Publicidad
Mar Dic 12 2017
20ºC
Actualizado 09:38 am
Domingo 29 de Enero de 2017 - 12:01 AM

Colombiana ganó demanda contra multinacional alemana

El Tribunal de Comercio de Toulon en Francia emitió la decisión de primera instancia en el proceso que lidera la abogada colombiana Nathalia Lozano Blanco, en contra del ente certificador TÜV Rheinland.
Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL
Colombiana ganó demanda contra multinacional alemana
(Foto: Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL)

El Tribunal le dio la razón a Lozano Blanco & Asociados, grupo de demandantes que solicitaban que la multinacional alemana TÜV Rheinland fuera declarada responsable por su actuación negligente que permitió que las prótesis PIP fueran distribuidas a nivel mundial y ordenó el pago de una indemnización provisional de 3.400 euros por víctima.

El demandado, en este caso TÜV, tiene la posibilidad de apelar y solicitar que se suspenda el pago. Sin embargo, que el fallo sea positivo abre las puertas para conseguir el pago de la provisión y un futuro pago de una indemnización económica mayor.

“Estamos satisfechas”

La abogada Nathalie Lozano, socia fundadora de Lozano Blanco & Asociados, afirmó: “Estamos satisfechas con los resultados que hemos obtenido y por eso vamos a seguir trabajando con dedicación y máxima atención, para lograr que la mayor cantidad de afectadas sean indemnizadas. Para eso vamos a trabajar en los próximos meses para representar a las mujeres que aún no se han hecho parte de ninguna demanda”, agregó Lozano Blanco.

Es importante recordar que las mujeres pueden reclamar si tienen o tuvieron implantes PIP desde el 2001. No importa si han o no tenido ruptura o cualquier complicación de salud. Todas las mujeres son afectadas por estos implantes, por haber comprado un producto que no cumplía con las condiciones de calidad y seguridad necesarias.

Primera sentencia

El 14 de noviembre de 2013, la firma Lozano Blanco & Asociados obtuvo la primera sentencia histórica en Francia a favor de las mujeres con implantes PIP, por parte del Tribunal de Comercio de Toulon. El alto Tribunal condenó a la firma alemana TÜV Rheinland, certificadora de los implantes y declarada culpable por haber actuado con negligencia, frente a su obligación de controlar el proceso de calidad de las prótesis PIP; a pagar una indemnización inicial de 3.400 euros por demandante, los cuales ya fueron entregados a las 1.514 afectadas.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad