Publicidad
Mié Sep 20 2017
21ºC
Actualizado 10:15 am
Viernes 14 de Julio de 2017 - 12:01 AM

Niño de dos años falleció por inmersión tras caer a una quebrada

Las autoridades investigan la muerte de un bebé de dos años, quien fue hallado sin vida en una fuente hídrica del corregimiento El Olivar, Suaita, Santander.
Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL
En la Funeraria Serfusangil de Mogotes se realizó la velación del niño de dos años.
(Foto: Suministrada / VANGUARDIA LIBERAL)
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
La Policía se encargó de las acciones formales del levantamiento del cadáver.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

La tragedia llegó a una humilde familia del corregimiento Olival, en Suaita, Santander, luego de que el más pequeño de la casa, un bebé de dos años, murió por inmersión tras caer en una quebrada de la región

El trágico suceso tuvo lugar sobre las 5:15 de la mañana, cuando los padres de la víctima en compañía de otro hijo de 4 años, salieron de la vivienda a trabajar en las labores del campo.

Mientras desarrollaban estas actividades, en la vivienda el niño dormía, al parecer, sin supervisión de ningún adulto. Sin embargo, antes de que el papá y la mamá regresaran de ordeñar un ganado, el menor se levantó y empezó a caminar por la zona. De acuerdo con la versión que maneja la Policía de Santander, el hoy fallecido abandonó la casa y se desplazó casi un kilómetro por zona boscosa de la finca hasta caer en la fuente hídrica aledaña. Sin ninguna persona cerca que lo auxiliara el bebé finalmente falleció ahogado.

Minutos después, cuando sus familiares hallaron el cuerpo ya no tenía signos vitales.

Las autoridades adelantan una investigación para corroborar esta hipótesis. Por el momento se pudo establecer que el cuerpo del niño no registraba signos de violencia.

Destrozados por lo sucedido, los padres reclamaron el cadáver, el cual fue trasladado a la Funeraria Serfusangil de Mogotes, donde ayer en la tarde fue velado.

Esta redacción pudo establecer que la familia había salido de Mogotes para trabajar en la finca lechera en Olival, sitio en donde ocurrió la tragedia, buscando mejores oportunidades de vida.

Van tres casos

Como se recordará, hace menos de tres meses, en el sector Linderos en la vereda La Fuente, de Los Santos, Santander, un bebé de 20 meses fue hallado ahogado en un balde. Lo desconcertante de la situación es que en esos momentos el menor se encontraba bajo el cuidado de una guardería del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf.

En otro hecho, en el corregimiento Meseta San Rafael, de Barrancabermeja, un menor de 22 meses salió de la vivienda en un descuido de sus tutores que miraban televisión.

El bebé llegó justo a un pozo que está ubicado a unos 50 metros de la casa, en el cual cayó y falleció por inmersión, el pasado 11 de abril.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad