Martes 13 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

Choque de vehículos pesados dejó dos personas muertas en Piedecuesta

Una falla en los frenos de una tractomula sería la causa que originó el accidente de tránsito. Las víctimas fueron identificadas como Carlos Andrés Naranjo y Reinaldo Cardozo. Una tercera persona resultó herida.
M.V./VANGUARDIA LIBERAL
Los cuerpos de los dos hombres fallecidos permanecen en la morgue de Medicina Legal. La Policía abrió una investigación para esclarecer los hechos.
(Foto: M.V./VANGUARDIA LIBERAL)
M.V./VANGUARDIA LIBERAL
El choque se registró en el sector de Pailitas, sobre la vía que de Piedecuesta comunica con San Gil.
(Foto: M.V./VANGUARDIA LIBERAL)

La racha de accidentes de tránsito en la que perdieron la vida dos personas en las vías de Santander durante el pasado fin de semana, continuó con más víctimas tras el choque de dos vehículos de carga pesada ocurrido ayer a las 8:00 de la mañana, en la vía que de Piedecuesta conduce a Curos.

La tragedia vial, de acuerdo con lo manifestado por las autoridades, tuvo lugar en el kilómetro 71+600 metros, a la altura del sector conocido como Pailitas, cuando la tractomula de matrícula XLL–428, cargada con cemento, que se desplazaba en sentido San Gil - Bucaramanga, al parecer se quedó sin frenos.

Lea también: Una riña en Girón dejó un hombre muerto y un capturado

Carlos Andrés Naranjo Pérez, el conductor del mencionado vehículo, según versión de testigos, intentó realizar una maniobra para evitar un accidente y de igual forma pitó en reiteradas ocasiones para alertar a los demás conductores; sin embargo, todas estas acciones fueron infructuosas.

“Escuchamos que el de la mula estaba pitando desesperado, venía como sin frenos, pero al marcar la curva se salió, luego se sintió fue un duro estruendo”, expresó un testigo, habitante de la zona.

Fue entonces cuando la tractomula, en plena curva, terminó colisionando de forma lateral con el camión tipo turbo de placas SNR–035, cargado con materiales de construcción, que iba en sentido contrario.

Tal sería la magnitud del siniestro, que la cabina de la turbo quedó reducida a chatarra, acabando con la vida del auxiliar, un hombre de aproximadamente 57 años, quien fue identificado por las autoridades como Reinaldo Cardozo. Al mando de este vehículo iba Carlos Bueno Cáceres, de 58 años.

Posteriormente la tractomula siguió su curso, tumbó la baranda de seguridad hasta terminar volcado de forma lateral en una pesebrera, a unos 20 metros de una vivienda.

“Hay varias hipótesis. Puede ser una falla mecánica en los frenos o una invasión de carril. La autoridad competente va a determinar cuál fue la causa exacta y quién fue el responsable del accidente”, informó Rafael Herrera Jaimes, del Cuerpo de Bomberos de Piedecuesta.

Labores de rescate

Ocurrido el choque, al lugar llegaron en primera instancia los lugareños con el objetivo de auxiliar a los ocupantes de los vehículos involucrados.

“Me iba a sentar a comer cuando pasó todo esto. Bajé hasta donde estaba él (Naranjo Pérez) para saber si estaba vivo, pero no, ya estaba muerto. Ni lo encontraba porque había quedado enterrado, no había forma de sacarlo con toda esas latas”, expresó otro testigo.

Lea además: Buscan a zapatero bumangués que se ahogó en el río Sogamoso

Minutos después, Bomberos de Piedecuesta, la Defensa Civil, la Policía y un grupo de ambulancias se trasladaron a la zona para socorrer a las víctimas.

Luego de confirmar que dos personas estaban muertas, procedieron a auxiliar a Bueno Cáceres, el conductor de la turbo que se encontraba herido junto al cadáver de su compañero, y comenzaron las labores de rescate.

“El lesionado inicialmente no se quería dejar trasladar a un centro médico porque estaba preocupado por la carga y el vehículo, no quería dejarlo a la deriva y pretendía entregárselo al patrón. Tenía una herida abierta en la rodilla derecha. Finalmente accedió y fue llevado a la Clínica de Piedecuesta”, agregó el socorrista.

Entra tanto, con herramientas especiales, Defensa Civil y Bomberos procedieron a romper las retorcidas latas de los vehículos para sacar los dos cadáveres.

Sobre las 11:00 de la mañana terminaron las labores, y agentes de la Unidad Móvil del Laboratorio de Criminalística de la Policía de Tránsito procedieron a realizar el croquis y levantar los cuerpos, los cuales fueron llevados a la morgue de Medicina Legal.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad