Dom Dic 4 2016
20ºC
Actualizado 06:49 pm

Un ángel en el cielo | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-14 16:36:55

Un ángel en el cielo

Un ángel en el cielo

Con mi esposa no salimos del asombro por la desalmada actuación de un padre que coartó la vida a un ser puro e inocente, que incluso llevaba su propia sangre.

Llegó la hora de reflexionar y reconocer excesos o equivocaciones al momento de involucrar a los hijos en nuestros propios conflictos, sobre todo, cuando se producen las separaciones.

Los hijos son lo más sagrado que tenemos y no debemos maltratarlos, ni de palabra ni de obra. ¿Cómo hacerles comprender esta realidad a muchos padres desalmados?

RESPUESTA

Distinguido señor: triste final tuvo un chiquillo tan especial, luego de ser asfixiado y tirado a la orilla de una carretera por su propio padre. Luis Santiago mereció vivir.

Sin embargo, la realidad muestra el salvaje comportamiento de un psicópata, que planeó de una manera fría su asesinato para evitar, según parece, la cuota alimenticia del menor.

He ahí las consecuencias de la bien llamada “separación”. Injustamente colocan al hijo en medio, peleándoselo como si fuese un objeto puesto a disposición del mejor postor.

Entonces, ¿para qué lo trajeron al mundo? ¿Creen que por ser pequeño no sufre? ¡Claro que sí!

El problema es de los dos, no de su hijo. A él déjenlo fuera del conflicto y respeten su dignidad.

El maltrato infantil ha de ser castigado con más severidad, mirándole no sólo desde lo físico sino, ante todo, en el ámbito mental.

Las medidas deben ser rigurosas, ejemplares, que ameriten replanteamientos en quienes ejercen algún tipo de maltrato contra los infantes. Así debe ser.

REFLEXIÓN

Luis Santiago: te has convertido en un ángel del cielo y, al mismo tiempo, en emblema o insignia del respeto y dignidad que merece la infancia en todo el mundo.

Extrañaremos tu mirada, tu sonrisa, tu ternura sin límites y esa especial pureza que transmitías con una energía positiva, que alegraba los corazones de quienes permanecían a tu lado.

Bendito seas hoy y siempre. Llevaremos tu imagen como símbolo de paz y amor al interior de la familia.

Papá y mamá: eviten por todos los medios maltratar el regalo más bello que Dios y la vida les ha podido conceder: su amado hijo.

Él representa la verdadera realización como seres humanos. Será el justo balance al final del camino.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad