Publicidad
Mar Nov 21 2017
19ºC
Actualizado 09:48 pm
Lunes 11 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Murió luego de ser embestida por un carro en Bucaramanga

Pese a que el conductor del vehículo implicado intentó darse a la fuga, fue capturado y ahora deberá enfrentar un proceso penal por homicidio culposo. La víctima fue identificada como Érika Quesada, de 26 años, quien se desplazaba como parrillera en una moto.
Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL
Los familiares de Érika Quesada Rueda se agolparon a las afueras de Medicina Legal, para recibir el cuerpo. La víctima pretendía reanudar el próximo semestre sus estudios de fisioterapia.
(Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL)
Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL
Un juez de garantías le dictó medida de aseguramiento domiciliaria al hombre de 50 años.
(Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA LIBERAL)
Érika Quesada Rueda dejó un hijo que iba a cumplir un año.

“Que se haga justicia, que no quede impune este accidente. Él me la mató, la arrastró. Ellos (los motociclistas) no fueron imprudentes, iban por su carril y sin exceso de velocidad. Ojalá no le vuelvan a permitir ponerse al frente de un volante en la vida. Me quitó una parte de mi vida, le quitó la mamá a mi nieto...”.

Estas fueron las primeras palabras que expresó Esperanza Rueda Galvis, madre de la víctima, a su llegada a las instalaciones del Instituto Nacional de Medicina Legal, seccional Bucaramanga, en donde aún con el corazón lleno de dolor y con el recuerdo de su hija intacto, se acercó a reclamar los restos mortales de Érika Yurley Quesada Rueda, fallecida en un accidente de tránsito.

Según lo informado por las autoridades, el hecho que enluta hoy a una familia gironesa tuvo lugar a las 5:40 de la tarde del pasado sábado, en la vía que de Girón comunica con Bucaramanga, a la altura de la carrera 17B con calle 70 del barrio Juan XXlll.

Lea también: Dos motociclistas mueren incinerados tras choque en vía de Santander

Allí, la víctima fatal, de 26 años, se desplazaba como parrillera en una motocicleta Yamaha BWS de matrícula KDB-32C, que era conducida por Cristhian Arocha Blanco, su compañero sentimental. La pareja venía desde el barrio Río de Oro de Girón, y se dirigía al Sanandresito La Isla en Bucaramanga, en donde iba a comprar productos para la piñata del primer año de vida de su hijo, que se realizaría el próximo domingo.

El recorrido se vio truncado luego de que, según la Policía, una camioneta Mazda 4x4 de placas DCS-830, que iba con un aparente exceso de velocidad, (en sentido Girón- Bucaramanga) y era conducida por Ricardo Becerra Castañeda, de 50 años, colisionó aparatosamente con la parte trasera de la moto.

Tras el impacto, la parrillera, quien laboraba en la parte administrativa de la Nueva EPS, quedó gravemente herida en el asfalto, mientras que la camioneta arrastró cerca de 50 metros la motocicleta. Ante esta situación, el conductor se dio a la fuga, pese a que las personas que lo acompañaban le advirtieron que se detuviera. Por su parte, Arocha Blanco sufrió múltiples traumas.

A los pocos minutos, en ambulancias trasladaron a los heridos a la Clínica Bucaramanga. Pese a los esfuerzos del personal médico, Quesada Rueda finalmente falleció sobre las 6:15 de la noche. Según el informe, un trauma craneoencefálico severo, un trauma en el rostro y laceraciones en múltiples partes del cuerpo fueron algunas de las complicaciones que presentó. Su pareja fue dado de alta ayer.

“Ella salió de la casa, se despidió del niño (el hijo) y dijo que iba a ir a comparar las cosas de la piñata. Como a la hora llamaron a la casa, era de la clínica. Una funcionara me dice que me presentara porque mi hija tuvo un accidente. Minutos después llegué allá con la esperanza que fuera algo pasajero, pero la doctora me dijo que mi hija estaba muerta. Yo no lo podía creer”, expresó la progenitora.

Homicidio culposo

Mientras estos hechos se desarrollaban, la Policía inició un despliegue operativo para dar con el conductor fugitivo. Y en efecto, minutos después, en la entrada del barrio Antonia Santos, agentes interceptaron la camioneta implicada en el hecho.

El hombre de 50 años fue capturado en flagrancia. Horas después, ante algunas versiones que indicaban que el detenido conducía en estado de embriaguez, fue llevado a Medicina Legal donde se le hizo la prueba de alcoholemia, pero al cierre de esta edición no se habían revelado un dictamen.

A las 2:00 de la tarde de ayer, fue presentado en audiencia. En la diligencia la Fiscalía le imputó cargos por homicidio culposo agravado, los cuales no aceptó. Un juez le dictó medida de aseguramiento de carácter domiciliaria.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (2 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad