Un beso le costó el puesto | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Mié Dic 13 2017
20ºC
Actualizado 09:41 pm

Un beso le costó el puesto | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-08 20:47:31

Un beso le costó el puesto

Un beso le costó el puesto

“En reiteradas ocasiones, y pese a las recomendaciones del departamento de seguridad, el actor obstruyó la cámara del circuito cerrado de televisión e impedía que se registrara lo que sucedía en dicha área”, dijo el representante del banco al manifestar que esa fue la razón que alertó a las directivas de la entidad, quienes dispusieron la colocación de una cámara adicional.

Este hecho fue calificado por Alfonso como un “acto espiatorio”, y lo ratificó asegurando que la hora en que se dieron las grabaciones en las que aparece besándose con una de sus compañeras, se dieron durante la hora de almuerzo, es decir, en horas no laborales.

De la misma manera, por no haber otorgado consentimiento para que fuera grabado, considera, le fue violado además del derecho a la intimidad, el derecho a la reserva de su propia imagen, por eso agrega “no podía utilizarse la grabación para fundamentar el despido”.

Cada uno de estos argumentos fue rechazado por el banco, al manifestar que todos esos reclamos podría adelantarlos ante la justicia ordinaria y no, vía tutela.

Esta posición fue compartida por la Corte Constitucional al negarse a amparar los derechos fundamentales reclamados, pero sí motivó un llamado de atención para que el banco haga claridad sobre su reglamento de trabajo, acerca de lo que puede, o no, considerarse un acto inmoral.

De la misma manera, el Alto Tribunal señaló que si bien ha hecho varios pronunciamientos acerca de los límites que tienen los empleadores al momento de colocar cámaras de video en lugares de servicios personales, en los locales sindicales o con el propósito de acosar a los empleados, también lo es que “los patronos podrán tomar medidas relacionadas con la vigilancia”, dijo la Corte.

De esta manera, la Corte consideró que no se comprobó la violación al derechos de la intimidad del demandante. “si bien se le filmó en horas de descanso, lo fue en su lugar de trabajo, siendo necesaria la instalación de la cámara oculta por cuanto el actor tapaba la cámara de seguridad”.

Ante la llamada conducta inmoral aducida para el despido, la Sala consideró que ese término es demasiado amplio, por lo que no puede ser usado como argumento para una justa causa de desvinculación.

Esto fue precisamente lo que le permitió a la Corte Constitucional concederle un plazo de cinco días al banco para que corrija el Reglamento Interno de Trabajo en el sentido de determinar con claridad cuáles son las conductas que pueden dar por terminado un contrato laboral, por justa causa.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad