Publicidad
Jue Ene 18 2018
19ºC
Actualizado 05:39 am
Martes 02 de Enero de 2018 - 03:44 PM

¿Qué pasó con los cuatro menores de edad quemados con pólvora en Santander?

El Icbf y las comisarías de Familia de tres municipios de Santander siguen de cerca los casos de los cuatro menores que resultaron quemados con pólvora en el departamento. El reporte indica que ninguno de los afectados resultó con heridas graves.
Jaime del Río /VANGUARDIA LIBERAL
Las autoridades implementaron sanciones contra los responsables de estos cuatro menores.
(Foto: Jaime del Río /VANGUARDIA LIBERAL )

El 2018 comenzó con una cifra de menores de edad quemados con pólvora inferior a la de 2017. La Secretaría de Salud de Santander indicó que en la última temporada de fin de año hubo 11 niños quemados con pólvora; mientras la actual temporada solo registra cuatro.

Pese a las cifras positivas, las autoridades manifiestan que el objetivo debe ser cero menores quemados y que, por mínimo que sea el caso, debe investigarse y sancionarse a los responsables de su cuidado.

Los municipios donde se registraron los cuatro niños quemados con pólvora en Santander hasta este 2 de enero son: Mogotes, Chipatá, Aratoca y Barrancabermeja.

Vanguardia.com le cuenta cómo se encuentran las víctimas y en qué van los procesos de investigación y sanciones contra los adultos responsables de los menores de edad quemados en estos municipios. La entidad encargada del caso en Barrancabermeja es el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar - Regional Santander; para Mogotes, Chipatá y Aratoca corresponde a la Comisaría de Familia local.

Le puede interesar: Dos muertos y un quemado en Año Nuevo en Floridablanca y Piedecuesta

Mogotes

En el inicio de la temporada navideña, un niño de 12 años fue la primera víctima en figurar en las estadísticas de menores de edad quemados con pólvora en Santander. De acuerdo con el Icbf, el hecho ocurrió el 3 de diciembre, cuando luego de comprar un tipo de pólvora conocida como ‘volcán’, el menor lo encendió y le explotó en la mano derecha, la cual sufrió quemaduras de primer grado.

Para este caso, la madre del niño fue amonestada por la Comisaría de Familia municipal, con la asistencia obligatoria a cursos pedagógicos sobre derechos de la niñez. De igual manera, la autoridad le impuso una sanción monetaria de $786 mil por violar el artículo 38, numeral 5, del Código Nacional de Policía y Convivencia, “por facilitar, distribuir, ofrecer, comercializar, prestar o alquilar pólvora o sustancias prohibidas a niños, niñas o adolescentes”.

Chipatá

El pasado 8 de diciembre, un menor de siete años sufrió quemaduras de segundo grado en el área de la cara por cuenta de la explosión de un ‘volador’. Las heridas resultaron leves y el niño se recupera sin ningún inconveniente.

La Comisaría de Familia de Chipatá, municipio de la provincia de Vélez, ordenó a los padres asistir a charlas pedagógicas para concientizarlos sobre los riesgos de permitir que sus hijos manipulen pólvora.

Aratoca

Un joven de 12 años resultó con una quemadura de primer grado en uno de sus pómulos el pasado 9 de diciembre, al manipular un ‘volcán’.

Según el comisario de Familia de Aratoca, Marlon Bautista Avendaño, el menor se encuentra fuera de peligro. Sin embargo, se espera la valoración final de un especialista para dar el dictamen favorable y afirmar que está completamente recuperado.

Por este hecho, los padres del menor fueron requeridos y sancionados con charlas sobre pautas de crianza. En la próxima Comisión de la Conducta determinarán si es necesario aplicar otro tipo de decisiones administrativas, que implicarían multas económicas.

Lea también: Tres personas resultaron lesionadas con pólvora en Barrancabermeja

Barrancabermeja

El caso fue registrado el 24 de diciembre en el corregimiento El Centro de Barrancabermeja. La víctima, una niña de seis años, sufrió laceraciones leves en sus ojos cuando transitaba con su madre por una de las calles del barrio y unos niños que se encontraban manipulando 'martinicas' (también conocida como 'triki-trake') encendieron la pólvora. Una chispa cayó sobre sus ojos.

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios del municipio atendió a la niña y fue trasladada hasta el centro de salud del barrio, donde detectaron una irritación ocular producto de la explosión.

La directora regional del Icbf, Margy León De Buitrao explicó a Vanguardia.com que, tras la investigación, comprobaron que la madre de la niña no tuvo responsabilidad en lo sucedido, y al realizar una visita doméstica determinaron que la menor cuenta con un hogar apto para su crecimiento. No obstante, se solicitó a la mujer a asistir a una charla pedagógica sobre el cuidado infantil.

De acuerdo con el último reporte de quemados con pólvora entregado por el secretario de Salud de Santander, Alejandro Rivero, este 2 de enero, ya son 14 las víctimas en el departamento, misma cifra registrada el 2 de enero de 2017.

Continúe leyendo: Una mujer se convirtió en la víctima 14 de la pólvora en Santander

El conteo de personas quemadas con pólvora durante las fiestas de fin de año tendrá corte el 8 de enero. La meta es finalizar la temporada con reducción en las estadísticas: el año pasado culminaron con 18 personas quemadas.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad