HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo | Vanguardia.com
Publicidad
Sáb Dic 16 2017
20ºC
Actualizado 05:58 pm

HAGASE OIR | Noticias de santander, colombia y el Mundo

2008-10-10 05:00:00

HAGASE OIR

HAGASE OIR

pero lo hicieron porque les pareció que este criminal coincide con el pensamiento de algunos comunistoides que gobiernan; eso fué en Venezuela, pero, en Colombia, Santander, municipio de Betulia, le hicieron parque y monumento al señor José de la Paz Serrano y al Alcalde no le importó que este señor Serrano tiene al municipio sin agua porque cortó y vendió para las panaderías de Zapatoca todos los árboles que había en la finca La Laguna (de su propiedad), donde nace la única fuente de agua para el municipio.

La carretera de Betulia a Zapatoca la veíamos cercada a lado y lado con marcos de le leña picada para vender y el Alcalde de ese tiempo, Aníbal Rueda Rueda , quiso evitar el daño ecológico, puso preso al magnate y decomisó la leña; esto le costó una bomba en su vivienda, yo estaba allí, casi nos mata y el mandatario tuvo que abandonar el pueblo. Otro Alcalde de Betulia tomó los archivos del municipio, los llevó a una sabana y los quemó argumentando que todos eran papeles viejos, muchos betulianos tuvieron que ir a tales sabanas a buscar los registros de nacimiento y la historia del pueblo desapareció.

Alirio Rueda Navarro

La doble moral

Con motivo del atroz crimen del bebé en Chía, se oyeron toda clase de propuestas sobre el castigo que debe implantarse al criminal, su propio padre, quien no tuvo reato alguno en pagar para que lo secuestraran y desaparecieran.

Vi y oí como en el Senado parlamentarios hablaron de pena de muerte, cadena perpetua y no sé que más, porque no se concebía que su propio padre cometiera tan horrendo asesinato y se necesitaba poner fin a conductas tan inhumanas que están socavando  la sociedad.

Si bien es cierto que este hecho aterró y sigue haciéndonos poner la piel de gallina,  preguntamos si en casos anteriores hubo tal actitud. Y es que cuando se aprobó el aborto,  pocas voces se hicieron sentir en contra, a excepción de la iglesia. Y hace poco, al aprobar la eutanasia, pocos fueron quienes se opusieron.

El común de las gentes se pregunta si es que el aborto y la eutanasia no son homicidios, actos contrarios al derecho a vivir. Que curioso, se legaliza la muerte y se castiga al médico si no la practica.

Aceptar el divorcio, de alguna manera va en contra de la familia y atenta contra la estabilidad de los hogares y quienes más se afectan son los hijos que abandonados a consecuencia de la separación, sufren de hambre, de falta de afecto y muchas veces de un hogar.

Esto también es un asesinato lento y cruel y nada hacemos por impedirlo. La corrupción también asesina niños cuando por su culpa se castra la educación, la salud y el bienestar de la niñez y la juventud.  Comulgamos con el delito, lo legalizamos y ahora, con doble moral, nos rasgamos las vestiduras tratando de componer la imagen  menoscabada que ante el mundo estamos mostrando de ser el país más violento. Acá sí que se cumple eso de que la culpa siempre es ajena y no nuestra.

Tobías Herrera Méndez

Y dónde está el policía?

A las autoridades municipales pareciera tenerles sin cuidado que cualquiera en Bucaramanga se “pase por la faja” las normas de espacio público y convivencia.

Ahora los vendedores ambulantes tienen sus puestos en carros último modelo que parquean a sus anchas en la calles de la ciudad vendiendo mercancías sin factura y entorpeciendo la movilidad vehicular.

Así queda evidenciado en la fotografía, con este vehículo que completó casi un mes parqueado en plena calle 36 con carrera 20, utilizando un carril completo de tan congestionada vía, ante la permisividad de los entes encargados del control del espacio público, el tránsito y el contrabando en el Municipio. ¿Hasta que punto hemos llegado con esta inoperancia y apatía?

Juan Camilo Beltran Domínguez

Seguro, hay mucha inseguridad...

En el ambiente nacional se comenta que lo que hace falta para reducir la inseguridad en Bogotá  y en las principales ciudades es mayor  efectividad de la policía en la política de seguridad ciudadana.

Es que la inseguridad ciudadana que afecta a los habitantes de las principales ciudades de Colombia y sobre todo a la capital del país se está convirtiendo en un flagelo difícil de soportar debido, en forma especial, a la falta de prevención de la Policía; se debe aprobar un plan Nacional para mejorar la gestión de esta institución frente a la comunidad.

La situación es propicia debido a que la Policía, entidad preventiva, tiene el reto de disminuir delitos e infracciones en todo el país y más aún en la capital colombiana...

Sí la situación es grave en  Bogotá, para nadie es desconocido que los sectores  central e internacional de la capital están invadidos de carteristas, raponeros y  delincuentes comunes; cuando a cualquier ciudadano se le  presenta una emergencia la policía tarda en llegar y el accionar del delincuente se facilita  por   el sobrecupo que se presenta en el servicio de transporte publico.
    
Con base en los hechos de inseguridad se puede afirmar que con la falta de seguridad  lo que se percibe es que existe la seguridad democrática pero se carece de seguridad ciudadana y el fenómeno de la inseguridad crece al ritmo del aumento de los desarraigados que ingresan todos los días a Bogotá y a las principales ciudades y por el cada día más grave problema del desempleo...  

Jorge Giraldo Acevedo

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Publicidad
Publicidad