Sábado 09 de Abril de 2016 - 12:01 AM

Dudas que rondan muerte de Karen Villar, esposa de un teniente de Policía

Dudas sobre los móviles de la muerte de la mujer en Bucaramanga.
Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL
El CTI de la Fiscalía realizó la diligencia de levantamiento del cadáver de Karen Villar, en la morgue del Hospital Universitario de Santander, HUS.
(Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL )
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
En esta fotografía, en la que Karen aparece firmando un documento, se evidencia que ella era diestra. Sus amigos no se explican entonces cómo, aparentemente, el disparo que le produjo la muerte habría ingresado por la parte izquierda de la cabeza.
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL )

El análisis de algunas evidencias, los repetidos episodios de violencia intrafamiliar entre la pareja y el perfil de la víctima plantean dudas sobre los móviles de la muerte de la mujer.

Han transcurrido 12 días desde que ocurrió la muerte de Karen Ivett Villar Martínez y siguen surgiendo dudas sobre los móviles de su muerte, a pesar de que el reporte preliminar de las autoridades indicó que, al parecer, la mujer de 29 años se suicidó.

Como se recordará, los trágicos hechos ocurrieron el pasado 27 de marzo, a las 4:40 de la mañana, en la torre 14, apartamento 400, del conjunto residencial Torres del Tejar, en Bucaramanga, donde Karen se encontraba con su esposo, un teniente activo de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Aunque nadie, aparte del teniente y Karen, fue testigo de lo que ocurrió esa trágica madrugada en el apartamento, el análisis de algunas evidencias, las reiteradas discusiones entre la pareja y el perfil de la occisa plantean tres dudas alrededor de la hipótesis de su muerte.

El disparo

A las 5:05 de la mañana, envuelta en una sábana, dos paramédicos bajaron el cuerpo de Karen Villar desde el cuarto piso hasta la ambulancia en la que fue trasladada al Hospital Universitario de Santander, HUS.

Allí arribaron a las 5:18 de la mañana, y aunque la mujer fue llevada a la sala de reanimación, ya no tenía signos vitales, pues presentaba una herida con arma de fuego en la cabeza.

Apenas se conoció la versión del suicidio, un detalle llamó poderosamente la atención de los amigos cercanos a Karen, y era que, según la epicrisis entregada por el HUS, la mujer tenía una herida en la parte temporal izquierda y ella era diestra.

“Herida de un centímetro de diámetro en la región temporal izquierda que perfora cráneo. En región contralateral se halla herida con bordes irregulares de cerca de 10 centímetros de diámetro…”, se lee en la epicrisis.

“Si ella era diestra, ¿cómo iba a utilizar la mano izquierda para dispararse? La epicrisis evidencia que la bala ingresó por la izquierda, en donde dejó la herida de un centímetro, y salió por la derecha, donde el orificio es de cerca de 10 centímetros”, indicó un amigo de la occisa.

Vanguardia Liberal consultó a un perito forense, quien aseguró que el diámetro de las heridas descritas en la epicrisis (un centímetro en la parte temporal izquierda y 10 centímetros en la región contralateral) es un indicativo de que la bala pudo haber ingresado por la parte izquierda. “Sin embargo, este indicio no es lo único que determina cuál fue el orificio de entrada”, explicó.

En los próximos días, el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, seccional Bucaramanga, entregará los resultados de la necropsia, donde se determinará con exactitud cuál fue el orificio de entrada de la bala que le ocasionó la muerte a Karen Villar.

Constantes peleas

Un mes antes de la muerte de Karen Villar, la administración del conjunto residencial donde vivía la pareja les envió dos cartas en las que les llamaba la atención por los reiterados escándalos y episodios de violencia intrafamiliar.

Esto, según los allegados a Karen, evidencia el maltrato tanto físico como sicológico al que era sometida por parte de su compañero sentimental, a quien describen como un hombre temperamental.

En la última carta enviada a la pareja por la administradora, fechada el 1 de marzo de este año, se resume lo ocurrió la noche del 28 de febrero.

“El día 28 de febrero del año en curso, siendo las 3:28 de la mañana, interrumpen el sueño de los residentes de la torre 14 con ruidos, discusión fuerte, por lo tanto se recibió la queja de sus vecinos en portería, así que se recurrió a llamar a la Policía, la cual acudió al llamado. Todo terminó a las 4:35 de la mañana”, dice el escrito.

Esta redacción tuvo acceso a una serie de fotografías en las cuales aparece Karen mostrando los morados que le quedaron en el brazo derecho y los arañazos que sufrió en el cuello y los hombros, tras una de esas discusiones. No obstante, ella nunca denunció formalmente a su esposo ante la Fiscalía.

“Siempre estaba alegre”

La tercera duda sobre la hipótesis del suicidio que tienen amigos y allegados de Karen, es que ella era una mujer alegre, que nunca habría contemplado la idea de quitarse la vida, y menos cuando estaba a punto de consolidar un proyecto profesional.

El 4 de abril, Karen empezaba a trabajar con una firma de almacenes de cadena. La joven ya había firmado contrato laboral, por lo que debía viajar a Medellín, donde durante 20 días recibiría una capacitación para el desempeño de sus funciones, relacionadas con la supervisión general.

“En esas tres semanas me van a capacitar tanto en el área administrativa, ejecutiva y campo. Tengo que montar el evento del día de las madres en tres de los almacenes de Medellín, se imagina yo viviendo en Medellín, que dicha. Estoy pensando en qué me voy a llevar, Dios mío…”, dice uno de los mensajes que intercambió con una amiga a través de WhatsApp, días antes de su trágica muerte.

“Ella era muy extrovertida y estaba muy ilusionada y feliz con lo que sería su nuevo trabajo. Por eso dudamos que se hubiese podido quitar la vida”, agregó una amiga Karen.

Todos estos interrogantes que surgen alrededor de los móviles de la muerte de Karen Villar son investigados por funcionarios del CTI de la Fiscalía, quienes avanzan con el análisis de cada una de las evidencias, con el fin de resolver el caso.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad