Jueves 22 de Febrero de 2018 - 04:30 PM

Cae en Bucaramanga implicado en envío de 500 kilos de coca a Europa

La Fiscalía General de la Nación, junto con la Policía Nacional, desarticuló la red criminal que envió 500 kilos de cocaína en un vuelo chárter a Inglaterra. Una de las cinco capturas se produjo en Bucaramanga.

Se trata de Alexánder Arias, Luz Dary Espitia Garzón, Jairo Hernán Salazar, Nelson Robles y Jesús María Hurtado quienes fueron capturados en operativos adelantados en la capital del país, Bucaramanga y el Eje Cafetero. Los detenidos deberán  responder por los delitos concierto para delinquir, lavado de activos y tráfico de estupefacientes agravado.

De acuerdo con las autoridades, la investigación empezó una vez se decomisó el cargamento de estupefaciente en el Aeropuerto Farnborough, situado 50 kilómetros al sur de Londres.

Lea también: Indagarán a la Policía Antinarcóticos por el caso del narcojet

Luego de la inspección que se realizó al vuelo chárter tipo jet bombardier Global Express, de matrícula OE-IEL y que estaba operado por la empresa austriaca Tyrolean Jet Services fueron capturados los hermanos británicos Martin James Neil y Stephen John Neil; los españoles José Ramón Miguelez Botas y Víctor Franco Lorenzo además del italiano Alessandro Iembo (chef), quienes según las autoridades, están vinculados a organizaciones narcotraficantes de España, Reino Unido e Italia.

Tras las capturas registradas en europeo la Fiscalía General y la Policía Nacional empezaron las investigaciones y pudieron establecer que “el pasado 25 de enero, mediante correos electrónicos, la empresa Central Charter -que presta los servicios de chárter VIP, hangar, suministro de combustible, mantenimiento y trámites de migración y de aduana en el aeropuerto El Dorado (Bogotá), inició los trámites para el arribo de la aeronave a Colombia procedente de Inglaterra”.

Según el ente acusador, un día después de realizar dichos trámites Hurtado Ríos, uno de los capturados, habría “alquilado tres camionetas con la empresa Launy Arrendamiento Blindados Ltda que, a su vez, subcontrató el servicio de dos de los vehículos a otra empresa con sede en Medellín. Los vehículos rentados estaban identificados con las matrículas ZYO-569, MTY-950 e IXL-783”.

El reporte entregado por el ente acusador reveló que el alquiler de los vehículos se dio con el fin de evitar a las autoridades, por tratarse de automotores blindados.

Igualmente, las autoridades pudieron establecer que el mismo día en el que se movieron los vehículos, un hombre identificado con el nombre falso de ‘Ricardo Gómez’, se desplazó hasta un almacén de prendas de uso privativo de la Fuerza Pública ubicado en la localidad de Fontibón, al occidente de Bogotá, para adquirir un uniforme de la institución y pasar desapercibido ante más uniformados.

El reporte policial señala que Ricardo Gómez se habría presentado al lugar donde se realizó la compra con Nelson Enrique Robles, este último integrante de la Policía, todo con el fin de no levantar sospechas. Según la Fiscalía, la función de Gómez era suplantar a un uniformado en el hangar por donde se movilizaría el avión con el estupefaciente.

En el curso de la investigación y tras recolectar testimonios, las autoridades establecieron la participación de Walter de Jesús Arias Arango, Jairo Hernán Salazar y Alexánder Arias Arango en la organización.

Según la Policía, los tres hombres fueron los encargados de recoger las camionetas blindadas y de facilitar la logística para adelantar el traslado del alucinógeno.

Una vez tuvieron los automotores en su poder los miembros de la organización, al parecer, realizaron una visita a una zona comercial del centro de Bogotá, “donde efectuaron coordinaciones delictivas para la ejecución del envío de droga.

Horas después, los vehículos partieron con rumbo al aeropuerto El Dorado para recoger a los pasajeros extranjeros del vuelo chárter, quienes se hicieron pasar por exitosos empresarios”.

Videos de evidencias

Los registros de las autoridades dan cuenta que minutos antes de ir al aeropuerto, presuntos miembros de la red criminal se reunieron en un apartamento de la localidad de Fontibón, donde residía Arias, lugar que fue escogido como base de operaciones.

Tras dichas reuniones, en la noche de ese viernes 26 de enero y sobre las 10:30, todos partieron hacia la plataforma de Central Charter, actos que quedaron registrados en videos, hoy materia de investigación.

El reporte del ente acusador reveló que “esa noche arribaron en el vuelo chárter los cinco ciudadanos extranjeros que traían 12 maletas, los cuales, pasada la medianoche, fueron llevados en una de las camionetas hacia un reconocido hotel situado sobre la avenida El Dorado, donde se hospedaron”.

Según las autoridades, a esta escena se sumó un hombre identificado como Carlos Arturo Muñoz, quien sería otro de los “cerebros logísticos y financieros de la operación delictiva”. Muñoz, quien conducía uno de los vehículos, se desplazó hacia su residencia en el sector de San José de Bavaria, norte de la capital del país, donde pasó el resto de la noche.

El sábado 27 de enero, dos de las camionetas se desplazaron hacia una bodega en Fontibón donde, se presume, fueron cargadas con los 500 kilos de Clorhidrato de cocaína.

El reporte policial confirmó que el domingo 28 de enero se reunieron varios de los presuntos integrantes de la organización. Uno de ellos llegó acompañado de otro hombre a quien las autoridades aún no han identificado, y que llevó un perro que posteriormente fue utilizado para que acompañara a ‘Gómez’, el falso policía.

Falso policía

Según el reporte de los investigadores en la tarde de ese domingo, ‘Gómez’ ingresó junto con canino en un vehículo particular de propiedad de los implicados a Central Charter, autorizado por una mujer identificada como Luz Dary Espitia Garzón, hoy capturada, y quien fungía como jefe de operaciones de esa empresa y quien, al parecer, habría coordinado el acceso del falso uniformado.

En el mismo lapso de tiempo ingresaron las dos camionetas con el estupefaciente hacia el hangar donde lograron entrar a la plataforma sin autorización e infringiendo las normas de  seguridad del aeropuerto.

Las autoridades, con apoyo fílmico, pudieron establecer que ingresaron 15 maletas al avión sin la debida inspección. Minutos después arribaron al lugar los cinco extranjeros que abordaron el jet.

Según se pudo establecer, los uniformados de la policía, los demás integrantes de la organización se desplazaron nuevamente a la localidad de Fontibón donde estacionaron las tres camionetas blindadas hasta el día siguiente, cuando fueron entregadas nuevamente a las empresas de alquiler.

Las investigaciones lograron determinar también que esta organización narcotraficante sería la misma que ejecutó una operación similar el pasado 8 de diciembre, sin ser detectada.

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad