Jueves 01 de Marzo de 2018 - 01:30 PM

Juez envió a la cárcel al presunto autor del doble asesinato en Bucaramanga

Cámaras de video y el testimonio de un familiar de las víctimas fueron claves para determinar la presunta participación de James Freddy Rodríguez Santamaría, de 40 años, en los asesinatos.
M.V. / VANGUARDIA LIBERAL
James Freddy Rodríguez Santamaría, de 40 años, deberá responder por los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego.
(Foto: M.V. / VANGUARDIA LIBERAL )
Archivo / VANGUARDIA LIBERAL
Martha Beltrán y Jonathan Beltrán, víctimas.
(Foto: Archivo / VANGUARDIA LIBERAL)

Eran compañeros de trabajo, amigos y se tenían en Facebook, por eso para muchos fue sorpresa cuando en medio de un gigantesco operativo realizado en el barrio Brisas del Mutis, en Bucaramanga, agentes del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, capturaron a James Freddy Rodríguez Santamaría, de 40 años, señalado de ser el autor material del doble homicidio ocurrido el pasado 23 de enero, en la calle 50 con carrera 13 del barrio Candiles.

Ese día, Martha Beltrán, de 47 años, fue degollada en su propia casa, mientras que su hijo Jonathan Andrés Beltrán, de 22 años, recibió tres disparos cuando, hacia el mediodía, intentaba ingresar a su vivienda. Al parecer, ambos fueron asesinados a manos del allegado.

Lea también: Envenenamiento por amoniaco causó la muerte de Sandra Milena Báez

Sobre los móviles que llevaron a Rodríguez Santamaría a cometer el crimen, no hay certeza por parte de la Fiscalía. La hipótesis que toma más fuerza obedece al robo de una gran suma de dinero que había en la casa de las víctimas. No obstante, los investigadores no descartan otras situaciones.

El asesinato de la madre

La tragedia se empezó a tejer a eso de las 7:57 de la mañana del día antes mencionado, cuando Rodríguez Santamaría llegó al edificio en el que residían Martha, su hijo Jonathan y ocasionalmente Carlos Beltrán, otro hijo de la mujer, quien cayó en el ‘mundo’ del consumo de estupefacientes.

Según quedó evidenciado en una cámara de seguridad, el sujeto timbró, se comunicó por el citófono y Martha, la cual no podía caminar a causa de una discapacidad, le lanzó las llaves para que ingresara. Fue entonces cuando el hombre subió al apartamento 402, en donde, según información de las autoridades, permaneció cerca de 10 minutos, hasta las 8:07 a.m. cuando abandonó el lugar en su moto.

Lea también: Intento de hurto en Bucaramanga dejó un muerto

De acuerdo con el testimonio de Carlos Beltrán, quien estaba en el apartamento cuando James ingresó, y lo identificó como el instructor de gimnasio de su hermano Jonathan, en el tiempo hablaron sobre un viaje a la costa que Jonathan y Martha se habían ganado en la iglesia a la que asisten.

Con el conocimiento de que Carlos, durante el viaje de su mamá y su hermano quedaría solo, James le ofreció $90 mil para que subsistiera mientras tanto.

“Él salió a buscar esos 90 mil pesos para darme y al ratico regresó”, fue el relato que Carlos les hizo a las autoridades.

Precisamente, ese testimonio coincide con los videos. No habían pasado 20 minutos, cuando a las 8:26 de la mañana, Rodríguez Santamaría arribó de nuevo en la moto a la casa de los Beltrán. Posteriormente, la mujer le entregó las llaves e ingresó. Una vez adentro del apartamento, el allegado le entregó el efectivo a Carlos.

Lea también: Pareja acusada de abusar de dos niñas quedó en libertad en Bucaramanga

Con el dinero en la mano, el hijo se fue del inmueble a las 9:15 a.m., según quedó registrado en el video.

De acuerdo con relato del joven testigo, adentro de la casa solo quedaron Martha y James. Allí pasaron 58 minutos antes de que el hoy capturado saliera del edificio.

Las autoridades creen que en este lapso se llevo a cabo el homicidio de la mujer y el apartamento fue revolcado en busca de algo en específico.

Muerte del modelo

Todo parece indicar que el asesino no quería dejar cabos sueltos, por eso, sobre las 12:12 del mediodía, según quedó registrado en las mismas cámaras de seguridad, Jonathan, un reconocido modelo e instructor de un gimnasio, llegó almorzar a su vivienda, se bajó de su motocicleta Yamaha XT de matrícula RNI y se dirigió a abrir la puerta del edificio.

Sin embargo, en ese momento vio a alguien conocido que lo esperaba un par de metros abajo en una moto, por lo que se fue a saludarlo pero rápidamente dio media vuelta y salió a correr.

El individuo desenfundó un arma de fuego y sin mediar palabra le disparó en el tórax y en el brazo derecho del modelo hasta dejarlo tendido sobre el andén frente a la casa con nomenclatura 13-42.

Testimonios recopilados por la Fiscalía, apuntan a que era James quien hacia el mediodía estaba con un casco puesto en el parque de Candiles, dicen que lo vieron cuando se metió un arma a la pretina y que una vez le disparó a Jonathan huyó en una moto gris con naranja, de la que luego se supo, también era propiedad de Jonathan Beltrán.

Lea también: Carrotanque ocasionó grave accidente en Patio Bonito

“Cuando escuché los cinco disparos, salí a la ventana y vi a un hombre con casco que guardaba algo en la pretina. Alcancé a ver las placas de la moto”, dijo otro testigo.

“Yo estaba como a 12 metros cuando vi que el hombre corría hacia la moto gris con cola naranja, me miró, le vi la cara y me asusté, él se bajó la visera del casco, se subió a la moto y se fue”, fue el relato de un testigo adicional. Estos testigos identificaron a James como el hombre que disparó a partir de reconocimientos fotográficos.

Ocurrido el asesinato la Policía arribó al lugar y acordonó el sitio con el fin de preservar las evidencias. Sobre las 2:00 de la tarde, la Unidad Móvil de Criminalística del CTI realizó la diligencia del levantamiento de los cadáveres.

“En este momento no podemos determinar los móviles, son objeto de investigación y ese es nuestro norte, determinar qué motivó a que les segara la vida a estas dos personas, cuando entre ellos existía una fuerte cercanía. Se tiene conocimiento que ambos laboraban en el mismo gimnasio, (ubicado en la calle 55 con carrera 21) a tal punto que el victimario tenía una moto propiedad de la víctima”, informó el director de la Fiscalía Seccional Santander, Carlos Javier González.

Además, agregó que “esta investigación sólo refleja un responsable sobre la materialidad, falta determinar el móvil”.

Dinero sin explicación y audiencia

Desde el mismo día de los hechos, el CTI asumió la investigación con el fin de capturar al autor o autores del crimen.

Fue así que gracias a las declaraciones entregadas por testigos, en especial Carlos Beltrán, cámaras de video y otros trabajos de inteligencia, las autoridades lograron identificar a James Freddy Rodríguez Santamaría.

Con el material probatorio, un juez expidió una orden de captura, además de una orden de allanamiento en su casa, localizada en la calle 60 con carrera 12W del barrio Brisas del Mutis, que se hizo efectiva desde las 11:35 de la mañana del martes, hasta pasadas las 4:00 de la tarde.

Durante la diligencia, los funcionarios hallaron $40 millones en efectivo, dinero que fue incautado con el fin de investigar su origen. Asimismo, se conocido que el acusado cambió sus muebles, electrodomésticos, celulares y demás aparatos electrónicos.

“Existen mucho elementos que llamaron la atención de la Fiscalía. Se confirmó la tesis de que la moto que portaba el victimario era propiedad de la víctima, eso generó inquietudes; además, el ver cómo entre un homicidio y el otro, el victimario se cambió las prendas de vestir, nos llevó a buscar esas prendas. Pero encontramos en la residencia, de manera llamativa, que desde el homicidio a la fecha, ha cambiado sus electrodomésticos, prendas de vestir, y que tenía una fuerte cantidad de dinero en efectivo”, agregó el fiscal.

El presunto homicida fue trasladado a la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía, donde quedó a disposición por el delito de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego.

Ayer a las 2:00 de la tarde, fue presentado en audiencia a puerta cerrada ante un juez de control de garantías, en el Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga, donde no aceptó los cargos que le imputaron, ya que, al parecer, haría un preacuerdo con la Fiscalía.

En la mañana de este jueves, un juez de Control de Garantías le dictó medida de aseguramiento intramural, mientras se adelanta el juicio en su contra. 

Publicada por
Contactar al periodista
Etiquetas:
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad