Martes 22 de Julio de 2014
Publicidad
Publicidad
Judicial
Patrocinado por:
Lunes 21 de Enero de 2013 - 12:01 AM

Murió menor de ocho años por enfrentamiento entre ‘parches’

Marco Valencia/ VANGUARDIA LIBERAL
Murió menor de ocho años por enfrentamiento entre ‘parches’
(Foto: Marco Valencia/ VANGUARDIA LIBERAL )
Los enfrentamientos entre los llamados ‘parches’ siguen dejando en su camino víctimas inocentes. En esta ocasión se trata de un niño de tan solo ocho años, quien recibió cuatro disparos en el barrio San Cristóbal, Norte de Bucaramanga.

Lo insólito en este lamentable hecho, ocurrido la noche del pasado sábado, es que, al parecer, según las indagaciones que hicieron las autoridades en el sector, al menos dos de los tres principales sospechosos del crimen serían familiares del menor de edad.

Así lo aseguraron ayer varios testigos, quienes advirtieron que el pequeño venía de estar en una piñata con sus dos hermanos y su mamá.

Al parecer, la familia quedó atrapada en medio de la disputa cuando regresaban a su casa por la vía principal de San Cristóbal (carrera 22B entre calles 3N y 4N), en límites con el barrio La Esperanza I, Comuna Dos de Bucaramanga.

A pesar de que en un comienzo se habló de que se trataba de un caso de ‘balas perdidas’, algunos testigos insinuaron que no fue un accidente, sino un crimen hecho con intención.

Prueba de ello, afirmaron estas personas, es que no fue una, sino cuatro las balas que impactaron en el cuerpo del niño de ocho años.

¿Cómo fue el crimen?
Según el Comandante encargado de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, coronel William Alberto Boyacá Zambrano, los hechos ocurrieron aproximadamente a las 6:00 de la tarde del pasado sábado.

En ese momento, explicó el alto oficial, la madre del menor y sus tres hijos regresaban a su casa.

“Ella misma (la madre) se da cuenta de una posible agresión entre jóvenes de su barrio. Identifica a tres de ellos, toda vez que son familiares, y al poco tiempo comienza el cruce de disparos por donde ellos van pasando”, agregó el comandante (e) de la Mebuc.

En medio del alboroto, el niño de ocho años recibió los cuatro impactos de bala, uno de ellos (el fatal) en la cara y al menos dos en las extremidades. 

La víctima fue trasladada de inmediato al Hospital del Norte por su madre y unos vecinos, pero falleció allí a los pocos minutos.

“Todo esto estaba lleno de gente, habían muchos niños por todos lados... descargaron varias armas porque se sintieron por lo menos 12 tiros o más… el niño cayó en la esquina frente a la cancha”, relataron varios habitantes del sector.

Ayer, el barrio estuvo vigilado con un buen número de uniformados, ante la posibilidad de alguna reacción violenta o retaliación por la muerte del menor de edad.

Por su parte, por petición de la familia, el cuerpo fue trasladado del Instituto de Medicina Legal de Bucaramanga al barrio donde ocurrieron los hechos, pues se tiene previsto realizar la velación del niño en la casa de sus abuelos.

Dos ‘parches’ enfrentados
Los dos grupos que estarían involucrados en el crimen se estarían disputando, según los vecinos, el control territorial y comercial del sector. 

Al respecto, Boyacá Zambrano aseguró que “se trata de jóvenes que se conocen desde hace mucho tiempo, que viven en el mismo sector, pero que están enfrentados por hechos muy simples, como el hurto de una gorra… lamentablemente, son disputas por falta de tolerancia”.

Estas diferencias, comentaron los testigos, irían incluso más allá de los lazos de sangre, amistad o de matrimonio, y han llevado a que la situación sea muy tensa últimamente en esta parte del norte de la ciudad.

Un capturado, pero luego sale libre
Boyacá Zambrano afirmó que la Policía hizo presencia de inmediato en el lugar y, luego de unas primeras entrevistas, “se logró identificar plenamente a los tres sujetos que participaron en la muerte del menor”.

Según el alto oficial, “uno de ellos ya fue capturado y estamos en la búsqueda de los otros dos”.

El comandante (e) de la Mebuc agregó que las primeras versiones e investigaciones indican que “uno de los presuntos asesinos es primo hermano del niño muerto, mientras que otro sería un primo lejano”.

A pesar de esto, ayer se pudo conocer que el joven capturado, quien tiene 18 años recién cumplidos, fue liberado por el Juez de Control de Garantías, al declarar como ‘ilegal’ la captura.

Por lo pronto, las autoridades esperan ahora reunir más datos para poder emitir las respectivas órdenes de captura de los sospechosos del asesinato.
Publicada por
REDACCIÓN JUDICIAL
Su voto: Ninguno (2 votos)
Compartir en facebookCompartir en twitterCompartir en my spaceAgregue a digg.com
Agregar comentario
Agregar comentario
Comentarios de facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad

Zona Comercial

Publicidad
Todos los derechos reservados Galvis Ramirez & Cia S.A. - 2014 - Bucaramanga - Colombia. Prohibida su reproducción total o parcial, sin autorización escrita de su titular. Términos y condiciones