Publicidad
Publicidad
Dom 29 de Mar de 2015
21ºC
Actualizado 06:19 pm
Viernes 08 de Febrero de 2013 - 12:01 AM

Treinta menores fueron atendidos por emergencia en un colegio del Norte

Una alarmante situación se registró ayer a las 9:15 de la mañana en una institución educativa ubicada en el barrio María Paz, en el Norte de Bucaramanga, luego de que un grupo de estudiantes lanzó dentro de las instalaciones varios ‘gases olorosos’.
Javier Gutiérrez/VANGUARDIA LIBERAL
Los estudiantes afectados fueron trasladados al área de urgencias del Hospital Local del Norte, donde fueron atendidos.
(Foto: Javier Gutiérrez/VANGUARDIA LIBERAL )

“Faltaban 5 minutos para que se acabara el descanso cuando un grupo de estudiantes empezó a lanzar los ‘gases químicos’. Uno lo echaron en la sala de informática, otro en el pasillo del segundo piso, y los otros en el patio”, dijo una estudiante de noveno grado.

Cuando los gases empezaron a hacer su efecto dentro del colegio se vivió un caos, pues los penetrantes y nauseabundo olores hicieron que más de un estudiante sintiera mareo, náuseas y vómito.

“Eso fue terrible. Hubo caos porque a todos nos dio por correr de un lado a otro como sin saber qué hacer pues por todos lados estaba ese olor”, relató una joven de octavo grado.

Según dijeron los mismos estudiantes, los ‘gases químicos’ habrían sido comprados por varios alumnos que aprovechando el tiempo del descanso se acercaron a una de las rejas donde un hombre les vendió cada sobre por $800.

“Ellos se los compraron a un tipo que ofrece los ‘gases químicos’ ahí afuera del colegio.

“Parece que querían hacer una broma pero se les fue la mano porque según cuentan, compraron como seis de esos gases que vienen en bolsa pequeña, es como un líquido que huele muy feo”.

En medio del caos que se generó, los profesores en sus vehículos empezaron a trasladar a los estudiantes que se sintieron mal.

“Los más afectados fueron los de octavo, noveno, décimo y once.

“Incluso cuatro profesores y una de las señoras del aseo, resultaron afectados”, añadió otro estudiante.

El caso fue atendido por la Policía de Infancia y Adolescencia, que en dos patrullas ayudó al traslado de los estudiantes al servicio de urgencias del Hospital Local del Norte.

“No se presentó intoxicación, los estudiantes fueron atendidos por un trastorno de ansiedad generalizado ya que la situación de caos que se vivió produce respiración agitada y tensión”, aseguró una fuente del hospital.

La rectora de la institución educativa donde se presentó el hecho afirmó que ya iniciaron el proceso disciplinario para establecer quiénes fueron los responsables y que será el Consejo Directivo el que tomará las decisiones del caso.

Publicada por
Sin votos aún
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad