Publicidad
Mar Ago 22 2017
21ºC
Actualizado 08:25 pm
Jueves 08 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Un motociclista murió arrollado por las llantas de una tractomula

La víctima era padre de un niño de diez años y su esposa, quien se enteró de la tragedia por las noticias de la radio, tiene cuatro meses de embarazo.
Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL
El trágico accidente ocurrió ayer a las 6:00 de la mañana frente a la entrada al barrio Colseguros, en el Norte de Bucaramanga.
(Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL )

Todo era normal ayer en la mañana para Yudy Patiño, quien tiene cuatro meses de embarazo, hasta que recibió una llamada del batallón Ricaurte para preguntarle por qué siendo las 6:30 de la mañana su esposo no había llegado a trabajar a la cafetería.
La angustia la invadió porque Rubiel, soldado profesional, había salido como todos los días de su casa, ubicada en el barrio Los Colorados, a las 5:45 de la mañana.
Fue entonces cuando sintió un mal presentimiento sobre el accidente que, le habían contado, estaba generando un trancón en la vía que de Los Colorados conduce a Bucaramanga.
Por eso prendió la radió sólo para confirmar lo que la intuición ya le había dicho, Rubiel Cañas Gutiérrez, de 28 años, su esposo, no conocería al hijo que ella lleva en el vientre, pues a esa hora yacía bocabajo en la carretera, muerto después de que una tractomula lo arrolló.
“Mi angustia empezó cuando me llamaron del batallón a preguntarme por qué Rubiel no había llegado a trabajar. Entonces prendí el radio y escuché en las noticias el nombre de mi esposo y decían que era el muerto del accidente”, narró la esposa del occiso.
Ayer, sentada en la puerta de la morgue de Medicina Legal, Yudy lloraba la partida del que por 11 años fue su esposo, de cuya unión quedó un hijo que hoy tiene 10 años y un bebé de cuatro meses de gestación que tristemente no conocerá a su padre.

Así fue el accidente
Rubiel Cañas Gutiérrez, quien llevaba ocho años en el Ejército como soldado profesional, pereció luego de que la motocicleta de placa MXV-73C en la que se movilizaba, chocó contra el taxi de matrícula XMD-529, lo que ocasionó que se cayera y fuera arrollado por las llantas traseras de la tractomula de placas SSZ-258.
El choque ocurrió a las 6:00 de la mañana a pocos metros de la entrada al barrio Colseguros, en el Norte de Bucaramanga, por donde todos los días, desde hace tres años, pasaba para ir a su trabajo.
“El de la motocicleta iba de norte a sur  e intentó adelantar a la tratomula pero en esa venía bajando un taxi de sur a norte. Al parecer el muchacho no supo qué hacer y chocó al taxi en la parte delantera izquierda y se cayó. La tractomula lo atropelló con las llantas traseras y siguió su marcha, parece que su conductor no se dio cuenta de nada”, indicó un testigo.
Cañas Gutiérrez murió en el acto ante la mirada desconcertada y nerviosa de varios conductores que a esa hora transitaban por el sector.

“Pare, pare”
Mientras la gente del sector corría en su desesperado afán por auxiliar al motociclista, el conductor de la tractomula que lo arrolló siguió su recorrido, al parecer, porque no se percató de la tragedia que se anidó en las llantas traseras del pesado vehículo que conducía.
“La gente le gritaba y le gritaba al conductor de la tractomula para que se detuviera pero nada. Entonces llegó la Policía y por radioteléfono le avisaron a los del CAI La Virgen donde lo detuvieron”, señaló un testigo.
Minutos después del trágico accidente un vecino de la zona llegó con una sábana blanca para tapar el cuerpo sin vida del motociclista, quien yacía expuesto a las miradas de los curiosos que se agolparon en la escalofriante y dolorosa escena.
Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística de la Dirección de Tránsito y Transporte de Bucaramanga, se encargaron de tomar las evidencias, elaborar el croquis y hacer el levantamiento del cadáver.
Tanto la motocicleta como la tractomula y el taxi fueron conducidos a los patios de Tránsito donde permanecerán inmovilizados hasta tanto se determine con exactitud las causas que generaron el fatal choque.

Publicada por
Su voto: Ninguno (7 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad