Sábado 1 de Noviembre de 2014
Publicidad
Publicidad
Judicial
Patrocinado por:
Miércoles 17 de Octubre de 2012 - 11:28 AM

Policía alerta incremento del tránsito de ‘mulas’ en el aeropuerto Palonegro

Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL
Policía alerta incremento del tránsito de ‘mulas’ en el aeropuerto Palonegro
(Foto: Archivo/ VANGUARDIA LIBERAL)
Ocho casos de tráfico de estupefacientes se han registrado en el aeropuerto Palonegro en lo que va corrido del año, la mayoría de los implicados tenía como destino Panamá. El año pasado sólo se registraron tres casos.

El Mayor Javier Hernando López Rodríguez, comandante de la Estación de Policía del Aeropuerto Palonegro, aseguró que se registran seis casos donde las personas utilizan maletas con doble fondo para esconder la droga. “Tenemos además dos capturados por ingerir la droga en cápsulas”.

De los casos registrados durante el 2012, cinco hombres y tres mujeres han sido los ‘correos’ empleados por los narcotraficantes, es decir, en el 62% está involucrado el sexo masculino.

Las rutas y destinos de las ‘mulas’

Según el Mayor de la Policía Javier Hernando López Rodríguez, el aeropuerto Palonegro funciona como una estación de transición para los ‘correos humanos’, quienes utilizan la terminal aérea como una salida fácil y con menores controles.

“Hay muchos casos en los que conocemos que la persona proviene de Cúcuta. Vienen hasta aquí porque en el aeropuerto de Cúcuta existe una unidad antinarcóticos dispuesta para este tipo de operativos, lo que dificulta un poco más la salida de estupefacientes. Aquí en Bucaramanga esperamos que se implemente pronto para seguir entregando resultados positivos”, agregó el oficial.

Las autoridades aseguran que los destinos ‘favoritos’ para llevar la droga son Panamá, Estados Unidos y Guatemala, razón por la cual Bucaramanga se convirtió en una plataforma de salida de pasajeros con cargamentos de droga hacia Centroamérica.

“Además de estos destinos que tenemos identificados, sabemos que muchas personas viajan hacia Panamá para desde allí salir hacia otros países. Hay gente que viene desde el Valle, Norte de Santander, Cesar y hemos tenido casos de ciudadanas mexicanas”, aseguró el oficial.

El comportamiento delata a las ‘mulas’

Según el oficial a cargo, existen ciertos patrones de conducta que son tenidos en cuenta por las autoridades para identificar un posible caso de tráfico de droga.

“Nosotros perfilamos a las personas, esto lo hacemos mediante la observación del comportamiento, ya que algunos llegan nerviosos, tienen los labios secos, no toma ni comen durante el trayecto o en la estadía en el aeropuerto. Otros llegan tarde para evitar que se les requise normalmente, este tipo de comportamientos nos da a entender que algo pasa con ellos”, informó el mayor López.

La creatividad de las modalidades existentes

Sin duda los delincuentes que se lucran con la comercialización de drogas han creado una cantidad de mecanismos para evadir los controles de las autoridades y lograr pasar los estupefacientes hacia sus destinos finales.

Las autoridades han informado sobre estos métodos:

- Maletas de doble fondo: Consiste en empacar la sustancia estupefaciente en bolsas plásticas selladas con cinta y ubicarlas estratégicamente en la maleta debajo de los forros que trae ésta o poniendo encima de la carga laminas plásticas que tapen su contenido.

- Computadores: Al interior de estos aparatos electrónicos, los traficantes pueden esconder y transportar hasta 1.214 gramos de cocaína sin ser detectados fácilmente, ya que el peso de los portátiles es en algunos casos elevado. Lo que despierta la sospecha de las autoridades, es que los propietarios de estos equipos, los introducen en cajas con icopor sustentando que lo hacen para evitar que sufran daños durante el viaje.

- Libros y sobres: Esta es una de las formas menos conocidas pero también empleadas por los narcotraficantes. Consiste en impregnar las hojas o papeles que se pretenden enviar en la encomienda y así no se sospecha de su contenido. Las autoridades muchas veces deciden revisar estos paquetes debido al peso de estos. Este tipo de cargamentos Este podrían tener un costo de $10 millones en Colombia y unos $100 millones en el extranjero.

- Cosméticos y zapatos: Este método de transporte de drogas fue detectado debido al alto peso de los elementos que lo contenían. Por una parte los zapatos son empleados para transportar la droga en la suela de estos, como uno de los casos que se registró en Bucaramanga en días pasados, en donde los traficantes hicieron una pasta para pegarla en este lugar.

Por otra parte, el clorhidrato de cocaína líquido es introducido en frascos de perfume, los cuales tienen una capacidad de hasta 2.700 c.c. Aunque esta modalidad no es nueva, sí es una de las más utilizadas por los traficantes. Al parecer esos 2.700 c.c. de cocaína en el mercado negro tienen un valor aproximado de 10.000 dólares.

Otra forma utilizada es impregnando la ropa al interior de las maletas de cocaína para que no sean detectadas por los rayos infrarrojos.

Ser ‘mula’ no paga

Las autoridades hacen un llamado a aquellas personas que se ven tentadas a realizar este tipo de actividades, ya que la ley sanciona con altas penas a los que sean sorprendidos llevando estupefacientes.

Las leyes colombianas son claras en cuanto a las condenas que deberán cumplir aquellas personas que se presten para transportar hacia el interior del país y para sacar de él cualquier sustancia que sea considerada ilegal, y que supere la cantidad mínima permitida.

La ley 365 de 1997 en su artículo 17 hace la siguiente aclaración:

“El que sin permiso de autoridad competente, salvo lo dispuesto sobre dosis para uso personal, introduzca al país, así sea en tránsito o saque de él, transporte, lleve consigo, almacene, conserve, elabore, venda, ofrezca, adquiera, financie o suministre a cualquier título droga que produzca dependencia, incurrirá en prisión de 6 a 20 años y multa de 100 a 150 mil salarios mínimos legales mensuales.

Si la cantidad de droga no excede de mil gramos de marihuana, doscientos gramos de hachís, cien gramos de cocaína o de sustancia estupefaciente a base de cocaína o veinte gramos de derivados de la amapola, doscientos gramos de metacualona o droga sintética, la pena será de uno a tres años de prisión, y multa en cuantía de dos a 100 salarios mínimos legales mensuales.

Si la cantidad de droga excede los límites máximos previstos en el inciso anterior sin pasar de diez mil gramos de marihuana, tres mil gramos de hachís, dos mil gramos de cocaína o de sustancia estupefaciente a base de cocaína o sesenta gramos de derivados de la amapola, cuatro mil gramos de metacualona o droga sintética, la pena será de cuatro a 12 años de prisión y multa de diez a cien salarios mínimos legales mensuales.”

Publicada por
PAULA PIMIENTO / VANGUARDIA.COM
Su voto: Ninguno (3 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones