Jueves 21 de Diciembre de 2017 - 12:01 AM

Incendio en bodega de abarrotes dejó $50 millones en perdidas

En cenizas, así quedó reducida una bodega de víveres y abarrotes luego de un voraz incendio que duró cerca de media hora y dejó $50 millones en pérdidas materiales.
Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL
En cenizas, así quedó reducida una bodega de víveres y abarrotes.
(Foto: Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL)

La emergencia se registró sobre el mediodía de ayer, en una bodega localizada en la carrera 23 con calle 12 del barrio San Francisco de Bucaramanga.

Testigos de los hechos dieron aviso a la línea de emergencia del Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga, una vez percibieron que una gran humarada salía del inmueble.

“Se desplazaron tres vehículos contraincendios, 15 bomberos y un oficial del Cuerpo de Bomberos voluntarios de Bucaramanga para extinguir el fuego. En media hora se logró controlar la emergencia y evitar que el fuego se expandiera a viviendas vecinas”, informó el teniente Jorge Peña, del Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga.

Pese a la rápida reacción de los socorristas, cientos de productos de la canasta familiar fueron consumidos en segundos por las llamas. Por el momento, para las autoridades el origen del fuego es materia de investigación.

“De manera preliminar las pérdidas ascienden a $50 millones, de un total de $180 millones que allí se encontraban depositados en mercancía. Las causas no se han establecido ni las perdidas del inmueble, eso aún se está valorando”, agregó el teniente Peña.

Robaron a los bomberos

Como si no fuera suficiente tener que ‘trabajar con las uñas’, el Cuerpo de Bomberos de Bucaramanga sufrió el hurto de una herramienta imprescindible para salvar la vida de quienes quedan atrapados en incendios.

Se trata de un bala de oxigeno avaluada en $500 mil, la cual fue hurtada cuando los socorristas rescataban a un hombre que pretendía acabar con su vida tirándose del Viaducto Provincial. El hurto se registró a la 1:00 de la tarde de ayer.

“Estando en el rescate nos informan que un particular ingresó a la ambulancia de Bomberos y sacó un bolso. Fuimos a revisar y se trataba de una bala de oxígeno con unos nanómetros y el estuche”, explicó Jorge Peña.

Según pudo establecer el rescatista, el delincuente sería un hombre que se desplazaba en una motocicleta y quien aprovechó que todas miradas se centraban en el operativo de rescate.

“El sujeto tuvo tiempo de dejar la moto al otro lado del viaducto, sentido norte – sur, cruzar, sacar el bolso e irse. Todas las personas estaban pendientes del chisme. Este elemento lo utilizamos para brindar soporte respiratorio en caso de incendios”, concluyó el teniente.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad