Publicidad
Sáb Ago 19 2017
24ºC
Actualizado 10:43 am

Sobrevivientes temen más temblores y lluvia ácida | Noticias de santander, colombia y el Mundo

Domingo 13 de Marzo de 2011 - 12:00 AM

Sobrevivientes temen más temblores y lluvia ácida

Rubén Freixas, investigador en la Universidad Sofia de Tokio, señala que "hay rumores de amenazas de lluvia ácida para la siguiente semana, réplicas, más tsunamis, otros terremotos el próximo mes y posiblemente cortes de electricidad y agua durante los próximos días".
(Foto: Fotos: EFE y AFP/VANGUARDIA LIBERAL)

Tokio todavía se tambalea: "La situación es algo compleja: por un lado en la ciudad se quiere volver a la normalidad (los restaurantes y tiendas abren aunque sea a menor ritmo de lo normal, los trenes van circulando más normalmente) pero por otro lado los supermercados y tiendas 24 horas están vacías, ya que la gente está acumulando provisiones", describe Rubén.
Sayori Suzuki, una ama de casa de 34 años, recuerda con terror cuando Japón fue sacudido por el terremoto más fuerte de toda su historia.
"Nunca había conocido un sismo así. Mi hijo se puso a llorar y a gritar, mientras que los objetos se caían de las estanterías", agregó.
"Mi casa no sufrió daños, pero la de un miembro de mi familia fue arrastrada (por la ola del tsunami). Otro familiar me dijo que mientras se escapaba a bordo de su carro, veía por el retrovisor que las olas lo alcanzaban. Casi no se salva".
Como si esta destrucción apocalíptica y las frecuentes réplicas del terremoto del viernes no fueran suficientes, una nueva amenaza apareció este sábado, mientras que las autoridades evacuaban a los habitantes de zonas aledañas a dos viejas centrales nucleares.
A 12 kilómetros de ahí, el sistema de enfriamiento del reactor número 2 se descompuso. Este problema afecta directamente a la familia de Suzuki.
"Mi hermano es empleado de ahí. Trabajó durante toda la noche. Estoy preocupada por él a causa del riesgo de exponerse a la radiación", explicó Suzuki.
"Todo comenzó a mecerse ligeramente y luego, las sacudidas fueron verticales. Esto continuó durante cinco minutos. Apenas podía mantenerme en pie", dijo un obrero de 35 años que se encontraba trabajando en el momento del terremoto.
"Dos hornos (de la fundición de su fábrica) explotaron, uno tras otro. También pudimos escuchar explosiones de las fábricas vecinas", agregó.
"Hay tanta gente que perdió la vida", dijo un hombre de edad avanzada a periodistas de la televisión antes de estallar en llanto y agregar: "No tengo palabras para (describir) esto".

Accidentes nucleares más graves

Estados Unidos, 28 de marzo 1979
En la isla Three Mile (Pensilvania), una serie de errores humanos y de fallas técnicas impidieron el óptimo enfriamiento de un reactor, cuyo centro empezaba a fundirse.
Los desechos radiactivos provocaron una importante contaminación dentro de la sala de aislamiento, pero no afectó a la población ni al medio ambiente.
Estados Unidos, agosto 1979  
Una fuga de uranio de la central nuclear secreta ubicada cerca de Erwin (Tennessee) contaminó a unas mil personas.
Unión Soviética, 26 de abril 1986
El reactor número 4 de la central soviética de Chernóbil, Ucrania, explotó durante una prueba de seguridad, causando la más grave catástrofe nuclear civil y provocando la muerte de más de 25.000 personas.
Durante diez días, el combustible nuclear estuvo quemándose, soltando en la atmósfera elementos radiactivos de una intensidad equivalente a más de 200 bombas de Hiroshima y contaminando tres cuartas partes de Europa.
Japón, 30 de septiembre 1999
Un accidente se produjo en la fábrica de tratamiento experimental de Tokaimura (noreste de Tokyo) debido a un error humano, provocando la muerte de dos técnicos.
Más de 600 personas (empleados y habitantes de los alrededores) fueron expuestos a radiaciones y unas 320 mil personas fueron evacuadas.
Japón, 9 de agosto 2004  
En la central nuclear de Mihama (centro), una canalización se rompió, aparentemente como consecuencia de una importante corrosión, provocando que vapor no radiactivo se escapara. Cinco empleados murieron por quemaduras.

Una tensa calma reinaba en las localidades destruidas de las costas niponas del Océano Pacífico, en donde el tsunami arrasó vecindarios enteros, arrastrando consigo casas, vehículos y habitantes.

