Publicidad
Sáb Ago 19 2017
20ºC
Actualizado 06:37 pm
Martes 15 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Cinco homicidios y 600 riñas se presentaron el fin de semana en el área metropolitana

Hasta ayer, en horas de la tarde, apenas comenzaba la tragedia en el hogar de Jhonathan Jaimes Amaya, de 25 años, una de las vidas que se apagó este fin de semana durante un ataque con arma blanca por parte de un vecino, en el barrio La Juventud.
En esta cancha del barrio La Juventud murió Jhonathan Jaimes Amaya, de 26 años. Ayer, la Policía realizaba operativos en la zona recolectando información del hecho.

Hermanos, amigos y vecinos del sector esperaban la llegada del féretro para despedirlo en su vivienda. Mientras tanto, los conocidos que lo veían cuidar carros y desyerbar la cancha de fútbol, eran interrogados por las autoridades en el lugar del hecho.  

Muchas personas buscan explicación a la ola de violencia que por estos días se ha tomado el norte de la ciudad y que solo el fin de semana dejó tres víctimas fatales.

Algunos ciudadanos afirman que se debe a la llegada de las fiestas de fin de año. “Muchos ‘vagos’ están buscando plata y otros quieren el control de la droga”, dice un líder de la comunidad que pidió reserva de su nombre.

Otros añaden: “Lo que hace falta es mano dura y más control. Acá todo es por venganza”.

Lo único cierto es que nadie se explica qué fue lo que pasó en la cancha de fútbol de este barrio ayer a las 7:00 de la mañana. Un grupo de personas que amaneció jugando cartas recuerda que la víctima estaba junto a ellos y de un momento a otro apareció el agresor,

“Era el ‘Menor’. Venía como loco y desde hacía varios días estaba buscándole problemas a la gente”, recuerda un hombre que permanece en el espacio deportivo.

Al parecer, el atacante, quien es reconocido en el barrio por infundir terror con toda clase armas, “amenaza al que se le atraviesa y ha dejado malheridos a varios jóvenes”, cruzó un par de palabras con Jaimes, “luego lo vimos salir corriendo por el monte. Jhonathan ya estaba tirado al lado de las escaleras y tenía una herida en el corazón”, narró otro de los testigos.

Martha Amaya y Francisco Jaimes, que lamentaron lo ocurrido y piden a las autoridades que aceleren la investigación luego de la captura de alias el ‘Menor’ o ‘Lala’, aseguraron que su hijo no tenía problemas con nadie en el sector.

“Jhonathan trabajaba con su papá en chatarrería, fue obrero de construcción. A veces limpiaba la cancha del barrio. Hizo un curso para ser vigilante, pero nunca consiguió trabajo. Siempre que decíamos que vivíamos en el norte, nunca nos volvían a llamar”, comentó la mamá, mientras los vecinos le expresaban sus condolencias.

“Yo hago pagar a mi hijo completo. Si está acostumbrado a hacer eso, tiene que pagar. De eso me voy a encargar. Ya lo denuncié”, agregó Martha Amaya en medio de su dolor, refiriéndose al presunto autor de la muerte de Jhonathan.

Las autoridades que estuvieron en el lugar aseguraron que la muerte de este hombre de 26 años fue producto de una riña y que se adelanta el respectivo proceso de judicialización.

Un grupo de 20 hombres del Grupo Operativo Especial de Seguridad del Cuerpo Nacional de Policía, Goes, que ha sido abucheado y atacado con piedras y palos en distintos sectores de esta zona, permanece durante las 24 horas del día al tanto de la situación.

Muertes violentas no cesan
A la muerte de Jhonathan Jaimes Amaya se suma la de Carlos Andrés Rivero Ferreira, un joven de 16 años que fue atacado por Ricardo Alberto Martínez de 20 años, en medio de un riña.

La última vez que la madre de la víctima lo vio con vida fue el domingo en la tarde cuando el joven, estudiante de noveno grado de un colegio de validación, salió de su vivienda ubicada en el barrio Llanito.  

“Me llamaron y me dijeron que mi hijo estaba en el Hospital de Girón. Cuando llegué lo habían trasladado a una clínica de Bucaramanga. Allí me dijeron que mi hijo estaba muerto”, recuerda la madre, quien desconocía las causas del deceso.

Durante la audiencia de imputación de cargos en el Centro de Servicios Judiciales, se pudieron establecer las causas del hecho.

La víctima era conocida con el alias de ‘El Lechero’ y los que sí estuvieron en el lugar de los hechos, el domingo a las 2:00 de la tarde, aseguraron que todo pasó por el robo de una gorra.

“‘El Lechero’ vio pasar a una joven pareja de la mano, se les tiró encima, les sacó un cuchillo y les robó la gorra. El muchacho atacado (Ricardo Martínez) le dijo que se la devolviera, pero ‘Lechero’ sacó un puñal y lo hirió. El muchacho no se dejó y también lo apuñaleó”, narraron los testigos.

Carlos Andrés Rivero Ferreira fue trasladado al Hospital de Girón y detrás de él venía su rival de 20 años.

Martínez, quien fue capturado por las autoridades, sobrevivió al ataque. Rivero Ferreira, hacia las 4:00 de la tarde, murió.

El capturado no aceptó los cargos que le imputó la Fiscalía. No obstante, un juez le dio medida de aseguramiento.

Otras tres muertes
Un enfrentamiento entre familias en el barrio La Transición II dejó como saldo la muerte de Rafael Mojica Barón, de 21 años, exactamente en el sector conocido como ‘Las Pilas’, el sábado a las 7:45 de la mañana. En el lugar también falleció un vecino de la víctima, identificado como Carlos Alberto Méndez Orduz, conocido con el alias de ‘Petete’, de 25 años.

Una pelea entre dos mujeres la noche del viernes fue la causa del choque entre dos familias. Al parecer, Mojica Barón acudió a defender a su mamá y allí “cazó la muerte”.

Se presume que un familiar de la mujer que enfrentó la madre de Mojica, llegó junto a dos hombres más a los cambuches donde este residía. Esperaron a que la víctima entrara a un baño comunitario y allí le segaron la vida con varios impactos de bala.

Carlos Alberto Méndez Orduz, quien al parecer vio todo lo que ocurrió, también terminó sin vida esa mañana. Los atacantes, que se presume habían tenido en varias oportunidades peleas con esta víctima, le propinaron un disparo en la boca.

Del hecho hay un capturado de 15 años, señalado de ser uno de los autores. Las autoridades siguen tras la pista de dos sujetos más que escaparon el sábado.  

Ese mismo día, en horas de la tarde, en medio de una riña en el barrio Brisas del Río del municipio de Girón, Daniel Carreño Niño, de 54 años, le quitó la vida a Edinson Mauricio Navarro, de 26 años.

Luego de causarle una herida en el pecho con arma blanca, Carreño Niño lanzó el cuerpo de su víctima al río, pero fue descubierto por vecinos de la zona y miembros de la Policía.

El agresor fue capturado en flagrancia. Se le imputaron cargos por homicidio agravado y se encuentra privado de la libertad.


Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad