Cuando hay más que un dolor de cabeza

153177850Todos hemos sufrido de un dolor de cabeza. Sin embargo, la intensidad y recurrencia es lo que define su gravedad y, al mismo tiempo, su diagnostico y tratamiento. Para saber diferenciar un simple dolor de cabeza de un síntoma de una enfermedad como la cefalea, Vanguardia Liberal habló con el médico neurólogo Óscar Padilla Vesga, jefe del Servicio de Neurología del Hospital Universitario Los Comuneros, gerente Cenes y Neurólogo  adscrito a la Fundación Oftalmológica de Santander – Clínica Carlos Ardila Lülle.

¿Qué es una cefalea?
En su explicación más sencilla es dolor de cabeza, pero la definición más exacta es una sensación no placentera de dolor en la región de la cabeza que se basa en las experiencias dolorosas previas del individuo, eso determina si el dolor es leve, moderado o severo, y que tan discapacitante es el ataque.

¿Cuáles son las cefaleas más comunes?
Las más comunes son las que se conocen como primarias, es decir, aquellas donde el dolor de cabeza es la enfermedad y no un síntoma de la enfermedad. Las cefaleas primarias están constituidas principalmente por la migraña, la cefalea tipo tensión y las neuralgias.
En la migraña se considera que el cerebro tiene una mala respuesta a los estímulos externos y por eso olores, sabores, cambios de temperatura y comidas (por nombrar algunos) inducen un reflejo donde las arterias se dilatan produciendo dolor.
En la cefalea tipo tensión, el principal actor es el músculo que se comporta como un originador de impulsos dolorosos; normalmente el músculo no duele, pero en esta patología, si lo hace, por causas que todavía no son claramente comprensibles, el cerebro interpreta los estímulos que normalmente no producen dolor como dolorosos, al estar la cabeza rodeada de músculos se produce un dolor como si una banda o casco apretara la cabeza.
Finalmente, en las neuralgias el dolor está sostenido por la actividad del nervio, los nervios duelen siempre de la misma forma, producen dolor tipo ardor, urente o corrientazo. Al igual que la anterior no tenemos una comprensión de la totalidad del mecanismo por el cual se producen el dolor, lo que sí se ha logrado estar de acuerdo es que están involucrados procesos de sensibilización periférica (sobre el mismo nervio) y central (en los sitios del cerebro donde se procesa la información proveniente del nervio) que erróneamente interpreta como dolor estímulos que no lo son como, por ejemplo, el contacto con el aire, la ropa o el cepillarse los dientes.

Cefaleas¿Qué son las cefaleas secundarias?
Son un grupo de cefaleas durante el dolor de cabeza. Es un síntoma que acompaña a otra enfermedad, es decir, luego del interrogatorio, el examen neurológico y los exámenes complementarios que se consideren realizar, se encuentra una causa estructural (tumor, malformación o hemorragia) o funcional (hipotiroidismo, infecciones, inflamaciones, depresión, trastorno de sueño) que explica el dolor de cabeza, y por tal motivo, de tener una causa que explica los síntomas, no corresponde entonces a una cefalea primaria.

¿Cómo diferenciar una cefalea primaria de una secundaria?
Esa es una tarea del médico al cual usted consulte y no es sencillo realizarlo en muchas oportunidades, por ello es que no se recomienda que los pacientes se automediquen o sigan recomendaciones de personas no entrenadas para el manejo de esta enfermedad.

¿Qué personas son más propensas a sufrir esta enfermedad?
Todos tenemos riesgo de sufrir en algún momento de la vida un dolor de cabeza, siendo las mujeres las más propensas dado que están más expuestas a cambios hormonales.
El punto a aclarar es que si bien todos podemos presentar una cefalea en forma ocasional, de fácil control y no limita el normal desempeño del individuo en su entorno, no todos vamos a tener episodios recurrentes de dolor, es decir, para estos últimos el dolor de cabeza sí es una enfermedad que obliga a consultar por ayuda, similar a como si se sufriera de la presión arterial, va a requerir estudios, controles y tratamientos especializados.

¿Qué tan incapacitante es un dolor de cabeza?
El grado de limitación de la realización de las actividades personales o laborales va de la mano con la frecuencia y severidad de los ataques. La Organización Mundial de la Salud ha determinado, incluso, que un ataque severo de migraña puede llegar a ser tan incapacitante como estar cuadripléjico durante un día.  Todo es individualizado a las características del paciente.

 

SIGNOS DE ALARMA
Existen signos de alarma que inducen la sospecha de sufrir alguna clase de cefalea secundaria:
– Dolor de cabeza y fiebre.
– Dolor de cabeza y convulsiones.
– El peor dolor de cabeza de su vida.
– Dolor severo de inicio súbito.
– Dolor que no mejora con el uso de analgésicos.
– Dolor que cambia sus características (es decir deja de doler como normalmente lo hace).
– Dolor de reciente aparición en un adulto mayor de 55 años.
– Disfunción del sistema neurológico asociado a dolor de cabeza.
– Dolor de cabeza en pacientes con inmunosupresión por VIH o inmunosupresión farmacológica (trasplantados, enfermedades reumatológicas) o inmunosupresión por compromiso nutricional (desnutrición, alcoholismo).

Si sufre de dolor de cabeza recuerde…
– No se automedique.
– Acuda al médico para una valoración.
– Asista tempranamente al neurólogo en caso de sospechar una cefalea secundaria sea directamente o remitido por su EPS.
– No se preocupe por los exámenes de imágenes, afánese por tener una valoración especializada.
– Siga las recomendaciones que le entregue el especialista.

 

Erika Juliana Suárez Ortiz
esuarez@vanguardia.com

Deje una respuesta

*

Informe de la salud