'Sin electricidad, el accidente nuclear sí será serio'
EFE
La directora técnica de Seguridad del Consejo de Seguridad Nuclear español, Isabel Mellado, advirtió que si la electricidad no llega a Fukushi el accidente nuclera sí será serio.
Mellado explicó que el terremoto de 8,9 grados en la escala abierta de Richter que sacudió a Japón dejó sin suministro eléctrico a esta central nuclear, que cuenta con seis reactores de agua en ebullición.
El tsunami posterior "dañó los generadores diesel que suministran energía eléctrica cuando la central deja de recibir alimentación eléctrica del exterior", añadió.
Según la experta, este hecho "dejó a la central en una situación difícil" porque "provocó que no hubiera energía eléctrica para activar los sistemas de seguridad" de la planta.
Debido a ello, "la descarga de la presión del reactor nuclear ha ido subiendo la presión en el recinto de contención -el recinto que envuelve el reactor- y para mantener los valores dentro de los límites, se han tenido que ir haciendo pequeñas descargas de radiactividad". No obstante, la experta insistió en que los últimos datos de radiactividad de los que ha tenido noticia el CSN "no eran preocupantes".
Aún así, Mellado destacó que si Fukushima "continúa muchas más horas sin alimentación eléctrica, sigue perdiendo refrigerante y continúa bajando su nivel de agua, se daría lugar a que la refrigeración de la central quedara degradada y se produciría una fusión de combustible. Entonces sí estaríamos ante un accidente serio", concluyó la experta.

La Comisión Reguladora Nuclear de EU envió a dos de sus expertos en reactores de agua en ebullición a Japón. para asistir a las autoridades niponas en sus esfuerzos por aplacar el temor a un accidente nuclear.

Lo que viven los extranjeros
Jordi Olaria, un traductor barcelonés que lleva dos años en Tokio, describe que el temor ha empujado a mucha gente a aprovisionarse de comida, "sobre todo latas de conserva", dice Jordi.
"Apenas no han explicado nada. Miramos más por medios extranjeros; aquí, hasta esta mañana, han pasado un poco de informar". Internet "siempre ha funcionado bien, la televisión tenía un poco de niebla pero se veía. Lo que era imposible hasta esta mañana era utilizar el móvil: llamadas cortadas y mensajes de texto con horas de retraso. El Gobierno ha puesto gratis las llamadas telefónicas desde la calle para que la gente pueda llamar a sus casas".
Fernán Izquierdo, también en la capital de Japón, comenta: "Parecía que la situación se empezaba a normalizar, hasta la noticia de la explosión. Ahora estamos asustados".
Además, según Fernán "muchos japoneses no se fían" de las informaciones del Gobierno sobre Fukushima. "Empiezan a circular cadenas de mensajes de texto muy alarmistas. Dicen que puede haber lluvia contaminada, recomiendan no salir de casa".
"El suelo se ha vuelto a mover. Todas estas réplicas son bastante inferiores y según los científicos, entran dentro de la normalidad. Yo estoy bastante tranquilo, porque si no han evacuado el edificio es que todo está bien y si ya ha soportado lo peor, esto lo aguanta seguro", dice Agustín Ráez, que recuerda en su blog cómo vivió el terremoto desde la planta 27 de un rascacielos en la zona financiera de Shijuku, en Tokio.
Hidero Niioka, abogado inversor de 38 años, señala que "no hemos podido dormir mucho, probablemente tres horas. Las puertas y ventanas se movían cada 20-40 minutos y cada vez que pasaba, cogíamos a las niñas por si teníamos que escapar. Ahora los temblores son más pequeños".
Federico Sauret, de Barcelona, vive en Osaka desde hace un año y dos meses y asegura que en esta ciudad el seísmo no ha sido muy fuerte. Aún así hoy publica en su bitácora cómo la experiencia de ayer les ha dejado marcados, sobre todo después de ver por televisión cómo Tokio temblaba: "Tras una hora larga de pequeños movimientos, la tierra ha dejado de bailar en Osaka, pero algo dentro de sus habitantes sigue reverberando. Cada 10 pasos que das, dos te hacen sentir que todo vuelve a empezar".

Cifras

6,4 Fue la magnitud del sismo que ayer estremeció a la ciudad costera de Honshu. Esta es la más reciente de las réplicas que han hecho temblar a la isla de Japón durante las últimas 24 horas.

9.500 personas están desaparecidas en el puerto de Minamisanriku, en la prefectura de Miyagi, también en el noreste de Japón, informó la agencia de noticias Kiodo.

11 plantas de energía atómica de las zonas azotadas por el terremoto paralizaron de forma automática su actividad. El Gobierno a instó a los ciudadanos a ahorrar energía para evitar posibles cortes en el suministro.

Publicada por
Publicidad
Publicidad
Publicidad