Miércoles 21 de Noviembre de 2018 - 12:01 AM

Mandarín, el idioma de los negocios en el mundo

China cada vez adquiere más protagonismo, pues es reconocido como el país con la economía más grande a nivel global y el socio más importante de la gran mayoría de países. Por eso, conocer y hablar su idioma desde hace varios años ha tomado gran relevancia para el mundo de los negocios y la educación.

Cada vez son más los empresarios interesados en realizar operaciones comerciales con China, pues su capacidad de manufactura y producción ha elevado su estatus a socio comercial de la mayoría de mercados del mundo. Debido a esto, aprender mandarín se ha convertido para los ejecutivos y profesionales en algo fundamental.

Con más de 1.200 millones de habitantes nativos, el mandarín es el idioma materno más usado en el mundo, seguido por el español que cuenta con 437 millones de personas hablantes repartidas en 31 países y el inglés, con 372 millones de habitantes en 106 países, según datos de la edición del 2017 del estudio Ethnologue: Languages of the world.

Los resultados de ese estudio indican que el mandarín es la lengua más hablada a nivel mundial y, por ende, con el pasar del tiempo se podrá decir que será el dioma de los negocios. De este modo, aprenderla contribuirá a que los nuevos profesionales y próximos empresarios cuenten con mayores habilidades para el mundo comercial en este país.

“En estos momentos hay mucha gente que está haciendo negocios en China y la economía de nuestro país está creciendo rápidamente. Anteriormente el inglés era el idioma por excelencia, pero ahora, por este y muchos otros factores, hay más interesados en aprender mandarín”, asegura Mana Suya, docente de este idioma.

China se está convirtiendo rápidamente en un agente global clave y su importancia y potencial no deben ser ignorados, por eso el hecho de aprender su lengua es un ‘plus’ para los futuros profesionales y empresarios colombianos.

Entre los beneficios de aprender este idioma se encuentran mejorar el currículo para futuras posibilidades laborales y tener una gran ventaja competitiva en el mundo laboral, adquirir conocimientos básicos cuando se quiera realizar un viaje por el ‘Gigante asiático’, tener la opción de adentrarse a una de las más antiguas y fascinantes culturas del mundo, realizar negocios y futuros proyectos empresariales en este país, entre otras.

“Aprender nuestro idioma también le brinda la oportunidad a los niños de formarse profesionalmente en nuestro país y emprender proyectos. En este momento tenemos alianzas con el Instituto Confucio y universidades de Colombia como los Andes, Tadeo y Antioquia, para brindar becas cada año y que los estudiantes puedan formarse en universidades chinas en modalidad de intercambio”, resalta la docente de mandarín del colegio New Cambridge de Bucaramanga.

Y es que el gobierno chino se ha dado a la tarea de difundir y promover su cultura a través de cursos y eventos, enviando docentes nativos que enseñen mandarín en diferentes ciudades de Colombia.

“Nosotras somos profesoras voluntarias que trabajamos con el gobierno. Por eso realizamos un examen que tenemos que aprobar y posteriormente nos envían para diferentes países a enseñar nuestro idioma y cultura. En cada país duramos alrededor de dos o tres años. La experiencia es muy enriquecedora y aquí en Bucaramanga ha sido excelente porque la gente es muy amable y la vida es más tranquila que en China”, asegura Mana Suya.



Una opción de aprendizaje
Óscar Mauricio Rey, rector del New Cambridge School, colegio que implementó el mandarín en su programa de estudios, asegura que este idioma se debería enseñar desde tempranas edades, debido a la riqueza multicultural, las mayores posibilidades de desarrollo profesional y porque “creo que conocer la cultura asiática, China una de tantas, es absolutamente vital para la superviviencia de nosotros como industria”.

Así mismo, el académico insiste en que el país asiático cada vez se convierte en socio comercial fundamental para Colombia y ya no solo se conoce por hacer copias de diferentes artículos, sino que se está posicionando como desarrollador de productos de calidad y dentro de estos se encuentra la educación.      

“Estamos convencidos del multilingüismo. Creemos que ya el inglés no es suficiente, implementamos el francés en algunos grados y estamos haciendo esta primera avanzada con el mandarín para mostrarles a los estudiantes que hay un mundo más allá de América, de Inglaterra y que hay culturas tan lejanas y distintas como la China”, expresa el Rector.

De esta manera profesores nativos brindan la enseñanza del idioma y sus experiencias a los estudiantes, quienes tienen la oportunidad de adquirir mayor conocimiento, abrir sus mentes y tener mayor capacidad de pensamiento crítico generando mayores habilidades para las lenguas.

“Para nosotros el mandarín entra a enriquecer nuestro currículo internacional, medimos la calidad con herramientas como los exámenes internacionales YCT y HSK. Creo que con este programa estamos contribuyendo a abrir la mente de los estudiantes y darles la posibilidad de pensar en estudiar en una universidad China”.

Desde 2016, el colegio New Cambridge implementó el idioma mandarín en su programa de estudios, esto desde el grado tercero de primaria hasta octavo de secundaria con una frecuencia horaria de cuatro horas por semana.

Publicada por
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad