Publicidad
Lun Feb 19 2018
22ºC
Actualizado 08:19 am
Sábado 03 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

A la carcel un joven de Bucaramanga con amplio prontuario delictivo

En menos de 24 horas Camilo Andrey Vargas Portilla, de 21 años, fue arrestado dos veces por la Policía. En la primera ocasión fue acusado de haber robado una moto, proceso por el cual quedó libre, y luego se hizo efectiva una orden de captura que tenía vigente.
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
Camilo Andrey Vargas Portilla era buscado por las autoridades por el delito de porte ilegal de armas, en concurso con hurto calificado y agravado.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)

Camilo Andrey Vargas Portilla, de 21 años, salió el pasado jueves del Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, esposado y con cupo en un centro carcelario, en donde deberá purgar una condena de 5 años y 10 meses de prisión, luego de que agentes de la seccional de Protección y Servicios Especiales de la Policía hicieran efectiva una orden de captura en su contra.

El detenido, mecánico de motos de profesión, es señalado por las autoridades de haber participado en una serie de hurtos a mano armada ocurridos meses atrás en Bucaramanga y su área metropolitana.

Lea también: Joven venezolano apuñaló en Bucaramanga a donante de comida

El arresto de Vargas Portilla, quien durante cerca de un año evadió el cerco de las autoridades, tuvo lugar en la carrera 17 occidente con calle 36 del barrio Alfonso López, el pasado miércoles.

Allí, fue señalado de haber hurtado una motocicleta Yamaha BWS, avaluada en $6 millones, mediante la modalidad de halado.

Sin embargo, al momento en el que fue detenido por agentes de la Policía del cuadrante, el sujeto se identificó como David Julián Acuña Cala, de 25 años, y presentó una cédula de ciudadanía correspondiente a dicha identidad.

El pasado jueves en la tarde, el individuo fue llevado a comparecer por el delito de hurto calificado y agravado. Ante una serie de sospechas, un grupo de uniformados decidió corroborar si el detenido en verdad se llamaba David Julián, como horas atrás se había presentado, por lo que decidieron indagar en las bases de datos oficiales.

Varios minutos después, llegaron a la conclusión de que el verdadero nombre del capturado era Camilo Andrey Vargas Portilla, quien además tenía vigente una orden de captura emanada por el Juzgado Primero de Ejecución de Penas y Medidas de Bucaramanga, por el delito de fabricación, tráfico, porte y tenencia de armas de fuego, en concurso con hurto calificado y agravado.

Le puede interesar: Definen 4 acciones para afrontar la llegada masiva de venezolanos a Santander

Previamente, el individuo fue presentado en audiencia por el robo de la moto y en la diligencia recuperó su libertad.

Una vez el joven de 21 años abandonó el Palacio de Justicia y cuando se disponía a bordar una motocicleta Yamaha XT que lo esperaba en la vía pública, la Policía lo interceptó en la calle 34 con carrera 11 de Bucaramanga e hizo efectiva la orden judicial antes mencionada.

Pese a que Camilo Andrey le suplicó a los uniformados que lo soltaran, fue dejado a disposición de la autoridad solicitante, la cual ya lo había condenado como reo ausente a cinco años y 10 meses de prisión.

Lea también: La travesía a pie de los venezolanos para llegar a Bucaramanga

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad