Publicidad
Mar Sep 26 2017
22ºC
Actualizado 10:00 pm
Lunes 19 de Marzo de 2012 - 12:01 AM

Barrancabermeja de luto luego del siniestro aéreo

Los cuerpos sin vida del exalcalde Édgar Cote Gravino, el curador Carlos Alberto Larios y el empresario Óscar Palomino Velandia, quienes perecieron en un siniestro aéreo el pasado sábado a tres millas del aeropuerto Yariguíes, de Barrancabermeja, fueron entregados ayer sus familiares.
Édgar Pernett/VANGUARDIA LIBERAL
El fatal accidente se registró el sábado a las 4:45 de la tarde a tres millas del aeropuerto de Barrancabermeja.
(Foto: Édgar Pernett/VANGUARDIA LIBERAL)
Sobre las 9:55 de la mañana los cuerpos sin vida de las tres víctimas fueron retirados de la morgue de Medicina Legal del Puerto Petrolero, para ser puestos en velación.

Desde ayer en horas de la tarde los despojos mortales del exalcalde Édgar Cote Gravino y el curador Carlos Alberto Larios permanecen en cámara ardiente en la Catedral La Inmaculada, mientras que el cuerpo del empresario Óscar Palomino Velandia es velado en la funeraria Los Olivos. 

La muerte de los tres ocupantes de la avioneta Cessna 182 de matrículas HK-1441, la cual se precipitó a tierra a las 4:45 de la tarde en inmediaciones de una estación de servicio en la vía Barrancabermeja-Bucaramanga, causó conmoción en la clase política del Puerto Petrolero.

Aunque las autoridades no han precisado con exactitud las causas del siniestro aéreo, se conoció que instantes previos a la tragedia las víctimas estaban sobrevolando unos predios del empresario Óscar Palomino.
“Se murió soñando porque ellos estaban mirando dónde sería el desarrollo de Barrancabermeja”, afirmó Carlos Orejarena, quien en el gobierno de Cote Gravino, fue Secretario de Gobierno.

Cita trágica 
Las tres víctimas fatales del accidente se reunieron el sábado en horas de la tarde para concretar varios proyectos de desarrollo para Barrancabermeja entre ellos la zona franca, la construcción de la terminal de transportes y posibles proyectos de vivienda. 

Por tal razón las tres víctimas decidieron hacer un sobrevuelo en la avioneta de matrícula HK-1441,  que al parecer, sería de propiedad de Cote Gravino. 

Ellos despegaron a las 4:00 de la tarde del aeropuerto 

Yariguíes. 45 minutos después, por causas que son materia de investigación, la aeronave perdió altura hasta chocar contra unos cables de alta tensión desatando el siniestro.

Los tres cadáveres fueron recuperados por miembros del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía mientras que las causas que originaron el accidente son analizadas por la Aeronáutica Civil.

Ayer la Electrificadora de Santander restableció el servicio de energía eléctrica en el sector del Retén donde se registró el accidente 

“Esperamos que una vez se permita el ingreso a la zona del accidente, nuestras  cuadrillas puedan desplazarse para levantar y reparar las redes rotas que quedaron en el piso desde el sector El Retén hasta kilómetro 9”, señaló el jefe del área de Operación y Calidad de la Electrificadora de Santander, Manuel Cala.
Publicada por
Su voto: Ninguno (3 votos)
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad