Publicidad
Mar Sep 26 2017
22ºC
Actualizado 05:58 am
Domingo 06 de Agosto de 2017 - 12:01 AM

Un hombre fue asesinado frente a su esposa e hijos en Bucaramanga

Sin piedad y a sangre fría, un individuo asesinó de seis disparos a Hugo Fernando Barajas Plata, de 36 años, cuando se encontraba en la puerta de su casa del barrio San Rafael, de Bucaramanga, con su familia.
Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL
En esta vivienda esquinera ubicada en la calle 7 con carrera 12 del barrio San Rafael se presentó el ataque sicarial que dejó como saldo un hombre de 36 años muerto. Su esposa e hijos presenciaron los hechos.
(Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL)
Hugo Barajas Plata, de 36 años.

“Me sentí muy impotente al ver cómo le estaban disparando a mi marido. Yo le cogí la camisa al tipo y forcejeé con él, pero se le hizo fácil dispararme, menos mal falló. En ese momento pensaba en mis hijos, que estaban al lado mío viendo todo”.

Con estas palabras, Amanda Guerrero, esposa de Hugo Fernando Barajas Plata, el occiso, terminó su diálogo con Vanguardia Liberal en el que relató los momentos de angustia que se vivieron a las 9:30 de la noche de ayer, en una vivienda esquinera de la calle 7 con carrera 12 del barrio San Rafael de Bucaramanga.

Lea también: En 487 municipios de Colombia los homicidios son cosa del pasado

Allí, ‘Coroso’, como era conocido en vida la víctima, se encontraba parado en la puerta de su casa, en la cual tenía una tienda en compañía de su esposa.

Un individuo de baja estatura ingresó al establecimiento vistiendo un uniforme deportivo de color negro y amarillo. Acto seguido, compró una bolsa de agua. Una vez la mujer le entregó el producto, el desconocido sacó un arma de fuego y le propinó seis disparos al hombre de 36 años.

Su compañera sentimental y dos niños de 9 y 4 años vieron los hechos. En medio del desespero, la mujer quiso retener al sicario y lo cogió de la camisa, pero la reacción del asesino fue dispararle. Sin embargo, el proyectil no logró impactarla.

Lea también: Hombre condenado por homicidio fue asesinado en Bucaramanga

Mientras Barajas Plata quedó tendido en la puerta de la tienda, su verdugo se subió a una motocicleta y se dio a la fuga.

“Yo nunca había visto a este hombre por acá, pensé que era alguno de los señores que viene a jugar fútbol a la cancha (La Jaula) y quería tomar agua”, dijo la esposa.

Personas que se acercaron al lugar a intentar auxiliar al baleado nada pudieron hacer, un tiro en el abdomen, dos en la cabeza, uno en el hombro, otro en la mano izquierda y uno más en la parte izquierda del tórax, le produjeron el deceso de manera inmediata.

La Policía llegó al sitio y acordonó el lugar para preservar las evidencias. Luego hizo presencia la Unidad Móvil del Laboratorio de Criminalística del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, que realizó la diligencia de levantamiento del cadáver.

Le puede interesar: Hallado cadáver en un hotel de Bucaramanga

Antecedentes

De acuerdo con la Policía, la víctima del atentado tenía detención domiciliaria por el delito de hurto, beneficio que le habían otorgado el 8 de julio, tras purgar varios años de condena en una cárcel en Guaduas, Cundinamarca.

“Él había cometido errores como todo ser humano y por eso terminó en prisión, pero siempre fue un buen padre y esposo. Lo único que quería era recuperar su libertad y estar con sus hijos, sobre todo con el de cuatro años, pues casi nunca compartieron”, agregó la pareja.

La muerte del hermano y los móviles

Según pudo establecer esta redacción, el 7 de abril de 2015, Carlos Andrés Barajas Plata, de 25 años, hermano menor de ‘Coroso’, también perdió la vida en un hecho violento.

La víctima fue baleada cuando conducía una motocicleta Yamaha BWS por la carrera 11 con calle 28 de Bucaramanga.

En esa época, la Policía Metropolitana indicó que el crimen obedecía a un ajuste de cuentas por tráfico de estupefacientes en el barrio San Rafael.

Tras este nuevo episodio, los familiares no descartan que ambos hechos estén relacionados, por lo que les piden a las autoridades una investigación.

“Él se imaginaba que lo iban a matar porque hace dos años le habían asesinado a un hermano. La gente tal vez pensaba que como había salido de prisión iba a tomar venganza por el homicidio de su hermano, pero no era así”, concluyó Guerrero.

Los responsables de la muerte de Carlos Andrés Barajas Plata aún no han sido capturados.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad