Publicidad
Jue Ago 17 2017
21ºC
Actualizado 05:07 am
Miércoles 29 de Febrero de 2012 - 12:01 AM

Nueve puñaladas le pusieron fin a la riña

El brutal asesinato se registró el lunes en la noche en el barrio Olas Altas, del Norte de la ciudad, donde un joven de 19 años acribilló a cuchillo a un hombre en medio de una riña.
Alias ‘El Mocho’ no aceptó los cargos que le imputaron por el delito de homicidio agravado. Sin embargo fue enviado a la Cárcel Modelo de Bucaramanga bajo medida de aseguramiento.

“Todo fue escabroso, algo que nadie quisiera ver porque el asesino no dejaba de darle puñaladas al señor. Estaba como poseído porque se encarnizó y por más que el señor ya estaba en el piso moribundo le seguía dando puñaladas”.
Así le relató un testigo a la Fiscalía los detalles del asesinato de Juan Eugenio Beltrán, un obrero de construcción de 57 años, quien fue brutalmente asesinado en medio de una riña el lunes a las 7:00 de la noche en el barrio Olas Bajas, en el Norte de la ciudad.
El crimen ocurrió en la calle 18 frente a la nomenclatura 16-19, donde funciona una tienda, y fue perpetrado por un sujeto de 19 años, conocido con el alias de ‘El Mocho’, quien finalmente fue capturado por la Policía.
Ayer, desde las 9:00 de la mañana hasta la 1:00 de la tarde, ‘El Mocho’ fue presentado en audiencia pública ante un juez de control de garantías en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, por el delito de homicidio agravado.
Y aunque no aceptó los cargos, la Fiscalía reveló detalles de cómo la riña entre la víctima y el agresor acabó en uno de los más atroces crímenes ocurridos en los últimos años en el área metropolitana.

Se perdió el celular
Un celular que se perdió fue el detonante de la tragedia en la que Beltrán, quien no tenía nada que ver en el asunto, llevó la peor parte simplemente por hacer un comentario.
“A una muchacha del barrio se le perdió el celular y entonces se regresó a la tienda para preguntar si alguien lo había cogido pero le respondieron que no. Entonces ella se fue para su casa y les dijo a los que estaban en la tienda que ya regresaba, porque eso no se quedaba así”, le refirió el testigo a la Fiscalía.
Mientras eso pasaba, Beltrán se encontraba desprevenido en una de las mesas de la tienda tomándose unas cervezas con una amiga del barrio.
“La muchacha del celular regresó con su hermano, al que le dicen ‘El Mocho’, quien increpó a un preventista que estaba en la tienda para que devolviera el celular perdido, incluso, lo requisó para constatar que no lo tuviera escondido”, agregó el testigo.
Fue entonces cuando el preventista le dijo a Beltrán que se le hacía imposible que le estuvieran echando la culpa del robo de un celular que él no había cogido.
Lo que le dijo el preventista fue la pauta para que Beltrán pronunciara las que fueron sus últimas palabras, antes recibir en su cuerpo nueve puñaladas que acabaron con su vida: “Tanto escándalo por un celular que no vale nada…”, dijo.

Sevicia y crueldad
En respuesta a las palabras de Beltrán, alias ‘El Mocho’ lo insultó, lo increpó e incluso lo retó a pelear, sin obtener ninguna respuesta de la víctima.
“Le dijo cuanta grosería se le pasó por la mente, le decía que si era que él le iba a pagar el celular o qué, o si no que no fuera sapo. Como el señor no le respondía nada ‘El Mocho’ se fue para la casa, pero a los dos minutos regresó y sacó un cuchillo”, afirmó el testigo.
Alias ‘El Mocho’, según varios testigos que tiene la Fiscalía, arrinconó a Beltrán contra una máquina ‘tragamonedas’, y le propinó una puñalada en el brazo izquierdo.
“El señor intentó defenderse y le lanzó una botella a ‘El Mocho’ quien la esquivó y se le lanzó de nuevo para darle otra puñalada esta vez en el pecho”, consignó el testigo.
El agresor salió del lugar con el cuchillo en la mano, situación que aprovechó Beltrán para pedir auxilio pues ya estaba herido de gravedad.
“Parece ser que ‘El Mocho’ pensó que el señor lo iba a perseguir y se devolvió, lo volvió a agredir y cuando la víctima ya estaba en el piso le seguía propinando puñaladas”, concluyó uno de los testigos de la Fiscalía.
Finalmente Beltrán fue auxiliado y trasladado al servicio de urgencias del Hospital Local del Norte donde murió por la gravedad de las nueve puñaladas que recibió en diferentes partes del cuerpo.

Síntesis

Directo a la Modelo 

• Luego de agredir a Beltrán, alias ‘El Mocho’ emprendió la huida por las escaleras del barrio Olas Altas.
• La oportuna reacción de la Policía permitió su captura en la calle 27 con 11 del barrio Altos del Kennedy, en momentos en que pretendía ingresar a una vivienda.
• El Mocho’ fue presentado ayer en audiencia pública ante un juez de control de garantías y pese a que no aceptó los cargos, el juez le dictó medida de aseguramiento en la Cárcel Modelo de Bucaramanga.
• En la audiencia contra alias ‘El Mocho’ estuvo presente la exesposa de la víctima fatal, quien en su breve intervención pidió que se hiciera justicia.

Publicada por
Su voto: Ninguno (4 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad