Publicidad
Mar Ago 22 2017
20ºC
Actualizado 09:54 pm
Lunes 02 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Menor perdió un dedo por culpa de la pólvora

A pesar de la prohibición para la quema de pólvora en gran parte del departamento, se registraron al menos tres casos en Santander de menores de edad quemados por manipulación de juegos pirotécnicos.
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Un menor de nueve años perdió el dedo corazón de su mano izquierda en Barrancabermeja, luego de recoger un tote de un carrancio que, al parecer, estaba encendido.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

 

El caso más crítico se dio en el Puerto Petrolero, donde un niño de nueve años, al parecer, introdujo sus manos en un ‘carrancio’ recién quemado, con tan mala suerte que un tote había quedado encendido y explotó en ese momento justo.

Esto le causó al pequeño graves heridas en su extremidad superior izquierda, provocando con esto que perdiera el dedo corazón de esta mano.
Ayer el  infante permanecía recluido en la sala de observación de la Clínica Magdalena a la espera de ser valorado por un ortopedista, quien definiría el proceso a seguir.

En el área también
Por otro lado, tal y como sucedió en navidad, el área metropolitana de Bucaramanga no salió impune en este año viejo y en esta ocasión también registró quemados, uno de ellos un menor de edad del municipio de Girón.

“Son dos los casos presentados... de haber atendido a los llamados que hicieron las autoridades se podrían haber evitado. Sabemos que es una tradición, pero estas personas que tienen como trabajo la producción de pólvora, por hacer unos pesos de más perjudican a la comunidad”, explicó el brigadier General José Ángel Mendoza Guzmán, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

El pasado 25 de diciembre las autoridades registraron cuatro menores de edad quemados con pólvora, tres de Bucaramanga, uno de Barrancabermeja y un policía que resultó herido tras la manipulación de este tipo de material en un operativo.

“La quema de pólvora facilita que los delincuentes realicen sus fechorías. El ruido que estos artefactos generan permite que los disparos que se realicen se camuflen entre estos sonidos, por esta razón muchas veces es difícil tener un control en estas noches sobre este tema”, agregó el general Mendoza.
Publicada por
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad