Oídos sordos | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Vie Dic 15 2017
26ºC
Actualizado 03:16 pm

Oídos sordos | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-10 05:00:00

Oídos sordos

Las sociedades de personas son “entidades poblacionales” que realizan actividades comunes en procura del desarrollo natural del ser humano.
Oídos sordos

Los grupos primitivos crearon instituciones determinadas, cada una de las cuales debe cumplir con una función específica, siempre tratando de lograr el fin último del hombre durante su tránsito por este mundo.

De igual manera, se fueron también desarrollando principios naturales, entendidos éstos como normas de conducta obligatorias, que fueron dándose con el paso del tiempo ante la necesidad de encontrar el camino para ser posible, aceptable y productiva la actividad del individuo.

En desarrollo de este propósito se fue también definiendo de manera objetiva la distinción que hay entre el bien común colectivo y el bien común individual y desde luego, a partir del decantamiento de esta clasificación, el juego de derechos y obligaciones de cada una de estas especies.

El principio del bien común se ha convertido en un patrón esencial de comportamiento social, que incorporado a los principios que rigen la conducta humana, ha permitido la posibilidad del desarrollo civilizado de las naciones modernas

Desde entonces se ha venido aceptando en forma clara, sin ambigüedades y de manera precisa, que el bien común colectivo prima sobre el individual, significando que éste debe ceder prioritariamente ante los derechos de aquél, pues de no hacerlo se convierten las sociedades en verdaderos nidos de ratas en donde cada cual intenta obtener para sí lo que desea, sin importar que para lograrlo deba sacrificar a todos los que como él son compañeros de comunidad.

Desde esta óptica, resultan absolutamente rechazables aquellas situaciones de hecho en las que el interés de unos pocos pasa por encima del interés de todos, así aquél sea también fundamental para quienes lo reclaman y esta forma incivilizada de actuar es más criticable en la medida en que las razones que las sustentan no resultan tan esenciales como se alega.

Frente a este tipo de situaciones solo queda esperar que la acción del gobierno corrija la situación o que el colectivo afectado reaccione tratando de restablecer el desequilibrio producido, determinación ésta que incluso puede generar violencia.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad