Publicidad
Vie Ago 18 2017
22ºC
Actualizado 09:01 am
Miércoles 15 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Los dos sacerdotes habrían pagado por su propia muerte

La Fiscalía reveló ayer que el sacerdote santandereano Rafael Reátiga Rojas y Richard Píffano Lagua, natural de Norte de Santander, habrían pagado $15 millones por su propio crimen, ocurrido el 26 de enero de 2011 en Bogotá.
Archivo/VANGUARDIA LIBERAL
El crimen de los dos sacerdotes se registró en Bogotá el 26 de enero de 2011 en Bogotá en la localidad de Kennedy.
(Foto: Archivo/VANGUARDIA LIBERAL)

La afirmación fue hecha por la Fiscal Antiterrorista Ana Patricia Larrota Pacheco en la audiencia de imputación de cargos contra alias ‘Gavilán’ y alias ‘Gallego’, los sicarios que habrían ejecutado el doble asesinato.
En la audiencia además la Fiscal aseguró que, de acuerdo con la investigación, días antes del asesinato los dos sacerdotes estuvieron en el Cañón del Chicamocha, Santander, donde habrían intentado suicidarse.
La razón por la cual los sacerdotes habrían pagado por su muerte, según la Fiscalía, habría obedecido a que se enteraron de que uno de ellos padecía una enfermedad contagiosa incurable.
Por tal razón, afirma la Fiscalía, los sacerdotes habrían contactado a través de varias personas a dos sicarios a quienes se presume les pagaron $15 millones para que los asesinaran.
Una de las pistas que llevó a la captura de los presuntos sicarios fue hallada en el celular de las víctimas pues, según la Fiscalía, encontraron varias llamadas entre los homicidas y las víctimas.
La pareja de sacerdotes fue asesinada el 26 de enero de 2011 en la localidad de Kennedy, en Bogotá. Los dos cuerpos fueron hallados dentro del vehículo Chevrolet Aveo de placas CDX-505.
Inicialmente las autoridades manejaron la hipótesis de que el asesinato de los religiosos habría obedecido a un intento de atraco. No obstante, con el paso de los meses los investigadores perfilaron el caso hasta que dedujeron que ellos mismos habrían pagado por su muerte.
Sin embargo los familiares de los sacerdotes rechazaron ante los medios de comunicación la versión entregada por la Fiscalía: “hasta que no me muestren pruebas no creo en nada y le solicitaré a la Fiscalía que se vuelva a realizar la necropsia para que se compruebe que mi hermano no tenía una enfermedad contagiosa. Me parece inaudito lo que se está diciendo, quién va a pagar para que lo maten”, indicó la hermana de uno de los sacerdotes asesinados.

A prisión
Isidro Castiblanco, alias ‘Gallero’, acusado de ser responsable, junto a Gildardo Peñate, del asesinato de los sacerdotes, aceptó los cargos por homicidio agravado que le imputó la Fiscalía durante la audiencia ante un Juez de Control de Garantías, mientras su compañero no admitió su participación. Al considerar que son un peligro para la sociedad y podrían obstruir la justicia, el Juez 31 de Garantías cobijó con medida de aseguramiento a Gildardo Peñate Suárez e Isadro Castiblanco.

Publicada por
Su voto: Ninguno (8 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad