Domingo 15 de Octubre de 2017 - 04:44 PM

Tensión en centro electoral de Venezuela por amenazas con armas de fuego

La jornada electoral en un caserío cercano a Caracas se tornó en un evento cargado de tensión y miedo después de que un grupo de supuestos simpatizantes del Gobierno de Nicolás Maduro intentara amedrentar a los votantes con armas de fuego que, pese a las amenazas, no dejaron de participar.
EFE /VANGUARDIA LIBERAL
Tensión en centro electoral de Venezuela por amenazas con armas de fuego
(Foto: EFE /VANGUARDIA LIBERAL)

Centenas de personas que aguardaban bajo el sol abrasador en el barrio pobre de Guarenas, una ciudad dormitorio (en la que solo hay viviendas, sin fuentes de empleo suficientes) al este Caracas, para ejercer su derecho al sufragio en los comicios regionales que se celebran este domingo en Venezuela contaron a Efe que vieron con horror como aparecían los violentos.

Muchos de los presentes no eran residentes de Vista Hermosa, una aglomeración de precarias viviendas que creció sobre las laderas de una colina que corona la zona más alta del urbanismo Oropeza Castillo, sino que son habitantes de Casarapa, un barrio de clase media.

Los habitantes de Casarapa están allí porque su centro electoral es uno de los más de 250 que el Consejo Nacional Electoral (CNE) reubicó días antes de la elección de este domingo para, aseguró, garantizar la seguridad de los votantes.

Lea también: Oposición pone ruedas a su empeño de ganar las elecciones en Venezuela

Cuando mediaba la mañana un grupo de motoristas se acercó al centro de votación de Vista Hermosa exhibiendo armas, entonando consignas a favor del oficialismo y emplazando a los no residentes, a quienes ubicaron a la derecha del espectro político, a abandonar el sitio. Hubieran votado o no.

Ervin Cabrera, un abogado de 40 años, aseguró a Efe que los motoristas eran presuntos miembros de "colectivos", organizaciones civiles que la oposición identifica con grupos de choque afectos al chavismo gobernante.

"Me apuntaron con un arma en la cabeza los colectivos, nos pidieron que nos fuéramos", relató.

Lea también: Venezolanos van a las urnas bajo denuncias de posibles fraudes

Cabrera explicó que, pese al temor, nadie se movió de las filas, y que posteriormente un contingente de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) llegó al lugar para restaurar el orden roto.

Sin embargo, para ese momento, ya los motoristas habían abandonado de forma voluntaria las inmediaciones del colegio Senovia Vergara, donde estaban llamados a sufragar más de 11.000 electores.

El votante no se atrevió a pronosticar cuántos electores de su barrio se movilizaron hoy hasta Vista Hermosa, pero dijo que él mismo había hecho varios viajes para trasladar a sus vecinos.

"Somos varios haciendo transporte, no nos damos abasto", señaló.

El episodio en Vista Hermosa no dejó víctimas que lamentar, pero evidenció la tensión que aflora entre los venezolanos cada vez que el tema electoral aparece en el horizonte, dijo por su parte Carmen Castaño.

Esta ama de casa de 59 años también tuvo que movilizarse desde Casarapa hasta Vista Hermosa, una zona que nunca había visitado, para sufragar.

Lea también: Informar y orar: Esto harán los venezolanos en Bucaramanga durante elecciones regionales

Castaño efectuó una larga y empinada caminata hasta el centro electoral porque ya no había espacios para aparcar vehículos en la parte alta del barrio.

Aunque la violencia casi estalla cuando Castaño hacía fila para votar, reconoce que no pudo apreciarlos, pese a que sintió "la tensión".

"Sabía que algo estaba pasando, pero en el momento no supe qué", señaló a Efe la mujer.

Al bajar el barrio, Castaño no sabía cómo regresar a su hogar y tuvo que hacer autostop: un vecino la reconoció y la subió a su vehículo.

No había estado nunca en Vista Hermosa y ni siquiera sabía cómo llegar, pero se movilizó porque sentía que abstenerse en estos comicios implicaba "regalar el voto" al chavismo, en el poder desde 1999.

El inusual tráfico de hoy en la ciudad de Guarenas, bautizada por el oficialismo como la "Cuna de la revolución" por haber ocurrido allí hace 28 años el estallido social conocido como "El Caracazo", transformó en 40 minutos un recorrido que en condiciones normales no supone más de 15 entre Casarapa y Vista Hermosa.

Lea también: Campaña de Maduro habría recibido 50 millones de dólares de Odebrecht

"Mis vecinos han venido aunque nos queda lejos el centro. No queremos regalar el voto", explicó Castaño.

Según esta ciudadana, muchos acudieron sin prendas de valor ni teléfonos móviles por temor a ser víctimas del hampa.

Más de 18 millones de venezolanos están llamados hoy a sufragar, y los cambios de centros electorales afectan a más de 600.000 de estos electores, una cifra que representa cerca del 2 % del padrón.

Con todo, por tratarse de comicios regionales, en entidades como Mérida (oeste) y Miranda (norte) el porcentaje supera el 10 %.

Oposición venezolana exige se cierren centros donde ya no hay votantes

La oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), pidió hoy que se cierren los centros donde ya no haya electores para iniciar conteo y exigió que se mantengan abiertos aquellos donde aún haya gente en fila para votar, pues resaltó que esto está establecido en la ley.

"Hora de cerrar el proceso de votación en centros donde no haya electores. Los centros donde haya gente en las colas deben seguir abiertos", dijo el primer vicepresidente del Parlamento, el opositor Freddy Guevara, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Asimismo, el jefe de campaña de la MUD, Gerardo Blyde, dijo en rueda de presa que conforme a lo establecido en la ley vigente los centros de votación "deben cerrarse" a las 18.00 hora local (22.00 GMT) si no tienen gente en fila para votar.

"Pedimos que sea cumplido esto estrictamente", así como también solicitamos "que se mantengan abiertos todos aquellos centros que tienen ciudadanos todavía ejerciendo su derecho", agregó.

En ese sentido, Blyde indicó que todavía hay centros de votación que tienen gente en fila para sufragar, pues el proceso inició "en forma lenta".

"Comenzamos a tener un proceso normal más de una hora después de la hora de inicio por lo tanto hay varios sitios varios centros que todavía tienen electores", dijo al tiempo que resaltó que en estados como Guárico (centro) hubo personas que no pudieron votar debido a que las máquinas no funcionaron.

"Sin embargo queremos decirle que eso no va a afectar el resultado final", agregó.

La oposición ha instado a los venezolanos a quedarse en los centros de votación y acompañar a los testigos de mesa en el proceso de verificación para "proteger" los votos de las elecciones de gobernadores de este domingo, en una fase que llamó "Operación Venezuela".

Publicada por
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad