Publicidad
Sáb Nov 18 2017
21ºC
Actualizado 06:39 pm
Viernes 20 de Abril de 2012 - 12:01 AM

Hombre murió quemado dentro de su propia casa

La tragedia se evidenciaba desde la puerta de la casa de dos pisos, ubicada en el barrio Mirador de la UIS, donde amontonaron ropa, zapatos y otros elementos que fueron consumidos por las llamas.
Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL
En medio de lágrimas, la esposa de Casseres Meza buscaba ayer de entre los escombros qué se podía rescatar.
(Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL)

Allí, en una de las habitaciones del segundo piso, murió Hemerson Enrique Casseres Meza, de 29 años, quien sufrió graves quemaduras de tercer grado en diferentes partes del cuerpo.
Los hechos se presentaron a las 12:45 del mediodía luego de que el hoy occiso, quien había estado consumiendo licor desde la noche del miércoles, tuvo una discusión con su compañera sentimental.

“Llegó con una botella de aguardiente y me dijo que me tomara una cerveza, yo le dije que no. Se sentó en la cama y de un momento a otro se puso agresivo, tumbó el televisor y por eso yo me salí con mis dos hijos de 10 meses y 4 años”, relató la esposa del occiso.

Minutos después desde afuera de la vivienda donde estaba Casseres Meza se empezó a sentir un penetrante olor a gas, por lo que su esposa salió en busca de ayuda.

“Le pedí el favor a un señor de una moto que me llevara hasta la casa del hermano de Hemerson para que me ayudara a controlarlo. Cuando regresé ya había ocurrido el incendio y él venía todo quemado bajando por las escaleras por las cuales rodó”, recordó la esposa de Casseres Meza.

Murió en el HUS
Al parecer el incendio, según las autoridades, se habría producido tras una fuga en el cilindro de gas. Lo que no se sabe con certeza es si el hombre abrió la llave premeditadamente o si en medio de su furia pateó el cilindro y este se abrió accidentalmente.

Lo cierto es que dentro de la humilde casa se produjo una llamarada que envolvió a Casseres Meza y que además consumió electrodomésticos, ropa, mercado, colchones y hasta la cuna del bebé de 10 meses.

“Lo envolvieron en una sábana y entre varios lo alzaron para llevarlo hasta la ambulancia. Solo preguntaba por las hijas”, relató su esposa.

El hombre fue trasladado al servicio de urgencias del Hospital Universitario de Santander, HUS, donde minutos después murió ante la gravedad de las heridas.

Aunque los bomberos llegaron hasta la vivienda, ya los habitantes del sector habían controlado las llamas que dejaron todo reducido a escombros.

“Era muy buena persona, no sabemos por qué pasó lo que pasó. Él vendía pinchos en un puesto que tenía frente al estadio y hace dos años estaba viviendo con su esposa con la que tiene un bebé de 10 meses. Tiene otro hijo en Bogotá, es una niña de 10 años”, dijo un familiar de la víctima.

Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, realizaron la diligencia de levantamiento del cadáver, el cual fue trasladado a la morgue del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, seccional Bucaramanga.

Publicada por
Su voto: Ninguno (2 votos)
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad