Publicidad
Mar Oct 17 2017
24ºC
Actualizado 02:02 pm
Viernes 13 de Enero de 2012 - 12:01 AM

Suboficial murió luego de que se le disparó la pistola

Un disparo accidental, accionado por la misma víctima, acabó con la vida del intendente Mario Franco Escobar, de 39 años, experto en explosivos y jefe del área Científica de Criminalística de la Policía de Santander.
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
Su último trabajo operativo fue el 23 de julio del año pasado cuando desactivó varias minas halladas en una caleta de las Farc en el corregimiento de Ciénaga del Opón.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)

El trágico incidente se presentó a las 8:00 de la noche del miércoles luego de que Franco Escobar se retiró de la formación y se dirigía al armerillo a dejar su pistola de dotación.

De acuerdo con algunas versiones, camino al armerillo el intendente habría sacado el proveedor del arma y se estima que pudo haber olvidado que en la recámara de la pistola había una bala la cual se disparó, según las autoridades, de manera accidental.

Tras el disparo, Mario  Franco Escobar sufrió una herida en la cabeza que hizo que se desgonzara generando  caos y confusión en el lugar, pues en principio se llegó a pensar que se trataba de un atentado.

Minutos después el suboficial fue auxiliado por sus compañeros quienes lo subieron a un vehículo en el cual fue trasladado al servicio de urgencias del Hospital Universitario Los Comuneros.

Pese a la pronta atención médica que recibió Franco Escobar, la gravedad del disparo le causó la muerte.

“Lo que hemos establecido es que después de la formación el policía se dirige a entregar el arma y de manera accidental ésta se disparó ocasionándole la muerte.

Era un hombre destacado dentro de sus funciones como policía por lo que lamentamos su muerte”, señaló el coronel Eduar Saavedra, subcomandante de la Policía de Santander.

Con honores
Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, realizaron la diligencia de levantamiento del cadáver el cual fue trasladado a la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, seccional Bucaramanga.

El cuerpo será puesto en velación en el Funeral Moderno donde se le rendirá un homenaje póstumo mientras llegan a Bucaramanga sus familiares quienes residen en el municipio de Santa Rosa de Cabal, Risaralda.

“Estaremos atentos a lo que la familia del uniformado requiera ya que aún no se ha definido si el cuerpo será sepultado acá en Bucaramanga o trasladado a Risaralda”, agregó el coronel Saavedra.

Franco Escobar estaba casado y era padre de una hija de cinco años.

El suboficial prestó sus servicios a la Policía en Bogotá, Casanare, Antioquia y Santander. En su hoja de vida aparecen tres menciones honoríficas, dos condecoraciones y 35 felicitaciones.

El suboficial era experto en el manejo de explosivos y tenía bajo su mando dicha dependencia en la Policía de Santander.

El último operativo del suboficial fue la desactivación de una caleta con explosivos hallada el 23 de julio del año pasado en el corregimiento de Ciénaga del Opón. En el sitio encontraron minas tipo abanico de dos kilos, tres minas cilíndricas de cuatro kilos, entre otras armas, propiedad del frente Raúl Eduardo Mahecha de las Farc.

Publicada por
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad