Publicidad
Publicidad
Dom Dic 11 2016
19ºC
Actualizado 06:09 pm

Saludo a la bandera | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-12 03:36:31

Saludo a la bandera

Saludo a la bandera

Y de estas están llenos los anaqueles de las dependencias oficiales y los archivos municipales del Área Metropolitana. Se podría hacer un concurso para determinar cuales son las más estúpidas, no por el espíritu de las mismas, sino por la debilidad que demuestran las autoridades para hacer que ellas se cumplan. Múltiples ejemplos certifican mi comentario, pero recordemos sólo algunas.

En la administración anterior se destaca la norma que pretendió reglamentar la ejecución de excavaciones en las vías de la ciudad, para enterrar ductos de servicios públicos. Invito a los funcionarios encargados de controlar el cumplimiento de la norma, para que se den una pasadita por la calle 51 con carrera 36.

Otra perla es la norma que limita la velocidad de las motos a 50 kilómetros por hora. No la cumplen ni siquiera los   encargados de hacerla cumplir. Sería interesante conocer cuantos sanciones se han aplicado por violación de esta norma.

La que se puede declarar fuera de concurso es la que “acabó” con el seudo terminal de transporte existente en “Papi quiero piña”. La norma logró terminar con la recogida de pasajeros en ese sitio, pero las autoridades, cortas de vista, no observan que ese “terminal” se trasladó 50 metros adelante, ubicándose sobre la berma de la vía que está en construcción. Se trasladó de un sitio relativamente seguro a uno que ofrece todas las posibilidades para que suceda un accidente de proporciones insospechadas.

Estas normas sólo sirven para castigar el presupuesto municipal pues ellas son lanzadas con toda la parafernalia del caso: televisión, radio, mimos, prensa, cocteles, planes para la socialización.

Víctor Fco. Rueda H.

Las avionadas de la Dian

Las personas que laboraban en los hospitales de Santander, o a lo mejor en cualquier lugar del país, enfrentan hoy la persecución de la DIAN por que ya olieron que les había llegado platica de sus liquidaciones y les están enviando cartas por no haber declarado esos dineros recibidos y los están amenazando con una multa de $ 250.000 pesos por extemporaneidad.

Lo que no saben esos señores de la Dian, es que esos dineros, ganados honradamente  y con mucho esfuerzo, fueron retenidos por varios años por esas entidades hospitalarias del Gobierno y por consiguiente corresponden a vigencias anteriores y no solamente al año en que fueron entregados a cada empleado.
Estas personas tuvieron que aguantar por varios años hambre, insultos, embargos de las entidades bancarias del gobierno, atrasos en los arriendos, remates de sus casas, fama de malas pagas, suspensión del estudio de sus hijos, etc.

¿Acaso el gobierno les reconoció algún interés por la demora en la cancelación de sus salarios? ¿Se han puesto a pensar que a muchos de esos empleados ya les habían hecho retención en la fuente cuando les entregaron las miserias sobrantes de tantos años de dedicación?

Luis Ernesto Gutiérrez Gutiérrez


Protesta

Mi nombre es Juliana Durán Rueda y en esta ocasión les escribo para contarles lo que he hecho con los 7 correos que me han enviado con las fotos del cadáver del niñito de Chía: no las he mirado...

simplemente le doy click a aquel botón llamado “eliminar” ¿Y saben por qué? porque si de verdad la gente está indignada con este infanticidio no deberían prestarse para hacer parte de este circo mediático en el que se ha convertido esta situación. Piensen un momento: si ustedes estuvieran en la posición de la mamá ¿les gustaría acaso que el cadáver de su pequeño hijo fuera expuesto como carne fresca para las aves de carroña? Ruego al cielo por que su respuesta a esta pregunta sea no.

Por eso los invito a que cada vez que reciban un correo con estas imágenes por favor no lo reenvien, elimínenlo. Le propongo que ingresen al grupo de facebook llamado “PENA DE MUERTE PARA LOS ASESINOS DEL BEBE DE 11 MESES,LUIS SANTIAGO” y demuestren su rechazo como debe ser, con mensajes y palabras de aliento a la familia del niño, y no haciendo parte del circo mediático que se ha gestado a su alrededor.

Me dirán que con firmar una planilla o con hacer una marcha no se logra nada, pero créanme, menos se logra con el amarillismo. El hecho de que podamos hacer lo que queramos con nuestras cuentas de correo no justifica de ninguna manera esta falta de respeto a la memoria de un ser indefenso. Repito: si es que en verdad repudiamos este hecho.

Por educación, por prudencia, dignidad y por respeto: no más correos con imágenes del cadáver del niño Luis Santiago.

Lic. Juliana Durán Rueda

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad