Martes 22 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Judicial
Patrocinado por:
Viernes 28 de Diciembre de 2012 - 12:01 AM

Crimen en el barrio Ricaurte fue perpetrado por sicarios

Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL
El asesinato se presentó el miércoles a las 7:00 de la noche en la carrera 17C No 57-06, del barrio Ricaurte, en Bucaramanga. La víctima fue trasladada a la Clínica Saludcoop, a donde llegó sin signos vitales.
(Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL )
Poco a poco las autoridades arman el ‘rompecabezas’ para establecer los móviles y las circunstancias del crimen de John Humberto Mendoza Sánchez, de 30 años, asesinado a tiros el miércoles a las 7:00 de la noche en la carrera 17C No 57-06, del barrio Ricaurte, en Bucaramanga.

Lo primero que agentes del Grupo Vida de la Sijín y el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, lograron establecer, es que el sujeto que disparó contra Mendoza Sánchez no pretendió asaltarlo sino asesinarlo.

Así las cosas, la hipótesis que surgió tras el atentado que señalaba que la víctima había recibido los disparos en medio de un asalto, quedó descartada de plano por las autoridades, quienes afirmaron que el homicidio fue perpetrado por sicarios.

Por tal razón los investigadores centran las pesquisas en la vida privada del hoy occiso para establecer si tenía problemas de tipo personal que hubiesen generado el sangriento ataque.

“Estamos indagando, pero por ahora podemos decir que en el sitio no se presentó ningún robo y que todo  indica que se pudo tratar de una venganza de tipo personal”, señaló el coronel William Boyacá, subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Mendoza Sánchez, natural de Cúcuta, Norte de Santander, se había radicado en Bucaramanga desde hace un año. “Él no se metía con nadie. No tenía problemas y menos amenazas. La gente que lo conocía puede dar fe de esto, por eso no sabemos qué pudo pasar. Le pedimos a las autoridades que hagan justicia”, indicó una tía de la víctima fatal.

El crimen
Él trabajaba como receptor de encomiendas en una empresa de mensajería, vivía en el barrio La Victoria, y como todos los días desde hace varias semanas, el miércoles a las 7:00 de la noche se encontraba sentado en la silla desde la cual recibía y despachaba encomiendas.

“El tipo que lo mató llegó al local, no pronunció ni una sola palabra, sacó el arma y le empezó a disparar. John no tuvo tiempo de reaccionar, quedó sentado en la silla gravemente herido”, le indicó un testigo a las autoridades.

De acuerdo con los datos que tanto la Policía como el CTI obtuvieron en el lugar de los hechos, los sicarios habrían pasado varias veces por el sector en una motocicleta de color azul.

La pareja de criminales parqueó la motocicleta a una cuadra de la mensajería donde se encontraba la víctima, y luego uno de ellos llegó hasta el ‘objetivo’ y le propinó un disparo en el brazo derecho y otro en la espalda.

El homicida corrió hasta el sitio donde era esperado por su cómplice, con el que emprendió la huida sin dejar rastro. Al mismo tiempo Mendoza Sánchez fue trasladado en un taxi al área de urgencias de la Clínica Saludcoop, a donde ingresó muerto.

Agentes de la Unidad Móvil de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, realizaron la diligencia de levantamiento, y antes de trasladar el cadáver a la morgue de Medicina Legal fijaron evidencias en el lugar donde se produjo el atentado.

Publicada por
REDACCIÓN JUDICIAL
Etiquetas:
Su voto: Ninguno (1 vote)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones