Publicidad
Jue Feb 22 2018
22ºC
Actualizado 09:36 am
Miércoles 14 de Febrero de 2018 - 12:01 AM

Mujer habría sido drogada y robada en Floridablanca

Las autoridades investigan la desaparición y el posterior hallazgo de una mujer, cuyos familiares sostienen que fue dopada con alguna sustancia química para robarla.
Fotoilustración / VANGUARDIA LIBERAL
Lo último que recuerda la mujer de 30 años es a un supuesto taxista la abordó y le entregó un papel para que lo orientara con una dirección.
(Foto: Fotoilustración / VANGUARDIA LIBERAL)

*Laura, de 30 años, solo tiene vagos recuerdos de lo ocurrido desde la noche del pasado jueves en el barrio Lagos, en Floridablanca, cuando un desconocido se le acercó en un taxi para pedirle indicaciones sobre una dirección, hasta que dos días después fue hallada en un cambuche del barrio Café Madrid, en el norte de Bucaramanga, tras haber sido drogada, presuntamente, con escopolamina.

De acuerdo con la mujer, quien se desempeña como cajera de un local en el Centro Comercial Caracolí, en Floridablanca, salió de trabajar el día de los hechos, a las 11:00 p.m., con dirección hacia su residencia en el barrio Lagos III. En el trayecto, justo cuando pasaba cerca de Acualago, quien al parecer era un taxista, se le acercó y le dijo: -“¿Señorita, esta dirección es de por acá de Lagos?”.

Lea también: Hallan sin vida a mujer que había sido reportada como desaparecida en Bucaramanga

“Le dije -muestre a ver-, y desde que abrí el papel para ver la dirección, ya no me acuerdo de nada más. Cuando abrí los ojos yo ya estaba en la clínica”, dice la mujer, aún desorientada.

Con el paso de las horas, la zozobra y la angustia se apoderaron de la familia de la mujer, pues esa noche ella no regresó a su casa. Fue entonces cuando sus allegados la reportaron como desaparecida y comenzaron a circular su foto con datos de contactos, para quien pudiera ofrecer información de su paradero.

Durante dos días los seres queridos adelantaron labores de búsqueda en distintas zonas de la ciudad, sin hallar resultados positivos.

El pasado sábado, una mujer encontró a Laura en un cambuche, en el barrio Café Madrid, al norte de la ciudad. Al notar que no estaba en pleno de sus facultades y posiblemente bajo el efecto de algún alucinógeno, la víctima fue llevada hasta un CAI cercano.

Posteriormente, las autoridades trasladaron a la mujer de 30 años a la Clínica Bucaramanga, donde estuvo internada hasta el domingo pasado cuando la dieron de alta y regresó a su casa.

“Me robaron”

Según el relato de Laura, todo parece indicar que se trató de un hurto, puesto que fue hallada sin ninguna pertenecía.

“Yo no recuerdo nada. En la madrugada del domingo, como a las 4:00 a.m., fue que empecé a reaccionar. Me robaron porque cuando me encontraron no tenía mi bolso. Tenía unos morados en los brazos”, dijo la mujer.

Al parecer, Laura fue forzada a subir al taxi en el que la trasladaron hasta un cajero automático con el fin de saquearle la cuenta. Luego fue llevada hasta el norte de Bucaramanga, donde la despojaron de sus pertenencias.

Un hermano de la víctima aclaró que no había síntomas de violencia sexual y agregó que “el médico que atendió a mi hermana nos dijo que había sido drogada con escopolamina, aunque eso está en investigación”

Segundo caso en dos semanas

Este es el segundo caso con características similares que ocurre en las últimas dos semanas en Bucaramanga. El pasado 2 de febrero fue hallada sin vida Sandra Milena Báez Gualdrón, de 34 años, quien fue dopada con alguna sustancia química.

Sandra Milena salió el jueves 1 de febrero en la mañana de las oficinas de Represander, una distribuidora de medicamentos ubicada en Parque Industrial Provincia de Soto en Chimitá en donde trabajaba como auxiliar contable, con rumbo a las instalaciones de la Dian en el centro de Bucaramanga.

Ella tomó un taxi en la empresa y el conductor la dejó en la calle 36 con carrera 18, y ahí se perdió el rastro.

Sobre las 6:00 de la mañana del 3 de febrero, los familiares de la mujer recibieron una llamada de las autoridades, en la que les informaban que al Instituto Nacional de Medicina Legal había ingresado un cadáver con las mismas características. Al acercarse, se percataron que sí era el cuerpo de Sandra Milena.

Sus familiares tienen serios indicios de que se trató de una sobredosis de alguna sustancia que le dieron para robarla. Medicina legal aún no ha dado un dictamen sobre la muerte de Báez Gualdrón.

¿Qué dice la policía?

Al respecto, el brigadier general Manuel Vásquez Prada, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, dijo que ambos casos son investigados para determinar con exactitud lo que en realidad ocurrió, pero por ahora en ninguno hay certeza que se trate de escopolamina.

“En el caso de Sandra realmente no hay escopolamina sino otro tipo de sustancia química, por lo que se espera el dictamen de Medicina Legal. En el segundo caso, parece ser otra situación, no queremos apresurarnos, vamos a ser muy sensatos en eso. No vamos a permitir que se mantenga un señalamiento de que las situaciones de escopolamina están creciendo acá. Me estoy apersonando de la investigación. El primer resultado médico demuestra que la mujer ingirió alcohol, entre otros hallazgos que están por determinarse”, dijo el Comandante de la Policía.

Publicada por
Contactar al periodista
Su voto: Ninguno (1 vote)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad