Miércoles 21 de Marzo de 2018 - 12:01 AM

A la cárcel el presunto asesino del joven que reclamó por un piropo

Hasta la Sala 3G del Centro de Servicios Judiciales de Bucaramanga fue llevado Darío Armando Lizcano, de 23 años, capturado por la Policía tras ser vinculado con el asesinato de Yani Alonso Cárdenas Villareal, ocurrido en medio de un riña desatada por un piropo. Los hechos tuvieron lugar frente al bloque 14-4 del barrio Bucarica, en Floridablanca.
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
Con rastros de sangre impregnados en su ropa, Darío Armando Lizcano, de 23 años, fue presentado el pasado lunes en audiencia.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)

En la audiencia que inició sobre las 9:00 de la noche del pasado lunes y se prolongó hasta las 2:00 de la madrugada de ayer, la Fiscalía presentó relatos de testigos y demás evidencias que asocian a Darío Armando con el homicidio del joven futbolista, de 22 años, oriundo de Villa del Rosario, Norte de Santander, municipio perteneciente al área metropolitana de Cúcuta.

Pese a que el señalado asesino no aceptó los cargos que la Fiscalía le imputó por homicidio, puesto que todo el tiempo argumentó que él no era el responsable, todos los elementos presentados fueron suficientes para que un juez le dictara medida de aseguramiento en la Cárcel Modelo de Bucaramanga.

Lea también: Intolerancia deja a joven embarazada y a su compañero muertos en Bucaramanga

Los hechos

De acuerdo con las autoridades, el altercado que dejó a uno de los involucrados en prisión y al otro en un cementerio, inició cuando a las 11:00 de la noche del domingo, la víctima y un grupo de amigos festejaban en un establecimiento comercial de Bucarica, en Floridablanca, luego de haber ganado un campeonato de fútbol.

Allí, un hombre decidió lanzarle un piropo a la pareja sentimental del hoy occiso. Ante el agravio, el deportista le reclamó airadamente al autor del comentario, quien optó por irse pero regresó minutos después con cerca de 40 personas, entre las que se encuentra el hoy judicializado, para iniciar una batalla campal.

En medio de la confrontación entre los dos bandos, al parecer, el individuo de 23 años le propinó dos puñaladas a Yani Alonso, que finalmente le segaron la vida.

Le puede interesar: Intolerancia dejó un muerto y un herido en una riña a cuchillo en Floridablanca

Mientras la diligencia se llevaba a cabo, el cuerpo del joven fue entregado a sus familiares en la morgue de Medicina Legal, seccional Bucaramanga, y posteriormente lo trasladaron hasta el municipio fronterizo, en donde se llevarán a cabo las honras fúnebres.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad