Publicidad
Mié Oct 18 2017
23ºC
Actualizado 07:28 pm
Miércoles 20 de Septiembre de 2017 - 12:01 AM

Derrumbes y pánico colectivo en México tras fuerte terremoto

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, reportó derrumbes y fugas de gas tras el fuerte terremoto de ayer y pidió serenidad a la ciudadanía, ya que se pueden producir réplicas.
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Cientos de mexicanos intentan rescatar a personas con vida de los edificios colapsados en Ciudad de México tras un sismo de magnitud 7,1 en la escala de Richter que sacudió fuertemente la capital mexicana ayer y que causó escenas de pánico.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Vista de un automóvil destrozado ayer tras el terremoto que provocó numerosos daños en varios edificios.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
El Estadio Azteca sufrió una grieta en una de sus tribunas a causa del sismo de ayer.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )
EFE / VANGUARDIA LIBERAL
Pacientes de hospitales fueron evacuados ayer en la tarde tras el fuerte sismo en México.
(Foto: EFE / VANGUARDIA LIBERAL )

Hasta el cierre de esta edición, las autoridades mexicanas habían elevado a 139 la cifra de muertos por el terremoto de magnitud 7,1 en la escala de Richter que sacudió con violencia el centro del país ayer a la 1:14 de la tarde hora local.

De acuerdo con las autoridades se registraron muertos en el estado de Morelos, en Puebla y Ciudad de México.

El secretario de Gobierno de Morelos, Matías Quiroz, informó que se registró la caída de un puente en la carretera que conecta la Ciudad de México con el puerto de Acapulco, a la altura del municipio de Xochitepec, y de otro en la autopista que va de Tepoztlán hacia Cuautla.

“No hay paso” en dichas infraestructuras, apuntó el funcionario, quien llamó a la ciudadanía a utilizar vías alternas.

En Puebla, el gobernador José Antonio Gali contabilizó en un primer momento 26 fallecidos, mientras que en la capital del país, las autoridades reportaron en las primeras horas 4 muertes y 29 edificios colapsados, en los que 50.000 agentes de seguridad trabajaban en labores de rescate.

Escenas de angustia y dolor se registraron en medio de los operativos de rescate y búsqueda de sobrevivientes de muchas personas que se teme estaban bajo los escombros.

Temor de réplicas

En Ciudad de México, ayer en la tarde se seguían registrando escenas de confusión ante el temor de réplicas y con un caos automovilístico en las calles que generaba aun mayor estrés. Por otro lado, el aeropuerto de Toluca recibió vuelos que no podían aterrizar en el aeropuerto capitalino, donde una de sus terminales fue cerrada tras el terremoto como medida preventiva.

El epicentro del movimiento telúrico se localizó en el límite entre los estados Puebla y Morelos, a 12 kilómetros al sureste de Axochiapan, y a 120 kilómetros de Ciudad de México, la profundidad fue de 57 kilómetros, precisó el Servicio Sismólogico Nacional (SSN) en un comunicado.

Edificios colapsados

El sismo derrumbó ayer al menos una veintena de edificios en distintas zonas de Ciudad de México como las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco, entre otras.

También causó numerosos cortes en el servicio eléctrico, fugas de gas e interrumpió el servicio de telefonía, así como el del Metro.

Tras percibir el movimiento telúrico, ciudadanos que habitan y trabajan en edificios altos captaron los derrumbes de varios inmuebles en las colonias Condesa y Roma, afectadas por el sismo de 7,1 en la escala de Richter.

En el sur de la ciudad, en Coyoacán, la Iglesia de San Juan Bautista sufrió daños en una de sus torres y en Xochimilco se cayó la parroquia de San Bernardino. Las actividades escolares fueron suspendidas hasta nuevo aviso, al igual que la sesión bursátil en Ciudad de México, para salvaguardar la seguridad del personal y de las instalaciones.

La ciudadanía de inmediato se dio a la tarea de asistir y brindar ayuda en los derrumbes y colapsos.

El simulacro

El temblor generó numerosas escenas de pánico en la capital del país y ocurrió dos horas después de que la ciudadanía saliera a las calles en un simulacro nacional conmemorativo del devastador terremoto de 1985, de magnitud 8,1 y que dejó alrededor de 3.000 muertos hace 32 años.

El sismo de ayer se sintió con más fuerza que el registrado el pasado 7 de septiembre, de magnitud 8,2 en la escala de Richter, dado que el epicentro fue más cerca de la superficie.

Testimonios

“Escuché la alerta sísmica y salimos. Los clientes salieron con nosotros y cerramos la tienda a la espera de saber qué pasó”, dijo Rubén, un empleado de la tienda Waldos.

“Nos sacaron a la calle, una ventana se cayó, algunas paredes se cuartearon. Pedí permiso para ir por mi hijo, él está con mi mamá. Tiene seis meses y nadie contestaba en la casa”, indicó Fabiola, empleada en una empresa de seguridad en la capital.

Cancelan vuelos

La aerolínea Aeroméxico anunció la cancelación de todos sus vuelos desde el aeropuerto Benito Juárez de la capital, mientras se revisan las instalaciones para garantizar la seguridad. La mayoría de los vuelos que tenían previsto aterrizar ayer en Ciudad de México fueron desviados a las ciudades cercanas de Toluca y Querétaro.

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, regresó a la capital mexicana y convocó al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar acciones.

Peña Nieto se dirigía al sureño estado de Oaxaca cuando se produjo el movimiento telúrico.

“Es importante verificar y cortar el suministro de gas. Hemos tenido registro de varias explosiones en varias casas y viviendas, y en la Ciudad de México”, dijo el gobernante.

El mandatario también instó a la gente a regresar a sus hogares y no colapsar las vías públicas, a fin de permitir el trabajo de los equipos de rescate.

Las fuerzas de seguridad han sido desplegadas en las zonas afectadas para apoyar las labores de rescate, mientras que los hospitales privados y públicos atienden a la población damnificada.

Trump ofrece ayuda

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó ayer su apoyo al pueblo mexicano tras el fuerte terremoto.

“Dios bendiga al pueblo de la Ciudad de México. Estamos con ustedes y estaremos allí para ustedes”, dijo el mandatario en un breve comentario en su cuenta de Twitter, al poco tiempo de conocerse la catástrofe.

Seguidamente, también hizo lo propio el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence: “Nuestros corazones están con la gente de Ciudad de México. Estamos pensando en ustedes y, como ha dicho el Presidente, estamos con ustedes”, agregó Pence por la misma red social.

Solidaridad con méxico

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, manifestó ayer su apoyo a México tras el terremoto.

“Un abrazo solidario al pueblo mexicano y al presidente Enrique Peña Nieto tras el terremoto. Ustedes saben que pueden contar con el apoyo de Chile siempre”, señaló la mandataria en su cuenta de Twitter.

Paraguay expresó ayer su solidaridad y ofreció su ayuda al pueblo y al Gobierno de México ante el terremoto que golpeó el centro del país.

Honduras anunció ayer que enviará un equipo de búsqueda y rescate a México para prestar ayuda a ese país golpeado ayer por un sismo y envió sus condolencias a los afectados.

El presidente panameño, Juan Carlos Varela, expresó su “total solidaridad” al pueblo mexicano tras el terremoto de magnitud 7,1 registrado ayer en el centro del país. “Nuestra total solidaridad con el Pueblo y Gobierno de México ante el terremoto que afectó a este hermano país”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Varela, que se encuentra en Nueva York en la Asamblea General de las Naciones Unidas, se puso en contacto con el embajador panameño en México y ordenó activar el Centro de Coordinación de Información “para apoyar a los panameños que se encuentran en áreas afectadas”, explicó en la misma red social.

Publicada por
Sin votos aún
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad