Publicidad
Vie Nov 17 2017
25ºC
Actualizado 05:10 pm
Información Comercial Somos la Sociedad Minera de Santander, MINESA, una empresa colombiana de minería de oro enfocada en el desarrollo del proyecto aurífero Soto Norte, ubicado en el departamento de Santander, Colombia. Nuestras acciones están respaldadas por los más altos estándares mundiales en seguridad, medio ambiente y operaciones. Estamos comprometidos con una #MineríaBienHecha.
Jueves 05 de Octubre de 2017 - 06:30 AM

La sostenibilidad, la base de todo

José Alejandro Martínez, ingeniero químico y magister en Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia, es actualmente director del departamento de Sostenibilidad en la Universidad EAN y hace siete años coordina algunos de sus programas, entre ellos, la Maestría en Ingeniería de Procesos y la Especialización Proyectos Mineros Sostenibles.
José Alejandro Martínez
(Foto: José Alejandro Martínez)

Asimismo, aportó al diseño de la Maestría en Gestión de la Industria Minero-Energética de esta institución.

Este consultor, empresario y docente durante 16 años en Colombia, México y Perú, nos cuenta porqué cree en la sostenibilidad y en la minería. Es un investigador que tiene un gran interés en generar opciones innovadoras que favorezcan la implementación de la gestión ambiental y el desarrollo sostenible en las empresas.

¿Por qué cree en la sostenibilidad?

Alejandro: Creo en la sostenibilidad como principio, en ella no se observan posiciones radicales y se busca un equilibrio entre lo social, ambiental y económico para desarrollar actividades. Es lo opuesto a una visión ecologista de “conservar todo como está”. A lo que voy, es que antes de afirmar que “es mejor dejar las cosas como están, sin intervención”, hay que evaluar todo el panorama, con mediación y análisis de todos los actores que hacen parte de un proyecto.

¿Por qué un principio?

A: En los últimos años fui Gerente de Medio Ambiente de una empresa que presta servicios en Colombia y tuve la fortuna de visitar el 70% de la actividad minera y petrolera colombiana con el ánimo de involucrarla al portafolio. Visité diferentes lugares, entre ellos, Cauca, Chocó, Meta y La Guajira, todo esto me mostró que es necesario formar a los que están liderando las empresas del sector minero-energético en Colombia con conceptos de sostenibilidad.

Para usted, ¿qué es la minería?

A: Minería es todo, desde lo más bonito, hasta lo que no nos parece tan bonito. El oro y el carbón, por ejemplo. Es un conjunto que parte de un modelo económico, en donde tenemos que explorar diversas alternativas para obtener un buen resultado.

¿Algún ejemplo de minería sostenible en Colombia que quiera resaltar?

A: Mineros S.A., en el Bagre, Antioquia, es un ejemplo emocionante. Lo bonito del sector formal es que abre las puertas y solo cuando uno ve lo que puede lograr la gente vinculada a estos proyectos productivos, entiende lo que han obtenido, eso es valioso. Son personas que quieren oportunidades y cuando se las dan, “salen a volar”.

¿Cómo ha vivido la transición de la minería artesanal a la formal?

A: Lo más representativo ha sido ver mineros tradicionales que desarrollaban su actividad y su proyección de vida a dos días, y que hoy trabajando de manera formal pueden lograr un mejor resultado productivo y el fortalecimiento en términos de comunidad. Es un proceso de transformación.

También he vivido el caso contrario, en zonas donde hay tanto arraigo a sus costumbres que se hace complejo mostrar los beneficios de la minería formal, con la participación de actores que se encargan de desinformar para que las personas no le den la oportunidad a un nuevo modelo de desarrollo que traen las empresas mineras.

¿Colombia es minera por naturaleza?

A: El nivel de resiliencia que tiene la actividad minera formal se sostiene por nuestra tradición, que nació a partir de nuestras comunidades indígenas, con la realización de la extracción de la sal y el uso de minerales preciosos, esto conformó nuestro ADN. Vaya al Museo de Oro y dígame si esto no demuestra que sea una actividad histórica para nuestro país.

Y no solo el oro, las esmeraldas también son otro ejemplo, estas fueron comercializadas desde el año 1.200 en nuestras tierras, desde Boyacá a Lima.

¿Qué le ha dejado toda esta experiencia?

A: Mi interés es que se haga un desarrollo adecuado a partir de recursos naturales, en donde se puedan explotar de forma sostenible. No estoy de acuerdo con la “calificación a priori”, ya que es necesario tomar decisiones convenientes de acuerdo a la realidad en la que se encuentra cada proyecto. 

Publicada por
Su voto: Ninguno (3 votos)
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad