Publicidad
Dom Sep 24 2017
20ºC
Actualizado 08:50 pm
Miércoles 30 de Noviembre de 2011 - 12:01 AM

Tres muertos dejó alud que cayó sobre una casa

La emergencia ocurrió ayer a las cinco de la mañana en la finca Pumaroso, localizada en la vereda Sardinas a 10 minutos del casco urbano del municipio de Rionegro. Dos niños de 7 y 8 años sobrevivieron milagrosamente.
César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL
La emergencia se registró en la madrugada de ayer en la finca Pumaroso, vereda Sardinas del municipio de Rionegro.
(Foto: César Flórez/VANGUARDIA LIBERAL )

Una madrugada trágica vivió la familia Torres Torres cuando fue sorprendida por el desprendimiento de parte de una montaña que destruyó la humilde casa en la que habían residido durante los últimos diez años.
A las cinco de la mañana de ayer la montaña cedió ante las constantes y fuertes lluvias que han caído en la zona durante las últimas 48 horas, provocando que un alud de lodo, piedras y árboles cayera sobre el techo de la casa donde a esa hora dormían dos adultos y tres niños.
La fuerza del derrumbe destruyó las bases de la casa de ladrillo la cual en segundos quedó reducida a escombros. Debajo del lodazal y las ruinas estaban los cuerpos de Cristiniano Torres, de 58 años, Flor Alba Torres, de 28 y los de tres niños de 11, 8 y 7 años de edad.

Vida y muerte
Cristiniano y Flor Alba murieron en el sitio, al igual que el niño de 11 años cuyos cuerpos yacían debajo de la placa de cemento que servía de techo a la vivienda.
Pero en medio del desastre la esperanza se abrió paso para crear un milagro de vida ya que los dos niños más pequeños, de 7 y 8 años, salieron ilesos de en medio de los escombros.
Los menores fueron protegidos por una nevera que al caerse les sirvió de techo para no ser golpeados por el alud. Luego, los dos niños se abrieron paso por entre el barro, pasaron un puente colgante y caminaron 20 minutos hasta la finca de don Pedro.
“Los niños llegaron corriendo y le dijeron a don Pedro que un derrumbe había sepultado la casa. Entonces se reportó el caso a la Policía y varios vecinos nos fuimos para la finca donde no había quedado ni un ladrillo en pie”, señaló Arnulfo Vargas, un habitante de la zona.

Tragedia anunciada
Durante cerca de dos horas la Unidad Móvil de Criminalística de la Policía de Santander, con la ayuda de algunos vecinos de la zona, adelantó la diligencia de levantamiento de los tres cadáveres que fueron trasladados a la morgue del municipio de Rionegro.
“Hace diez días Cristiniano me llamó y me dijo que en la finca se había registrado un pequeño derrumbe. Entonces le dije que fuera a la alcaldía y que pidiera ayuda pero nadie le puso atención y ahora vea lo que ocurrió”, señaló entre sollozos Juan Antonio Torres, familiar de las víctimas.
Ropa, enseres, mercado, herramientas, juguetes y hasta un cultivo de cacao quedó sepultado por el derrumbe, donde los tres perros de la casa buscaban sin cesar a sus amos.
“Los dos niños que sobrevivieron quedaron bajo el cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf y en los próximos días un familiar de las víctimas podrá solicitar la custodia”, señaló el comandante de la Policía de Santander, coronel Mario Aurelio Pedroza Sandoval.
Los tres cadáveres serán entregados a sus familiares en las próximas horas. Por ahora la zona permanece en alerta roja ante la amenaza nuevos deslizamientos.

Publicada por
Sin votos aún
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad