Publicidad
Publicidad
S谩b Dic 3 2016
20ºC
Actualizado 07:35 pm

Des-uribizar la reelecci贸n | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-05 00:40:33

Des-uribizar la reelecci贸n

Varios expertos han se帽alado la necesidad de que el pa铆s analice sus problemas en una perspectiva de largo plazo e independiente de la figura omnipresente del presidente Uribe.
Des-uribizar la reelecci贸n

Uno de los primeros temas que hay que des-uribizar es el de la reelecci贸n, la cual debe discutirse en el contexto general de sus ventajas y desventajas para la democracia colombiana y no s贸lo referida a si fue bueno o malo el segundo per铆odo de Uribe, o a los efectos perjudiciales de un eventual tercer per铆odo.

Tambi茅n es importante no caer en el falso dilema que ha planteado en el Congreso de la Rep煤blica la coalici贸n uribista con la presentaci贸n simult谩nea de dos proyectos de reforma a la Constituci贸n: el proyecto del referendo para permitir la reelecci贸n inmediata de 聯quien haya ejercido la Presidencia de la Rep煤blica por dos periodos constitucionales聰 (es decir, de la 煤nica persona que cumple ese requisito, que es 脕lvaro Uribe, en 2010), y el proyecto de Acto Legislativo para permitir que quien ya haya sido reelegido pueda serlo otra vez, 聯transcurrido otro per铆odo constitucional聰 (es decir, de 脕lvaro Uribe en 2014).

Con estas dos propuestas, y con la discusi贸n jur铆dica sobre cuando aplicar铆a el texto del referendo, el Presidente est谩 logrando que la discusi贸n en la opini贸n p煤blica ya no sea sobre la conveniencia o inconveniencia de su segunda reelecci贸n, sino sobre si esta debe hacerse en 2010 o en 2014.

Es una brillante jugada pol铆tica que le dar铆a envidia al propio Maquiavelo. que trata de convencer al pa铆s que el tercer per铆odo de Uribe ya es un hecho inevitable, y que lo 煤nico que queda para discutir es si debe ser inmediato o dentro de 4 a帽os.

Para no caer en la trampa es importante recordar el intenso debate que se dio en el 2004, cuando se propuso y aprob贸 la reforma del 聯articulito聰, el 197 de la Constituci贸n, que prohib铆a tajantemente la reelecci贸n. Los historiadores recordaron que en 180 a帽os de vida republicana en Colombia nunca se hab铆a permitido la reelecci贸n inmediata del Mandatario, y que las pocas experiencias de segundos mandatos no fueron exitosas; los acad茅micos apuntaron a la historia reciente latinoamericana donde fueron evidentes los resultados negativos de los presidentes que cambiaron las reglas de juego para lograr el beneficio de su propia reelecci贸n (Menem, Fujimori y Ch谩vez).

Los expertos constitucionalistas mostraron con s贸lidos argumentos el desajuste institucional que producir铆a la reelecci贸n inmediata en el caso colombiano, puesto que toda la estructura del Estado hab铆a sido concebida para ejercicios presidenciales de un solo per铆odo. Fueron se帽alados peligros evidentes como la concentraci贸n de poderes en cabeza de un presidente en ejercicio, durante 8 a帽os, por los nombramientos de la Junta Directiva del Banco de la Rep煤blica, del Fiscal, del Procurador, o de los Magistrados de las Cortes; tambi茅n se advirti贸 sobre el riesgo de que el presidente-candidato dejara de ser el s铆mbolo de la unidad nacional como lo exige la misma Constituci贸n.

Por parte de los polit贸logos se analizaron las consecuencias sobre las campa帽as electorales donde la participaci贸n de un candidato-presidente no s贸lo violaba de manera flagrante el derecho de igualdad de los otros candidatos y debilitaba las garant铆as a la oposici贸n, sino que se abr铆a la caja de Pandora de la participaci贸n de los funcionarios p煤blicos en pol铆tica y del uso de todos los recursos del Estado, -presupuesto, n贸minas y contratos- para favorecer la reelecci贸n.

Todos estos argumentos fueron derrotados en el Congreso, con la ayuda de Yidis y Teodolindo, y en las urnas por la inmensa popularidad de Uribe, que llev贸 a muchos colombianos a pensar que aunque en s铆 misma la reelecci贸n no fuera buena, la de Uribe s铆 era conveniente. Pero superada esa etapa y des-uribizado el tema, es importante que se plantee el debate sobre la necesidad de echar para atr谩s la reforma del 2004 y volver a la Constituci贸n del 91, es decir, a la prohibici贸n de la reelecci贸n.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad