Jueves 23 de Octubre de 2014
Informe Salud
Patrocinado por:
Martes 30 de Julio de 2013 - 12:01 AM

Hidronefrosis renal, alteración que merece atención inmediata

Suministrada / Vanguardia Liberal
El diagnóstico prenatal permite detectar cada día más fetos y neonatos con dilatación de los sistemas excretores renales, pero la mayoría de los casos son ectasias transitorias en la vida intrauterina que desaparecen en los primeros meses de la vida posnatal.
(Foto: Suministrada / Vanguardia Liberal)
El desarrollo de la ecografía fetal intraútero y su resolución ha permitido mejorar la oportunidad del diagnóstico prenatal de las malformaciones. La hidronefrosis supone la alteración congénita más común detectada por ecografía prenatal, situación que representa el 50% de las anormalidades.

El término hidronefrosis se refiere a la dilatación de las vías urinarias debido a un desbalance entre la producción de la orina y su llegada a la vejiga, generalmente causada por una obstrucción temporal en algún punto de la vía urinaria.

Dentro de las anomalías renales que afectan al feto y al recién nacido, la hidronefrosis es la más frecuente de ellas, y es un motivo de preocupación para los padres por las posibles efectos que pueda tener sobre la función renal y la presencia de infecciones.

La dilatación del riñón fetal detectada durante la gestación es una situación que se presenta en uno de cada 100 embarazos y se evidencia en la ecografía obstétrica de rutina. Después del nacimiento estos hallazgos deben confirmarse mediante una ecografía de vías urinarias y, en caso de ser necesario, se deben realizar otros estudios para llegar a un diagnóstico preciso.

Causas

Casi la mitad de los fetos diagnosticados con hidronefrosis durante la gestación, evolucionarán hacia la normalidad antes del momento del parto o durante los primeros años de vida, situación que en general constituye un acontecimiento benigno que, en la mayoría de los casos, representa una obstrucción temporal evolutiva y que sólo requiere vigilancia durante la vida posnatal. Sin embargo, algunos casos pueden llegar a requerir una intervención quirúrgica debido al daño potencial sobre la función renal.

Existen varios factores que se deben tener en cuenta a la hora de definir qué pacientes requieren un seguimiento más estricto y/o exámenes especializados adicionales después del nacimiento del bebé. Hay que analizar la severidad del evento, si se presenta en uno o en ambos riñones, si hay dilatación de la vejiga e identificar el volumen de líquido amniótico. Este último es importante, ya que está conformado en su mayoría por la orina del feto hacia el final del embarazo.

Una vez se confirma el diagnóstico de hidronefrosis, lo más importante para los padres es rodearse de un equipo médico multidisciplinario conformado por un obstetra, urólogo pediatra, nefrólogo pediatra y neonatólogo. Este grupo de especialistas tiene la función de explicar a los padres cuáles han sido los hallazgos encontrados en la ecografía y trazar un plan de seguimiento que inicia en el embarazo y se extiende hasta después de este. Es de anotar que en la mayoría de los casos el embarazo continuará su curso normal hasta el parto.

Muchos cambios

Después del nacimiento, el bebé pasa por muchos cambios normales que pueden disminuir o incluso ocultar la hidronefrosis. Por esta razón, se recomienda esperar entre dos a siete días de vida para hacer una ecografía de vías urinarias con el fin de confirmar el diagnóstico.

Con base en este examen, el urólogo pediatra y/o nefrólogo pediatra, definirán si el recién nacido requiere iniciar un tratamiento de profilaxis antibiótica, el cual ayuda a disminuir la posibilidad de infección urinaria; igualmente, determinarán qué exámenes adicionales son necesarios y la frecuencia de los controles médicos.

LA VOZ DEL EXPERTO
Dr. Víctor Hugo Figueroa, Urólogo Pediatra - Centro Urológico FOSCAL

“En la gran mayoría de los casos los fetos diagnosticados con hidronefrosis no requieren ninguna intervención quirúrgica. Sin embargo, se debe tener especial atención con los fetos varones que presentan dilatación en ambos riñones, ya que esta situación puede ser causada por una obstrucción a la salida de la vejiga (valvas de uretra posterior, como uno de los eventos más frecuentes y exclusivos en los varones), especialmente si está asociado con dilatación de la vejiga y disminución del volumen del líquido amniótico.

En estos fetos se debe hacer un seguimiento frecuente en las primeras 24 horas de vida con ecografía de vías urinarias, dada la severidad del diagnóstico y el riesgo de daño renal. Si se confirma la dilatación severa en ambos lados y se sospecha la obstrucción de la vejiga, estudios adicionales como la cistografía miccional serán necesarios para confirmar este diagnóstico.

Las intervenciones inutero (procedimiento al feto durante el embarazo) aunque son muy escasas y su necesidad es muy rara, pueden estar indicadas en algunos pacientes con un posible diagnóstico de valvas de uretra posterior. Sin embargo, hay que balancear los riesgos que esta terapia puede traer para la madre y/o el feto, debido a que estos procedimientos raramente cambian el daño renal crónico asociado a este diagnóstico.

Cuando el caso definitivamente lo amerita, el bebé debe cumplir con unos mínimos requerimientos para indicar un procedimiento inútero:

1. Evidencia de obstrucción a nivel de la vejiga.

2. Cariotipo normal.

3. No otras anomalías en el feto demostradas por ecografía antenatal.

4. Embarazo con un feto único varón.

5. Disminución del volumen del líquido amniótico.

6. Función renal preservada y sin evidencia de múltiples quistes renales.

Publicada por
REDACCIÓN SALUD
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones