Domingo 07 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

Investigan accidente en el que murió una joven motociclista

Laura Carolina Medina Romero se dirigía al barrio Paysandú, en Piedecuesta, cuando fue arrollada por un bus articulado de Metrolínea. Por el momento la Policía no ha establecido una hipótesis oficial del hecho.
M.V./VANGUARDIA LIBERAL
El fatal accidente se registró diagonal a la estación de servicio San Pedro, en la Autopista Floridablanca - Piedecuesta. La víctima fue identificada Laura Medina (foto).
(Foto: M.V./VANGUARDIA LIBERAL)

Tendida sobre el asfalto, a aproximadamente 10 metros de la motocicleta que conducía, quedó el cuerpo sin vida de una joven de 22 años, identificada como Laura Carolina Medina Romero, quien perdió la vida en un accidente de tránsito.

El hecho se registró sobre las 7:30 de la noche del pasado viernes, en la Autopista Floridablanca-Piedecuesta, a la altura de la estación de Servicio San Pedro.

Allí, según el reporte de las autoridades de tránsito, Laura Carolina conducía una motocicleta Discover roja, de placas PYX-31D, en sentido norte-sur.

Esta joven a diario tomaba esta ruta para ir desde su trabajo en Bucaramanga hasta su casa en el barrio Paysandú, en Piedecuesta.

Sin embargo, el viernes su trayecto se vio interrumpido cuando, en hechos que son investigados, fue arrollada por un bus articulado de Metrolínea, adscrito a la empresa Metrocinco Plus, de matrícula SSY-945 y que cubría la Ruta T1.

Las versiones entregadas por testigos afirmaron que la motociclista se movilizaba muy pegada al vehículo de servicio público.

El conductor la cerró al marcar una curva, ella colisionó contra el bus y al caer fue embestida. Esta versión es investigada por la Policía.

Lo cierto fue que la joven, estudiante del programa de Tecnología en Contabilidad Financiera de las Unidades Tecnológicas de Santander, quedó tendida en la vía mientras su vehículo fue arrastrado varios metros.

Tras el accidente, Laura Carolina murió de inmediato, sufrió trauma craneoencefálico, trauma cerrado de tórax y abdomen. Nada pudieron hacer unos paramédicos que llegaron al sitio.

Minutos después, agentes de la Unidad Móvil del Laboratorio de Criminalística de la Policía de Tránsito se hicieron presentes en el lugar para realizar el croquis y la diligencia de levantamiento del cadáver. Mientras esta diligencia se desarrollaba, familiares de la víctima fatal protagonizaron dolorosas escenas.

Ayer en la mañana, cuando realizaban los trámites en Medicina Legal para reclamar el cuerpo de la joven de 22 años, sus allegados se abstuvieron de entregar alguna declaración. Lo único que pronunciaron fue que Laura Carolina era una “hija excepcional”.

Publicada por
Noticias relacionadas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad