Publicidad
Mié Sep 20 2017
25ºC
Actualizado 12:46 pm
Viernes 23 de Diciembre de 2011 - 03:01 AM

Conductor arremetió contra agente de Tránsito en la calle 36

Eran las 10:00 de la mañana cuando en pleno centro de Bucaramanga, en la calle 36 entre carreras 13 y 14, un uniformado de Tránsito, Heriberto Mantilla, le pidió al conductor de una camioneta gris los documentos del vehículo. El hombre había estacionado el vehículo en una zona no autorizada, además, obstruía el paso del flujo vehicular.
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Momento en el que llega la Policía a controlar el enfrentamiento entre el conductor y el agente de Tránsito. El altercado redujo el tráfico a un carril en la calle 36, entre carreras 13 y 14, durante casi una hora.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

 

Los que pasaban por allí aseguraron que el conductor no acató la orden. Después de alzar la voz, de lanzar unos cuantos improperios y de perder el control, este hombre salió de su camioneta y golpeó a Mantilla.

Una verdadera algarabía se formó en ese momento. Algunos vendedores ambulantes gritaban al conductor y le pedían que golpeara al agente. 
Algunos transeúntes, a quienes el hecho les causó indignación, le decían al conductor que se calmara y que respetara la autoridad. Sin embargo, la discusión seguía. 

Una ambulancia que transitaba por esta vía se detuvo. El conductor pensó que allí había un herido y quería recogerlo. 

El escándalo de la sirena de este vehículo alertó a un grupo de policías que de inmediato llegó al lugar a imponer el orden.

Sin embargo, muchos de los que allí estaban, seguían abucheando al agente de tránsito, a quien también le gritaban “sapo”, “chupa”, “ladrón”. 
Compañeros del agredido llegaron a auxiliarlo. Lo que apenas era un llamado de atención, terminó en una gran discusión que obstaculizó el tráfico durante casi una hora. 

A pesar de que el conductor fue abordado por los policías, éste se rehusaba a calmarse. Algunas personas que viajaban con él en la camioneta, le pedían a los uniformados que lo perdonaran, que todo era causa del “estrés” y de los malos entendidos. 

“Yo sólo le pedí el pase del carro. Debía hacerle un comparendo porque él obstruía el tráfico y estaba en  una zona 
Publicada por
Su voto: Ninguno (13 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad