor de la cadena perpetua para este castigar delitos de este tipo.

Sin embargo, el presidente Álvaro Uribe le salió al paso a la propuesta y en declaraciones a medios nacionales afirmó que en su concepto, el país no tiene una cultura propicia para implantar la pena perpetua.

Pero más tardó el Jefe de Estado en pronunciarse, que el fiscal general de la Nación, Mario Iguarán, en salir en defensa de la iniciativa: “el país tampoco tenía cultura para la reelección y ahí está. No había cultura para la elección popular de alcaldes y gobernadores y ahí está”, dijo en sus declaraciones.

Se abre entonces el debate sobre si los colombianos y si el sistema de justicia estarían preparado para asumir este reto.

Teniendo en cuenta que ayer los voceros de los partidos políticos en la Cámara de Representantes acordaron radicar un proyecto de acto legislativo para implantar este castigo, Vanguardia Liberal consultó con algunos expertos qué podría ser más viable para el país. La discusión apenas comienza.

pros y contras de la propuesta

Para el senador Juan Manuel Galán, antes de pensar en la posibilidad de implantar una pena perpetua, hay que considerar los problemas estructurales de la administración de justicia.

“Si no somos capaces de hacer cumplir las penas que están establecidas hoy, la prisión perpetua sería un saludo a la bandera.

“Si no se hace una reforma a la Justicia, dándole herramientas de independencia presupuestal,  no habrá mucho qué hacer”.

Más bien -considera el Senador Liberal- debería existir una política pública de salud mental. “Entiendo que es una propuesta muy popular, la gente está impactada por todo lo que ocurrió y quiere hacer algo y sí, hay que canalizar ese resentimiento, pero Colombia no debe escoger el camino fácil.

“No es poner más penas, creo que la solución es tratar la causa y no el efecto. Por lo menos deberíamos tener un instituto de salud mental”.

Una postura similar asumió el director regional de la Comisión Nacional de Reconciliación y Reparación, CNRR, David Augusto Peña, quien considera que la cadena perpetua sería procedente siempre y cuando el país esté preparado mental y estructuralmente.

“Si tenemos dificultades con los problemas carcelarios de hoy, que hay hacinamiento, ¿qué pasaría con quienes sean condenados a prisión perpetua?
“Otra cosa sería comenzar a sensibilizar y crear una cultura por el respeto de la vida. Con la cadena perpetua se respeta la vida y se castiga un delito”.

Y ¿creer en las instituciones?    Pero el sicólogo de la CNRR, Roberto Reyes Gámez, fue más allá.
El Especialista explicó que hay que tener en cuenta que en Colombia apenas estamos creando una cultura en torno a la aplicación de justicia.

“Se han creado unos imaginarios de las personas que terminan por influir si creen o no en las instituciones. Apenas estamos en un proceso de volver a creer y la prisión perpetua daría como resultado más credibilidad en los procesos de justicia y penal.-

“En este momento no ha avanzado un proceso en Colombia de fortalecimiento de las instituciones y por ende tampoco ha habido transformación en el imaginario de la gente, aún hay duda de la Justicia, pero eso no se corrige con penas más fuertes. Hay que cambiar la cultura de la muerte por la cultura de la vida”.

Sin embargo, el vicepresidente de la República Francisco Santos, fue contundente ayer y dijo: “una persona que comete un crimen de esos, con un ser humano tan indefenso como un niño de 11 meses, lo desprecio y no sé si tenga derecho a vivir…hablo de puro corazón, no de cabeza, no sé si merezca pasar toda su vida en la cárcel a costa de nosotros, los contribuyentes.    

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad