Cáncer de estómago y pulmón, los que más cobran vidas

13PUBLIXXX151Isabel: residente en Floridablanca, con 58 años y diagnóstico de cáncer de mama.
– Roberto: habitante de Girón, de 62 años. Diagnóstico: cáncer de próstata.
– Adriana: residente en Bucaramanga, de 26 años y diagnóstico de cáncer de cuello uterino.
– Alirio: habitante de Piedecuesta, de 40 años. Diagnóstico: cáncer de estómago.
Estos perfiles hacen parte de una gran población que en Bucaramanga y el área metropolitana diariamente libera una batalla contra la muerte y en la que los vencedores son un porcentaje cada vez más bajo.
El cáncer, la segunda enfermedad que cobra más vidas en el mundo, hace carrera en nuestro medio como una de las principales causas de defunción. Así lo revela el más reciente estudio del Registro Poblacional de Cáncer, RPC-AMB, realizado en el oriente colombiano.
“Actualmente hay más de 400 registros poblacionales de cáncer en el mundo, existiendo una iniciativa de aumentar su número para cubrir un mayor porcentaje de la población. Para la realización de este estudio, con resultados del período de 2003 a 2007, fueron recopilados todos los casos de cáncer de pacientes que viven en Bucaramanga y su área metropolitana, que fueron diagnosticados con esta enfermedad, incluyendo los casos sin diagnostico por patología, situación que puede darse por diferentes factores como dificultad en el acceso a la atención o que por su estado avanzado no se realizan muchos estudios”, explica Claudia Janeth Uribe Pérez, directora del Registro Poblacional de Cáncer RPC-AMB, Patóloga y Dermatopatóloga, docente asociada de pregrado y posgrado de Medicina y Dermatología e investigadora de la Unab.
Según la investigación, se identificaron 8 mil 225 nuevos casos de cáncer, excluido el cáncer de piel (54,3% entre las mujeres).
De todos los casos, 6 mil 943 (84,4%) fueron verificados por estudio de patología y 669 (8,1%) fueron detectados sólo por certificado de defunción.

Las frecuencias
En cuanto a las frecuencias relativas en la población femenina la edad promedio al momento del diagnóstico de cáncer fue 58,4 años, y los tumores malignos más frecuentes fueron mama (23,5%), cuello uterino (10,0%), colon (7,0%), estómago (6,3%) y de la tiroides (5,6%). En los hombres la media de edad al diagnóstico fue de 62,4 años y los cánceres más frecuentes el de próstata (24,6%), estómago (11,1%), colorrectal (6,6%), pulmón (5,7%) y el linfoma no Hodgkin (4,4%).
Así mismo, la tasa estandarizada de incidencia fue en los hombres de 177,6 casos por 100 mil personas y en las mujeres de 162,8 casos por 100 mil.

Los jóvenes, también en riesgo
Pensar en llegar a tener cáncer es una idea que intimida, pero que cada vez está más cerca de la realidad. Herencia familiar, malos hábitos alimenticios, el sedentarismo, el cigarrillo y la contaminación, son factores que influyen en la morbilidad y mortalidad de esta enfermedad; a esto se suman los altos costos para su atención y tratamiento.
La aparición de la enfermedad ha cambiado en su presentación apareciendo en edades cada vez más tempranas, como lo reveló el RPC – AMB, siendo esto también una realidad latente en nuestro medio. El estudio encontró que mujeres desde los 20 años han sido diagnosticadas con cáncer de cuello uterino y de seno. Por otra parte, los hombres presentan neoplasias entre los 40 y 45 años.
“En lo relacionado a los dos tipos de cáncer más comunes en las mujeres nos preocupa que tenemos un porcentaje importante de pacientes menores de 50 años sufriendo de cáncer de seno.
Tenemos pacientes también que mueren en edades extremas: por encima de los 60 o antes de los 40 años; es una población importante a la que hay enfocar estrategias de atención, de detección en estudios tempranos para disminuir esta mortalidad”, puntualiza la Patóloga y Dermatopatóloga, Claudia Janeth Uribe.

En 2008 el cáncer causó 7,6 millones de defunciones en el mundo. El 30% de estas muertes se produjo por factores de riesgo conductuales y dietéticos: como índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumos de tabaco y alcohol. Se prevé que las muertes por cáncer sigan aumentando en todo el mundo y alcancen los 13,1 millones en 2030, según la OMS.


Vidas que se apagan diariamente
Durante el periodo 2003-2007 se registraron 23 mil 869 muertes en Bucaramanga y su área metropolitana de las cuales casi el 20% (4 mil 725) corresponden a casos de cáncer. De este último grupo, más de la mitad, es decir, 51,3% (2 mil 423 muertes) eran mujeres.
Teniendo en cuenta toda la población, y la mortalidad  durante el período estudiado, se encontró que el cáncer de estómago encabeza las estadísticas con 15,2% de las muertes, seguido por el de pulmón, con 10,6%. A la lista se suman los de mama (6,8%), colon (6,5%), próstata (6,2%), hígado (5,6%), cerebro (4,3%), cuello uterino (4,2%), páncreas (3,4%) y tumores primarios desconocidos (3,1%).
La edad promedio de muerte para las mujeres fue de 63,9 años con una ASMR(W) (tasa estandarizada de mortalidad) de 84,5 por 100 mil personas-año. Entre las mujeres, cabe destacar, el cáncer de mama causó la mayoría de los decesos (13,1%), seguido por el de estómago (12,5%), de pulmón (8,7%), de cuello uterino (8,3%), y el de colon (6,9%), como lo evidenció el Registro Poblacional de Cáncer de Bucaramanga y su área metropolitana.
En los hombres, la edad media de muerte fue de 64,4 años, con una ASMR(W) es de 106,2 por 100 mil personas-año. A diferencia de las mujeres, entre los hombres prevalece el cáncer de estómago como el que más cobra vidas, con  18,1%; le sigue el de próstata con 12,7% y el de pulmón con 12,6%; en menor porcentaje están el de colon (5,5%) e hígado (5,4%), explica la especialista e investigadora Claudia Janeth Uribe Pérez.

 

ERIKA JULIANA SUÁREZ ORTIZ
esuarez@vanguardia.com

Deje una respuesta

*

Informe de la salud